• _2017-09-25

Obligación de cumplimiento de los contratos


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Hoy hablamos de la obligación de cumplimiento de los contratos firmados. “Pacta Sunt Servanda”, es habitual leer en sentencias, libros de derecho y otros tratados aforismos latinos como éste. Cuando veamos o oigamos este en concreto debemos saber que se hace referencia a que “lo pactado obliga”. Obliga a su cumplimiento, es una regla jurídica que indica que las partes deben atenerse a los términos de aquello acordado. La letra que se contiene en la redacción de los contratos. En nuestra labor como abogados expertos en Derecho Civil, es habitual tratar temas contractuales.

Obligación de cumplimiento de los contratos

Nuestra legislación recoge este espíritu de la obligación de cumplimiento de los contratos. Tanto es así que en el Artículo 1091 del Código Civil, se da a las obligaciones del contrato fuerza de ley, “las obligaciones que nacen de los contratos tienen fuerza de ley entre las partes contratantes, y deben cumplirse al tenor de los mismos”.

A los contratos en nuestro Código Civil se les da “existencia” desde el momento en que varias personas consienten en tener obligaciones unos con otros. Ya sea para dar alguna cosa, o bien para la prestación de servicios. Esto se encuentra recogido en el Código Civil en el Artículo 1254.

Por qué son obligatorios los contratos

Ante todo cualquier persona debe entender fácilmente que un contrato es obligatorio, es algo de cajón. Porque es indudable que llegar a un contrato es porque existe la voluntad de las partes de cumplirlo. Es por ello que nuestro marco jurídico debe procurar la defensa y protección de esos acuerdos contractuales.

Los contratos tienen de por si una fuerza vinculante. Es por ello que aquel que se vea perjudicado por el incumplimiento de la otra parte, tiene derecho a la protección de sus intereses. Para asegurar esa protección el Estado pone a su disposición todo su aparato coactivo. El perjudicado puede reclamar ante los Tribunales de Justicia. Exigiendo el cumplimiento de las obligaciones del contrato o la extinción del mismo llegado el caso. De cualquiera de esas dos formas, al tiempo podrá reclamar daños y perjuicios a la otra parte por su incumplimiento.


Fundamentos, de la obligación de cumplimiento de los contratos

La obligación de cumplimiento de los contratos es un asunto sobre el que existe numerosa literatura jurídica. Sobre la misma se han formulado muchas teorías, nosotros vamos a apuntar algunos esbozos de algunas de ellas. En absoluto pretendemos hacer ningún tratado de derecho sobre este particular. Más bien al contrario, pretendemos dar unas explicaciones muy accesibles de en que se fundamenta esta obligación.

En cualquier Estado de Derecho que se precie, se respeta la libertad y voluntad de los individuos. Esto se sustenta en el reconocimiento de la igualdad de todos ellos, en nuestro Estado todos los individuos son iguales y gozan de la misma libertad. El ejercicio de esa libertad, y de su propia voluntad trae consigo la celebración de contratos entre ellos. Así que la capacidad de obligarse los unos con los otros es voluntaria. Llegar a ese contrato es una muestra de su voluntad de cumplirlo, y la otra parte está en igualdad de condiciones. Por lo que le debemos nuestra obligación de cumplir con el mismo.

Los individuos nos debemos unos a otros no traicionar confianzas. Al llegar a un acuerdo la otra parte confía en nuestra palabra dada. Tenemos pues un deber moral y ético de cumplir con la palabra dada. El Estado entiende que deben ser los propios individuos los que reglamenten esas relaciones contractuales. Son ellos los mejor capacitados para velar por su intereses, de cualquier naturaleza. Es esta sin ninguna duda la opción más conveniente para todos. Las personas tienen pleno dominio de su auto-gobierno y la celebración de los contratos es la máxima expresión del mismo.

El reconocimiento de la individualidad, se expresa en la celebración de contratos. Estos lo son por la voluntad de las partes contratantes, y no por una decisión autoritaria emanada por ejemplo de los poderes del Estado. Al tiempo el Estado debe velar porque todos los individuos tengan seguridad en la celebración de esos contratos. Esos principios necesarios de certidumbre y seguridad, son pilares fundamentales de las relaciones económicas y empresariales.

Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR