Cómo actuar en caso de incumplimiento de contrato de prestación de servicios

En nuestras actividades personales y profesionales uno de los riesgos a los que nos enfrentamos es el del incumplimiento de los contratos de prestación de servicios. Esos incumplimientos de contrato son uno de nuestros caballos de batalla en el Área de Derecho Mercantil de Vilches Abogados.

Vamos a explicar qué podemos hacer en esas situaciones y cómo podemos tratar de anticiparnos para que se resuelvan de la mejor manera posible.

✅ LA IMPORTANCIA DE TENER UN BUEN CONTRATO

Es fundamental tratar de anticiparse a los posibles incumplimientos firmando un contrato que prevea cómo resolver las posibles desavenencias que puedan surgir.

Suele ser interesante incluir en el contrato:

✓ cláusulas sobre el incumplimiento en parte del contrato

✓ cláusulas en las que se refleje que forman parte del incumplimiento el que los bienes y servicios objeto del contrato no se correspondan con la publicidad de los mismos o que las condiciones de entrega, calidades o precio final no sean las publicitadas.

cláusulas penales de incumplimiento contractual.

 

La inclusión de una cláusula penal de incumplimiento contractual nos puede evitar tener que acudir a los Tribunales para pedir daños y perjuicios. Al incluir dicha cláusula en el contrato bastará con que se produzca el incumplimiento contractual para que se aplique.

No nos cansamos de decir que el contrato es la pieza clave para futuras reclamaciones, de ahí su importancia.

✅ LAS OBLIGACIONES SURGIDAS DE LOS CONTRATOS

Los acuerdos comerciales, como por ejemplo una venta de servicios o la adquisición de propiedades, suelen reflejarse en contratos. En ellos se recogen las obligaciones que asumen cada una de las partes.

Lo más habitual es que se pacten obligaciones recíprocas. En ellas cada una de las partes se obliga a una prestación, convirtiéndose en deudora y acreedora de la otra. Sus obligaciones son diferentes pero están ligadas. Son prestaciones interdependientes. Por ejemplo, en el caso de la adquisición de una propiedad: una de las partes se obliga a entregar la cosa y la otra se obliga a abonar el precio.

✅ INCUMPLIMIENTOS CONTRACTUALES

A la hora de evaluar un posible incumplimiento de las obligaciones entre las partes el contrato es la pieza clave, ya que constituye el marco de referencia para valorar el grado de cumplimiento de los acuerdos.

Cuando nos encontramos en una situación de incumplimiento puede suceder:

  • que la otra parte pierda nuestra confianza: Esto es bastante frecuente cuando los incumplimientos han sido reiterados. En este caso se puede solicitar a la otra parte que asuma el coste de que un tercero cumpla su parte del contrato.
  • que la otra parte se niegue a cumplir su parte del contrato.

En ambos casos habrá que estudiar si se puede intentar una solución extrajudicial, o si por el contrario, hay que recurrir a la vía judicial directamente. Asimismo habrá que analizar si es posible exigir daños y perjuicios.

✅ CONTRATO CUMPLIDO DEFECTUOSAMENTE

Una situación que nos consultan a menudo es cuando se cumplen las obligaciones del contrato pero con defectos. Pues bien, en este caso se puede exigir el cumplimiento de la obligación que la otra parte ha cumplido con defectos o parcialmente con base en la exceptio non rite adimpleti contractus.

✅ EL INCUMPLIMIENTO EN UN CONTRATO DE PRESTACIÓN DE SERVICIOS

Los contratos de prestación de servicios son aquellos en los que una de las partes se obliga a prestar determinados servicios a la otra, mientras que la otra parte se obliga a una contraprestación, por lo general dineraria, para el prestador de los servicios.

¿Qué podemos hacer cuando la otra parte no lleva a cabo su obligación? Aquí la parte perjudicada puede elegir entre:
✓ instar el cumplimiento del contrato
✓ optar por la resolución de las obligaciones

Si exigimos el cumplimiento forzoso del servicio o contraprestación en cuestión, habrá que tener en cuenta el interés contractual positivo. Esto quiere decir que habrá que comparar la situación existente con la que se hubiera dado con un cumplimiento íntegro del contrato.

Si preferimos la resolución del contrato habrá que tener en cuenta también el interés contractual negativo.

Tanto en el cumplimiento forzoso como en la resolución del contrato habrá que devengar el pago de intereses; en el caso de la resolución del contrato también el posible resarcimiento de daños.

Si optamos por el cumplimiento del contrato y con el tiempo se demuestra que ello es imposible, podremos optar por la resolución del mismo.

✅ LA RESOLUCIÓN DEL CONTRATO: REQUISITOS Y CONSECUENCIA

Los requisitos para resolver un contrato por incumplimiento de las obligaciones son:

  • que existan obligaciones recíprocas
  • que la parte que insta la resolución haya cumplido su obligación o pueda cumplirla
  • que el incumplimiento sea tan grave que lleve a la frustración del contrato

Este tipo de acciones tiene un plazo de prescripción de quince años.

