• _2018-10-26

Cuaderno particional: herencias


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

En sucesivas entradas del Blog vamos desgranando todo lo que necesitas saber sobre herencias y testamentos. Pero lo cierto es que llegado el momento precisaras de los servicios de un abogado experto en herencias. En ese momento podrás si así lo quieres contar con la ayuda de nuestro Bufete de Abogados. Hoy vamos a ver qué es un cuaderno particional. Lo qué se debe incluir en el mismo, para qué se necesita y hablaremos del contador partidor. Una figura que necesariamente precisa de conocimientos de derecho hereditario, para que su trabajo sea eficiente y no cause problemas a los herederos.

Qué es el cuaderno particional

Se trata del documento donde se recoge la partición de una herencia. En el cuaderno particional se indica la parte de herencia que corresponde a cada heredero. Este cuaderno particional recogerá el reparto según lo que se indica en el testamento, o en su defecto con arreglo a las normas de la sucesión intestada. En dicho documento recogeremos los datos de todos aquellos llamados a la herencia. La relación de los bienes, derechos y deudas que sean parte del caudal hereditario. Y finalmente las adjudicaciones tanto a herederos como a legatarios.

Modelo de cuaderno particional

Este documento de partición de la herencia deberá reflejar las fases del proceso hereditario. Es evidente que lo más importante antes de repartir una herencia es conocer los bienes que la integran. Es la única forma de poder repartir de forma justa y equilibrada. Así las cosas en el cuaderno particional deben estar incluidas las cuatro fases que componen el proceso hereditario. En primer lugar aparecerá lo anteriormente señalado, el inventario. En él incluiremos detalladamente los pasivos y activos que conforman el caudal hereditario.

Una vez que ya tenemos identificados e inventariados todos los bienes, se debe realizar la valoración de todos ellos. Conocida también como avalúo o tasación. Se debe realizar una valoración real del inventario. Puede ser realizada en el testamento por el propio testador. O bien llegar a un acuerdo entre herederos. En caso de que la partición sea por la vía judicial esta valoración recae en la figura de un perito. Posteriormente a la valoración se pasaría a la fase de liquidación de la herencia. Se procede al cálculo para repartir la herencia, aquí se unen las cargas y deudas que puedan pesar sobre la misma.

La cuarta fase del proceso hereditario es la adjudicación de la herencia. Es la acción de entregar su parte a cada heredero. Los títulos de propiedad de aquellos bienes que le son otorgados a cada uno de ellos. Para ellos se forman lotes que tengan el valor de lo que ha de adjudicarse a cada heredero. Obviamente en la mayor parte de los casos es posible que no todos los bienes de los lotes sean de la misma naturaleza. Otras veces existen bienes que son indivisibles por su propia naturaleza. En esos casos se puede o bien asignar a un heredero que deberá abonar el valor al resto de herederos, o bien sacar a pública subasta el bien. En este último caso se repartiría lo recaudado en las partes que correspondan a cada heredero.

Cuaderno particional público o privado

Este documento puede adoptar tanto la forma de documento público como privado. En el segundo caso será cuando en la herencia no existan bienes inmuebles. Aunque puede pasar que aún existiendo estos no se desee inscribir los mismos en el registro de la propiedad. En ese caso puede adoptar la forma de documento privado. Esta posibilidad es la que ocurre cuando los herederos no pretenden la venta de los inmuebles. O cuando solo hay un heredero y no se precisa de asistir a la Notaria.

¿Cuándo se recurre a un cuaderno particional público? Se recurre a este modelo cuando se precisa elevar el reparto de la herencia a documento público. Esto es cuando existiendo bienes inmuebles se precisa de su registro para poder proceder a la venta de los mismos. El cuaderno particional tiene una gran relevancia a la hora de pagar impuestos. Al recogerse la cantidad de herencia que revierte en cada heredero es el documento con el que se liquidarán los impuestos. Cada heredero liquidará impuestos en relación a lo realmente recibido en la herencia. Y eso es lo que vendrá registrado en este documento.

El contador partidor

La figura del contador partidor puede confundirse por parte de personas no muy versadas en herencias con la del albacea. La diferencia más importante entre ambas es que el segundo es el encargado de que se cumpla la voluntad del testador. En cambio la del contador partidor es simple y llanamente la de dividir el caudal hereditario, con arreglo al testamento. La confusión viene porque en ocasiones sobre el propio albacea recae la función de partir la herencia, pues son funciones que se pueden hacer al tiempo.

EL contador partidor será quien redacte el cuaderno particional. Volvemos a recalcar que es necesario tener conocimiento en materia de herencias y sucesiones para su redacción. Un abogado especializado en herencias y sucesiones será la mejor apuesta para esta labor sin ninguna duda.

 

Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR