• _2018-01-18

Qué son las medidas paternofiliales, consideraciones


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (3 votes, average: 4,67 out of 5)
Loading...

En alguna ocasión en este Blog se ha hablado de las medidas paternofiliales. Sigue siendo un tema que suscita no pocas dudas y lo que es peor algunas falsas creencias. Hoy vamos a recordar qué es eso de las medidas paternofiliales y haremos algunas consideraciones sobre las distintas cuestiones que se entrelazan en esta cuestión. Para todos aquellos que precisen de más información o quieran preguntar sobre su caso concreto, ponemos a su disposición a nuestros abogados matrimonialistas. Disponemos de un área de trabajo en cuestiones de derecho familiar que está a vuestra entera disposición.

Qué son las medidas paternofiliales

Cuando se producen rupturas de las relaciones de pareja, y de estas existen hijos en común, estamos obligados a ir a un procedimiento judicial. Este procedimiento judicial se denomina de medidas paternofiliales. El fin último de este procedimiento es la regulación de los efectos que la separación va a producir en los menores. Da igual que la relación que se rompe sea de naturaleza matrimonial, o sean parejas de hecho, formales o no. Los hijos tienen unos derechos que son protegidos por nuestro marco jurídico. Y al tiempo los padres tienen los mismos derechos y obligaciones con respecto a sus hijos.

La forma de realizar este trámite puede ser bien de mutuo acuerdo o por la vía contenciosa. Desde nuestra experiencia es siempre mejor una negociación y llegar a un acuerdo, que esperar que sea un Juez el que decida sobre nuestros hijos. Siempre que el sentido común pueda aflorar se debe intentar acordar entre las partes el convenio regulador. Ese acuerdo será el que se proponga al Juez para su visto bueno. Las medidas afectadas por ese convenio son desde la guarda y custodia, hasta el uso de la vivienda familiar. Pasando por el régimen de visitas, la comunicación con los hijos o la pensión alimenticia.

Consideraciones sobre las medidas

Alrededor del proceso de medidas se han creado una serie de ideas preconcebidas. Fruto de la experiencia de terceros, o lo que es peor de lo “que nos han contado” que pasó con otra persona. Esas ideas preconcebidas lo único que nos crean son falsas expectativas en ocasiones, o malestar y enojo por algo que aún no ha ocurrido. No ha ocurrido y nadie puede asegurarnos que ocurra como nos han contado. Si el convenio regulador nace del mutuo acuerdo, lo que nos hayan contado sobre otras experiencias no tendrá nada que ver con nosotros. Y si por desgracia tenemos que llegar a ese convenio por vía contenciosa, lo cierto es que cada caso es un mundo. Las circunstancias no son nunca las mismas, y el Juez decide a la vista de muchas variables.

Los derechos de los menores

La primera consideración que debemos hacer está dirigida a los protagonistas de esta cuestión los menores. Hemos de tener claro que los menores todos, tienen los mismos derechos. Y en esos derechos no influye la forma de convivencia que decidieron sus padres en su día. Esto es, da igual los hijos nacidos en un matrimonio religioso o de una unión de hecho, o en el seno de una pareja que no ha “regulado” su situación. Esas circunstancias no tienen nada que ver con sus derechos y por tanto siempre se reconocerán y se harán valer sus derechos. Ni somos menos padres, ni más padres por el hecho de haber o no pasado por el altar.

La guarda y custodia

Otra consideración importante es esa falsa creencia que asumía la guarda y custodia por la madre, simplemente por ser eso la madre. En ningún caso es cierto, la guarda y custodia siempre se ha entregado con el criterio de quién fuese el principal cuidador en el momento de la separación. Lo cierto es que nuestra sociedad, aún hoy en día, carga esa responsabilidad del cuidado más en la mujer que en el hombre. Los cambios sociales son lentos, o al menos no tan rápidos como sería deseable y esa realidad sigue siendo mayoritaria hoy día. No obstante tanto la legislación, como la jurisprudencia sigue la senda de elegir la custodia compartida como la mejor opción hoy por hoy. Lo deseable es que llegue el momento en el que la sociedad haya cambiado tanto que lo normal sea la custodia compartida.

Pensión de alimentos y pensión compensatoria

La cantidad que se acuerda como pensión de alimentos está calculada en relación a los gastos del menor. Esos gastos deben ser asumidos en buen lógica por ambos progenitores. Cada cual en proporción a sus ingresos. La creencia de que tenga que ser al cincuenta por ciento es totalmente falsa. Por eso la experiencia de otros no puede ser nuestro referente, al no ser que todas las circunstancias sean idénticas. Y eso es más que complicado. Otra falsa creencia es la de que la guarda y custodia compartida no es compatible con la existencia de pensión de alimentos, nada más lejos de la realidad. Es la situación familiar concreta la que marca su existencia o no. Así como su cálculo depende de la suma de todos los gastos del menor, así como la parte proporcional en los gastos de la vivienda en que resida.

La existencia de pensión compensatoria será dada si existe un miembro de la pareja que carezca de recursos a la separación y como consecuencia de ésta. No se trata pues de una forma de que las economías de ambos progenitores se igualen. No, es un mecanismo de ayuda al que puede quedar en desamparo por la ruptura. Por eso esta medida suele tener un carácter temporal.

El sentido común, el menos común de los sentidos

Cuando la situación de la pareja invita a pensar en la disolución de su unión hay que actuar con sentido común. El sentido común debe hacernos ver que lo mejor es acudir en busca del asesoramiento de un especialista. Ese mismo sentido común es el que debe llevarnos a asumir que no existe culpable en una ruptura. Otra falsa creencia es que el proceso de divorcio ha de “castigar” al miembro de la pareja que ha dado el paso para interrumpir la relación. En ese sentido debemos tener claro que todas las partes han de buscar lo mejor para los menores. Que se respeten y protejan sus derechos.

Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (3 votes, average: 4,67 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR