Derecho Mercantil archivos - Vilches Abogados Madrid

Qué es el derecho de separación societaria

El derecho de separación societaria o derecho de separación de los socios consiste en la facultad, reconocida en el art. 346 LSC, que tienen los socios de separarse de la sociedad de capital en determinados casos.

Se trata, pues, de un mecanismo que permite la salida de los socios de manera unilateral en situaciones que afecten a sus intereses previo pago del valor de su participación.

Este derecho se encuentra regulado en los artículos 346 a 349 de la Ley de Sociedades de Capital.

Supuestos en los que se puede ejercer el derecho de separación de los socios

Cualquier socio puede separarse de la sociedad en cuestión por causas legales o estatutarias. Para ello tendrá que cumplir ciertos requisitos y plazos.

Separación por causas legales 

¿Cuáles son los supuestos de separación por causas legales?

Según establece el art. 346 LSC se abre la posibilidad de la separación societaria cuando el socio disidente no haya votado a favor de los siguientes acuerdos:

  • Sustitución o modificación sustancial del objeto social.
  • Prórroga de la sociedad.
  • Reactivación de la sociedad.
  • Creación, modificación o extinción anticipada de la obligación de realizar prestaciones accesorias, salvo disposición contraria de los estatutos.

También tendrán derecho a separarse en estos supuestos los socios sin voto.

En el caso de las sociedades de responsabilidad limitada tendrán derecho a separarse de la sociedad los socios que no hubieran votado a favor del acuerdo de modificación del régimen de transmisión de las participaciones sociales.

En los casos de transformación de la sociedad y de traslado de domicilio al extranjero los socios tendrán derecho de separación en los términos establecidos en la Ley 3/2009, de 3 de abril sobre modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles.

Separación por causas estatutarias 

Además de las causas legales que acabamos de ver los Estatutos Sociales pueden incluir otras causas. Esto significa que los socios pueden pactar de forma unánime otras fórmulas de separación.

Para ello se debe incluir en los estatutos:

  • el modo en que deberá acreditarse la existencia de la causa
  • la forma de ejercitar el derecho de separación
  • el plazo para el ejercicio de ese derecho

Es necesario el consentimiento de todos los socios para la incorporación, modificación o supresión de este tipo de causas de separación en los estatutos.

Requisitos para el ejercicio del derecho de separación societaria 

Para poder ejercitar el derecho de separación han de cumplirse los siguientes requisitos:

  • Los acuerdos han de ser publicados en el Boletín Oficial del Registro Mercantil. Si el órgano de administración sustituye la publicación por una comunicación escrita a cada uno de los socios que no hayan votado a favor del acuerdo no habrá de cumplirse dicho requisito.
  • Tienen legitimación para el ejercicio del derecho los socios que no hayan votado a favor del acuerdo y los socios sin voto.
  • El plazo para el ejercicio del derecho de separación es de un mes. El cómputo del plazo se realiza desde la publicación del acuerdo o desde la recepción de la comunicación.
  • Los acuerdos que permiten el ejercicio del derecho de separación deben constar en escritura pública.

El derecho de reembolso del socio separado

Los socios separados tienen derecho a recibir:

  • o bien un reembolso por amortización de sus participaciones sociales, esto es, un valor razonable por sus participaciones sociales;
  • o bien el precio de adquisición por la sociedad de sus participaciones. Esta adquisición por la sociedad de dichas participaciones deberá ser autorizada por la Junta General.   

Si no se llega a un acuerdo sobre el valor razonable de las participaciones sociales o sobre la persona o personas que hayan de valorarlas y el procedimiento a seguir para su valoración, las participaciones serán valoradas por un auditor de cuentas designado por el Registrador Mercantil. 

Responsabilidad del socio separado 

Los socios a quienes se reembolse el valor de las participaciones amortizadas se encuentran sujetos al régimen de responsabilidad establecido en los arts. 331 y 332 de la LSC en el supuesto de reducción de capital por restitución de aportaciones (art. 357 LSC).

En aplicación de dicho régimen de responsabilidad los socios separados responden solidariamente entre sí y con la sociedad del pago de las deudas sociales contraídas con anterioridad a la fecha en que la reducción fuera oponible a terceros.

El límite a esta responsabilidad solidaria del socio separado es el importe de lo percibido en concepto de restitución de la aportación social.

Además, la responsabilidad de los socios prescribe a los cinco años, empezando a contar desde la fecha en que la reducción fuese oponible a terceros.

No estarán sujetos a responsabilidad en caso de que haya establecido una reserva con cargo a beneficios o reservas libres por un importe igual al percibido por los socios en concepto de reembolso.

El derecho de separación en caso de falta de distribución de dividendos 

El art. 348-bis de la LSC establece que una vez que haya transcurrido el quinto ejercicio el socio que haya hecho constar en el acta su protesta por la insuficiencia de los dividendos reconocidos tendrá derecho de separación si la junta no acuerda la distribución como dividendo de, al menos, el veinticinco por ciento de los beneficios obtenidos durante el ejercicio anterior que sean legalmente distribuibles, siempre que se hayan obtenido beneficios durante los tres ejercicios anteriores.

Los ejercicios se cuentan desde la inscripción en el Registro Mercantil de la sociedad.

Este derecho no se podrá ejercer si existe disposición contraria en los estatutos.

Tampoco se podrá ejercer este derecho si el total de los dividendos distribuidos durante los últimos cinco años equivale, al menos, al veinticinco por ciento de los beneficios legalmente distribuibles registrados en dicho periodo.

En este caso el plazo para el ejercicio del derecho de separación es de un mes. El cómputo del plazo se realiza desde la fecha en que se hubiera celebrado la junta general ordinaria de socios.

Además, existen otros supuestos en los que no se podrá ejercer el derecho de separación por falta de distribución de dividendos:

  • Cuando se trate de sociedades cotizadas o sociedades cuyas acciones estén admitidas a negociación en un sistema multilateral de negociación.
  • Cuando la sociedad se encuentre en concurso.
  • Cuando la sociedad haya puesto en conocimiento del juzgado competente para la declaración de su concurso la iniciación de negociaciones para alcanzar un acuerdo de refinanciación o para obtener adhesiones a una propuesta anticipada de convenio. Tampoco cuando se haya comunicado a dicho juzgado la apertura de negociaciones para alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos.
  • Cuando la sociedad haya alcanzado un acuerdo de refinanciación que satisfaga las condiciones de irrescindibilidad fijadas en la legislación concursal.
  • Cuando se trate de Sociedades Anónimas Deportivas.

Si necesitas ayuda personalizada para tu caso, quieres comentarnos tu situación o necesitas asesoramiento te recordamos que puedes solicitar una cita o video cita online en cualquiera de nuestros despachos:

  1. Madrid
  2. Las Rozas
  3. Móstoles
  4. Torrejón de Ardoz
  5. Tres Cantos
  6. San Sebastián de los Reyes

 

Concurso de acreedores: qué es, cómo se solicita y quién puede hacerlo

En este artículo nuestros expertos en Derecho mercantil te explican en qué consiste el concurso de acreedores, un procedimiento destinado a que las empresas puedan hacer frente a una situación transitoria de insolvencia. A través de este proceso se intenta ayudar a las compañías a sacar la cabeza del agua o, en el peor de los casos, a echar el cierre definitivo.

Actualmente el concurso de acreedores se regula en el Real Decreto Legislativo 1/2020, de 5 de mayo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Concursal, que entró en vigor el día 1 de septiembre de 2020.

✅ ¿Qué es el concurso de acreedores?

El concurso de acreedores es un procedimiento judicial que, partiendo de la declaración de insolvencia, tiene por finalidad fundamental la satisfacción de los acreedores.

Pero no sólo. La declaración judicial de concurso persigue tanto la satisfacción de los acreedores como la continuidad de la empresa. Como regla general, la declaración de concurso no interrumpe la actividad profesional o empresarial del deudor.

También se persigue fomentar que el deudor alcance con sus acreedores un convenio con esperas y/o quitas como solución al concurso.

✅ ¿Cuándo se puede solicitar el concurso de acreedores?

La llave que abre la puerta del concurso es la insolvencia.

Dicho de otra manera: tiene que existir una situación de insolvencia para poder solicitar el concurso de acreedores. Entendemos por insolvencia aquel estado en que se encuentra el deudor que no puede cumplir con las obligaciones que le son exigibles.

✅ ¿Quién puede solicitar el concurso de acreedores?

La declaración de insolvencia no puede solicitarse por cualquier persona, ni puede ser declarada de oficio por el Juez. Con carácter general, únicamente podrán solicitarla:

✓ el propio deudor

✓ sus acreedores

El deudor puede solicitar el concurso cuando se encuentre en estado de insolvencia actual o en estado de insolvencia inminente.

La insolvencia actual es cuando el deudor está en una situación en la que ya no puede cumplir regularmente con sus obligaciones, mientras que la insolvencia en inminente se da cuando el deudor prevé que no podrá cumplir con sus obligaciones pero no está en esa situación todavía.

El deudor deberá solicitar la declaración del concurso dentro de los 2 meses siguientes a la fecha en la que conoció o debió conocer su estado de insolvencia.

En cambio, los acreedores no podrán fundar su solicitud en una mera previsión de insolvencia, aunque parezca inminente. Bien al contrario, tendrá que darse algún hecho externo que revele ese estado de insolvencia.

✅ ¿Cuáles son esos hechos presuntos reveladores de insolvencia?:

– Una declaración firme judicial o administrativa previa, de insolvencia del deudor.

– El alzamiento o la liquidación apresurada o ruinosa de los bienes del deudor

– Embargos por ejecuciones en curso que afecten de una manera general al patrimonio del deudor.

– El incumplimiento generalizado de obligaciones de carácter tributario, de Seguridad Social y laborales.

– El sobreseimiento generalizado en el pago corriente de las obligaciones del deudor.

✅ Tipos de concurso de acreedores

Existen dos tipos de concurso de acreedores, los cuales coinciden con los modos de iniciar el procedimiento que hemos visto:

Hablamos de concurso voluntario cuando lo solicita el propio deudor. En cambio, hablamos de concurso necesario para referirnos a aquél que se declara a instancia de los acreedores.

✅ Efectos de la declaración de concurso de acreedores

Ya sea a instancia del propio deudor o de los acreedores, la solicitud de concurso se resolverá por Auto del Juez/a estimando o denegando el concurso de acreedores.

En caso de que declare el concurso de acreedores, el Juez tendrá que decidir también sobre las siguientes cuestiones:

✓ determinar si se trata de un concurso voluntario o necesario

✓ determinar si el concurso se va a tramitar por el procedimiento ordinario o abreviado

✓ efectos sobre las facultades de administración y disposición del deudor respecto de la masa activa.

✓ determinar el nombramiento de la administración concursal, indicando las facultades del administrador o administradores concursales nombrados.

✓ llamamiento de los acreedores para que informen a la administración concursal de la existencia de sus créditos. Tienen un mes para ello.

✓ determinar qué publicidad debe darse a la declaración de concurso.

✅ No tienes que hacerlo solo

Tú conoces tu negocio mejor que nadie; nosotros el procedimiento concursal.

Te acompañamos en todo el proceso para que puedas tomar las mejores decisiones respecto a tu negocio.

Ley 3/2020 oxígeno para las empresas en concurso de acreedores por la covid-19

Si su empresa está pasando por momentos difíciles, hoy escribimos desde nuestro departamento de abogados mercantiles para que sepa que no está solo/a: según datos el INE, en el ​segundo trimestre 2020 el número total de empresas concursadas ascendía a 714.

COVID-19: de problema de salud pública a zancadilla económica al tejido productivo.

Asimismo, según los datos del Axesor, los concursos de acreedores habrían crecido un 154% solamente durante el mes de junio, con 381 insolvencias en sociedades mercantiles por una parte y otras 97 de autónomos y no mercantiles (1)​.

Las necesarias medidas de confinamiento y parálisis adoptadas para luchar contra la pandemia de la covid-19 han provocado un estancamiento económico a nivel global que, según los analistas, en el caso español ha afectado principalmente a los sectores de la construcción, la automoción y los servicios. Con especial incidencia en las compañías aéreas, hoteles, etc.

Ley 3/2020 acude al auxilio de las empresas concursadas (o lo intenta).

En este contexto de crisis económica generalizada y rebrotes de la pandemia ha entrado en vigor el pasado 20 de septiembre la ​Ley 3/2020​ (2), cuyas medidas concursales y societarias reguladas en los artículos 3 a 13, sustituyen las previstas en los artículos 8 a 18 del RD-ley 16/2020​ (3).

El propio Preámbulo de la Ley reconoce que la crisis sanitaria del COVID-19 ha constituido un obstáculo adicional a la viabilidad de las empresas concursadas y que eso puede abocarlas a la liquidación, porque no puedan cumplir con el convenio, o a una mayor dificultad de enajenar una unidad productiva que pudiera resultar viable.

Para tratar de echar un capote a estas empresas que ya se encontraban en una situación delicada pero que luchan por mantenerse a flote, la Ley 3/2020 pone en marcha un nuevo paquete de medidas destinadas a darles un poco más de aire.

Objetivos de las medidas:

Dar continuidad económica, atender las necesidades de liquidez, disminuir la litigiosidad concursal y favorecer la reestructuración de la deuda.

Objetivo nº1: Mantener la continuidad económica.

En primer lugar se toman medidas para mantener la continuidad económica de aquellas empresas, profesionales y autónomos que, con anterioridad a la entrada en vigor del estado de alarma, cumplían regularmente con sus obligaciones.

¿Qué obligaciones? Aquellas derivadas de un convenio, de un acuerdo extrajudicial de pagos o de un acuerdo de refinanciación homologado.

¿Qué medidas se toman?

  • Se ​aplaza el deber de solicitar la apertura de la fase de liquidación cuando, durante la vigencia del convenio, el deudor conozca la imposibilidad de cumplir los pagos comprometidos y las obligaciones contraídas con posterioridad a la aprobación de aquel.
  • Se ​facilita la modificación​ del convenio o del acuerdo extrajudicial de pagos o del acuerdo de refinanciación homologado.
  • A quienes tienen un acuerdo de refinanciación homologado se les permite también la ​presentación de una nueva solicitud​ sin necesidad de que transcurra un año desde la presentación de la anterior.

Objetivo nº2: Potenciar e incentivar la financiación de las empresas para atender sus necesidades transitorias de liquidez

¿Qué medidas se toman?

  • En caso de liquidación se califican como ​créditos contra la masa​ los créditos derivados de compromisos de financiación o de prestación de garantías a cargo de terceros. Incluidas las ​personas especialmente relacionadas​ con el concursado, que figuren en la propuesta de convenio o en la propuesta de modificación del ya aprobado por el juez.
Como regla general, los créditos contra la masa se pagan a su vencimiento y tienen preferencia respecto a los créditos concursales.

También se busca facilitar el crédito y la liquidez de la empresa. ¿Cómo?

  • Se califican como ​créditos ordinarios​ los créditos de las personas especialmente vinculadas con el deudor en los concursos que pudieran declararse dentro de los dos años siguientes a la declaración del estado de alarma.
Los créditos ordinarios son todos aquellos que no tienen la consideración de créditos privilegiados ni subordinados.

En caso de liquidación, primero se pagan los créditos contra la masa y los créditos privilegiados y luego ya se pagan los créditos ordinarios.