Por otra parte, la resolución del contrato tiene como consecuencia la vuelta a la situación previa al negocio jurídico. Es como si nunca se hubiera formalizado el contrato entre las partes. Esto tiene como consecuencia que las partes deberán restituir lo que hayan percibido en virtud de las obligaciones del contrato.

¿Qué pasa si la otra parte se opone a la resolución del contrato? Pues si la otra parte se opone a la resolución del contrato y además no se pueda señalar un plazo para el cumplimiento del contrato, tendrán que ser los Tribunales los que decidan sobre la cuestión.

✅ CÓMO EXIGIR EL CUMPLIMIENTO DEL CONTRATO: EXTRAJUDICIALMENTE, MEDIACIÓN, LA RECLAMACIÓN JUDICIAL.

Opción 1: Exigir el cumplimiento del contrato extrajudicialmente

Cuando se produce una situación de incumplimiento contractual siempre recomendamos que primeramente se trate de llegar a un acuerdo extrajudicial que satisfaga nuestras necesidades y lo acordado en el contrato inicial.

Lo ideal es conseguir un nuevo compromiso para cumplir el contrato en un plazo razonable de tiempo.

Es muy importante asegurarnos de dejar constancia por escrito de esta petición, por si fuera necesario en momentos posteriores. Para ello es muy aconsejable el uso del burofax.

Opción 2: Exigir el cumplimiento del contrato a través de la mediación

Si no conseguimos llegar a un acuerdo extrajudicial podemos recurrir a la mediación como paso previo a una posible demanda. A través de la mediación de un tercero se trata de conseguir un pacto vinculante de la parte incumplidora.

Algo parecido se puede intentar conseguir a través de los actos de conciliación. Aquí lo que se hace es presentar un escrito en los juzgados para que la otra parte reconozca judicialmente los incumplimientos del contrato. Normalmente esta vía no suele dar mucho resultado pero siempre es una opción a tener en cuenta.

Opción 3: Reclamar judicialmente el incumplimiento del contrato

Si el requerimiento extrajudicial y la mediación no dan resultado, sólo nos queda recurrir a la vía judicial. Existen tres procedimientos para reclamar los incumplimientos de contrato dependiendo del objeto del contrato y la cantidad que se reclame:

  • El proceso monitorio es un procedimiento rápido de reclamación de deudas de carácter dinerario. Podemos recurrir a este procedimiento para reclamar el pago de los servicios prestados
  • Se decidirán mediante juicio verbal las demandas cuya cuantía no exceda de 6000€. Si la cuantía supera los 2000€ será obligatoria la intervención de abogado y procurador
  • Se decidirán mediante procedimiento ordinario las demandas cuya cuantía exceda de 6000€ y aquellas cuyo interés económico resulte imposible de calcular.

✅ DAÑOS Y PERJUICIOS POR INCUMPLIMIENTO CONTRACTUAL

Podremos exigir daños y perjuicios por incumplimiento contractual cuando suframos un daño a causa del incumplimiento del contrato.

Para ello se exige:
✓ que exista un daño provocado por el incumplimiento contractual
✓ que exista una relación de causalidad entre dicho incumplimiento y el daño producido.

Puede ser que el propio incumplimiento provoque un perjuicio a la otra parte. Bien por daños económicos o perjuicios en sus intereses materiales o morales. En estos casos puede ser posible que exista sin más el deber de indemnizar.

Para calcular la cuantía de los daños se tiene en cuenta tanto la pérdida sufrida como lo que se ha dejado de ganar. Es lo que se conoce como daño emergente y lucro cesante.

✅ INCUMPLIMIENTO CONTRACTUAL DE LA CONSTRUCCIÓN

En el ámbito de la construcción los incumplimientos de contrato más frecuentes con los que nos encontramos son de dos tipos:

  • retrasos en la entrega de una vivienda de obra nueva
  • la existencia de vicios y defectos en la construcción que impiden que se pueda utilizar la vivienda.

En el caso de los retrasos en la entrega de una vivienda de obra nueva habrá que tener en cuenta dos cuestiones fundamentales: en primer lugar habrá que ver si en el contrato el plazo de entrega tiene carácter esencial, lo que permitiría la resolución del mismo por parte del comprador. También habrá que estudiar si ese retraso frustra las expectativas del comprador, lo cual también permitiría la resolución del contrato.

En cuanto a la entrega de una vivienda nueva con defectos y vicios nos encontramos también ante un incumplimiento contractual. Y ello porque una de las obligaciones que devienen de este tipo de contratos es la de la entrega de la edificación en buenas condiciones. Esto es, sin vicios ni deficiencias.

En este caso tenemos varias posibilidades a la hora de reclamar ya que podemos decantarnos por: el incumplimiento contractual del art. 1124, el cumplimiento defectuoso del art. 1101 o bien la ruina funcional recogida en el art. 1591. Según las circunstancias concretas de cada caso será más aconsejable optar por una acción o por otra.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Vilches Abogados 2020 - Política de Cookies y Términos legales - Vilches Abogados Madrid