Objetivo nº3: evitar el aumento de litigiosidad en la tramitación de concursos de acreedores en los Juzgados de lo Mercantil y de Primera Instancia.

¿Qué medidas se toman?

Se establecen un conjunto de normas para agilizar el proceso concursal como:

  • no necesidad de celebración de vistas
  • confesión de la insolvencia
  • tramitación preferente de determinadas actuaciones tendentes a la protección de los derechos de los trabajadores, mantener la continuidad de la empresa y conservar el valor de bienes y derechos
  • simplificación de determinados actos e incidentes (subastas, impugnación de
    inventario y listas de acreedores o aprobación de planes de liquidación).

Objetivo nº4: Permitir a las empresas ganar tiempo para poder reestructurar su deuda, conseguir liquidez y compensar pérdidas.

Esto puede ser porque recuperen su actividad ordinaria o porque tengan acceso a crédito o ayudas públicas.

¿Cómo se va a conseguir ese objetivo?

Atenuando de manera temporal y excepcional las consecuencias que tendría la aplicación en la situación actual de las normas generales sobre disolución de sociedades de capital y declaración de concurso.

¿Qué medidas se toman?

  • se ​amplía la suspensión del deber de solicitar la declaración de concurso de acreedores hasta el 31 de diciembre de 2020.
  • no se computarán las pérdidas del presente ejercicio​ a los efectos de la causa legal de disolución por pérdidas.

Bonus track: se deroga el artículo 43 del Real Decreto-ley 8/2020

Por último, en la disposición derogatoria, se deja sin validez el artículo 43, es decir, se elimina:

  • la suspensión del deber de solicitar el concurso durante la vigencia del estado de alarma.
  • se preveía que los jueces no admitirían a trámite solicitudes de concurso necesario hasta transcurridos dos meses desde la finalización de dicho estado.

Si está con el agua al cuello, contacte con nosotros. Le ayudaremos.

Y sepa que grandes empresas como General Motors, Marvel, Hugo Boss o Starbuck también se declararon en concurso de acreedores y resurgieron de sus cenizas para comerse el mundo.

 

Referencias:

(1) https://www.eldiario.es/economia/coronavirus-llevo-tres-historias-empresas-han-desaparecido-pandemia_1_6155212.html

(2) ​El nombre completo es Ley 3/2020, de 18 de septiembre, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al covid-19 en el ámbito de la administración de justicia.

(3) Se trata del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.

Abogados para un conflicto societario en Madrid

En el devenir de las empresas acontecen situaciones de conflicto societario que se deben manejar con diligencia. Como abogados de Madrid sabemos que para todas estas situaciones el concurso de un abogado experto en derecho mercantil es fundamental. Desde las salidas y entradas de socios en la empresa. Sucesiones y cambios generacionales cuando se trata de empresas familiares. Cualquier problema que acontezca entre socios puede influir negativamente en la empresa. Desde nuestro despacho fomentamos soluciones legales en la resolución de esos conflictos.

Leer más

Canon de franquicias y Covid19

La situación de Estado de Alarma decretado desde el pasado 14 de marzo nos ha puesto en una situación nunca antes vista. A ello le sumamos el cese de la actividad en sectores no esenciales que se acaba de levantar el pasado lunes. Tras la «vuelta a la actividad» sólo para algunos de los sectores productivos seguimos con actividades que no pueden re-abrir sus negocios. Algunos de esos sectores es donde las franquicias son más numerosas. No en vano es en el sector de la moda, en el de alimentación y en el de hostelería-restauración, donde se concentra el cuarenta por ciento de la facturación de franquicias en España. En estas estamos cuando el canon de franquicias y otros pagos de este tipo de negocios se ven afectados sin ninguna duda por la crisis del Covid19.

Hoy hablamos de franquicias y del contexto actual. Nuestra actividad como Abogados Mercantiles en Madrid nos ha puesto al servicio de franquiciados en más de una ocasión. Defendiendo sus derechos e intereses, algo que en esta situación en la que nos encontramos se torna como muy necesario.

Leer más

Administradores de sociedades de capital

Los administradores de sociedades de capital tienen unos deberes como tal regulados en la Ley de Sociedades de Capital. Esta Ley corresponde a un Real Decreto Legislativo el 1/2010 de 2 de julio. Donde se habla de los deberes de los administradores de sociedades de capital es en el Capítulo II del Título VI. En los tiempos actuales ya nadie discute de la necesidad de contar con un abogado mercantil. Cualquier aventura en el mundo empresarial precisa de nuestro asesoramiento. Los momentos de crisis, conflictos o cambios en la estructura de la empresa o sociedad precisan del concurso de especialistas en derecho societario y mercantil.

Leer más

Responsabilidad personal versus responsabilidad patrimonial

La responsabilidad personal impide que se castigue a una persona por actos que escapan a su control. Era muy común en las sociedades antiguas el castigo a los individuos de una misma familia o grupo, fuesen o no responsables de los actos a perseguir. Por los actos de uno de ellos eran castigados el resto. Hay que entender que en Derecho usamos el término responsabilidad asociado al tener que pagar o indemnizar a un tercero por el daño ocasionado. La introducción del concepto de patrimonio humanizo esa necesidad de indemnizar.

Así las cosas la responsabilidad patrimonial vino a cubrir esa necesaria satisfacción al agraviado. Es en nuestro Código Civil donde se recoge el concepto de responsabilidad patrimonial. En nuestro devenir como Abogados Expertos en Derecho Civil y Abogados Mercantiles en Madrid la responsabilidad patrimonial está presente en nuestro día a día.

Leer más

¿Qué es una sociedad colectiva?

En el marco del Derecho Mercantil existen diferentes tipos de sociedades mercantiles o comerciales. Desde nuestra labor como Abogados Mercantiles en Madrid estamos acostumbrados a sus diferentes peculiaridades. Un grupo de profesionales trabajando en base a unos acuerdos y objetivos es lo que conforman esta forma jurídica. Empresas u otras organizaciones que se constituyen con un capital determinado y con el concurso o no de créditos financieros, y con socios que llevan la aventura empresarial a buen puerto. Entre ellas se encuentra la sociedad colectiva, es ésta una forma poco conocida. Como el resto de opciones de sociedades mercantiles tiene ventajas e inconvenientes. Por lo tanto antes de optar por ella debemos conocerla.

Leer más

Abogados de Cooperativas en Madrid

En el día a día del despacho nos encontramos con diferentes actuaciones en materia de cooperativas. Como Abogados de Madrid nos dedicamos a su asesoramiento y al de sus socios. Es parte de nuestro trabajo como Abogados expertos en Derecho Mercantil. Damos nuestro asesoramiento tanto en la constitución de las cooperativas como en la defensa de los socios de las mismas. La normativa de aplicación a las Cooperativas es bastante compleja. Por ello el asesoramiento legal se hace indispensable para ellas. Ofrecemos nuestra experiencia y profesionalidad como Abogados de Cooperativas en Madrid.

Leer más

¿Qué es un contrato mercantil y que ventajas nos ofrece?

Cuando hablamos de contratos a cambio de prestación de servicios dos posibilidades se nos vienen a la cabeza. O bien un contrato laboral o un contrato mercantil. Qué diferencias existen entre ambos tipos de contratos. Qué ventajas tiene un contrato mercantil para quien contrata. Y para el que es contratado bajo esta formula. Quién puede firmar un contrato mercantil. Desde nuestra experiencia como Abogados expertos en Derecho Mercantil en Madrid, os contamos las diferencia entre uno y otro. También las características de los contratos mercantiles, todo ello en la siguiente entrada.

Leer más

© Vilches Abogados 2020 - Política de Cookies y Términos legales - Vilches Abogados Madrid