• _2014-01-31

La figura del indulto


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

En la página web del Ministerio de Justicia nos definen el indulto así: “es una medida de gracia, de carácter excepcional, consistente en la remisión total o parcial de las penas de los condenados por sentencia firme, que otorga el Rey, a propuesta del Ministro de Justicia, previa deliberación del Consejo de Ministros.” A grandes rasgos se trata del perdón de la pena impuesta, y ese perdón debe ser fundamentado con razonamientos de equidad, oportunidad o conveniencia púbica, y es aquí donde se topa con la “política”. Al ser elevadas las propuestas de indulto desde el Gobierno, éstas suelen tener connotaciones notoriamente políticas. Cuál es el procedimiento para conseguir el indulto, los pasos a seguir, intentaremos contestarlo aquí.

balanza-justicia

Peticiones de indulto, proceso

Para empezar desde el principio hemos de saber que el indulto lo puede pedir cualquier reo con total independencia de los delitos que haya cometido, con lo que en principio se sigue manteniendo el criterio de igualdad de todos los ciudadanos ante la ley. La concesión del indulto tiene efectos sobre la responsabilidad penal, esto es se elimina la pena impuesta, pero no con los antecedentes penales, esos se mantendrán incluso después de ser indultado. Para poder ser indultado hay que cumplir unos “requisitos”:

  • tener sentencia firme, nunca antes de ser condenado,
  • estar a disposición del Tribunal para cumplir la condena, no estar huido o desaparecido,
  • no ser reincidentes, da igual si en el delito objeto del indulto o en otro cualquiera.

En el último requisito, se añade una excepción si el Tribunal que sentencia al reo considera que hay razones de justicia, equidad o conveniencia pública para que sea merecedor de esta medida de gracia. Hay dos modalidades de indulto el total o el parcial, el indulto tiene efecto en la totalidad de la pena o solo en parte. El indulto parcial puede obtenerse también con la conmutación de las penas impuestas por otras menos graves. Si la pena de la que se trata conllevará “multas” solo se eximirá al indultado del pago de las cantidades aún no satisfechas, en principio no se pueden reclamar las ya pagadas. Ojo, en principio queda a criterio del que formula la petición del mismo ante el Rey el hacer referencia a la devolución de las mismas al reo.

La solicitud del indulto puede hacerla el mismo reo, su familia, o cualquier otra persona en su nombre sin necesidad de acreditar que habla en representación del mismo. Puede ser promovida desde el propio Tribunal que dictó sentencia, desde el Tribunal Supremo, desde el Ministerio Fiscal, el Juez de Vigilancia Penitenciaria y el propio Gobierno. Se realizará por medio de un escrito dirigido al Ministro de Justicia, adjuntando la sentencia, y con toda la información del caso:

  • tribunal sentenciador y su correspondiente número,
  • número de procedimiento,
  • juzgado de instrucción y número del mismo.

y la información del penado:

  • documentación que acredite su reinserción social,
  • reinserción laboral y familiar,
  • procesos de desintoxicación si los hubiere y tuviesen relación con los hechos,
  • informes médicos si fuera necesario.

Si hay varias sentencias de varios juzgados, se deben hacer solicitudes por cada una de ellas. Las solicitudes deben ser atendidas en un plazo de un año desde que se presenten, si no hay resolución expresa en ese plazo se entienden como desestimadas. Para la concesión del indulto se pedirá al Tribunal sentenciador un informe en el que se posicionen sobre el indulto, al tiempo el Tribunal pedirá informes sobre la conducta del penado. En cualquier caso la concesión del indulto debe procurar que no se cause perjuicio a un tercero, menoscabando sus derechos y escuchar a la parte ofendida si el delito es de los perseguidos a instancia de parte. La denegación del indulto se comunica al Tribunal sentenciador para su traslado a las partes interesadas y la concesión se anuncia por Real Decreto en el BOE.

La polémica del indulto

Objetivamente la herramienta del indulto en si misma es buena, puede servir para evitar efectos no deseados por las sentencias, por ejemplo una sentencia demorada en el tiempo y que conlleva una pena que busca la reinserción social del reo, objetivo último de todas las penas, en el tiempo de dilación de la pena el reo se ha reinsertado en la sociedad, ha establecido un núcleo familiar y tiene un trabajo, existe la certeza de que no recaerá en el delito. El cumplimiento de la pena sería contraproducente para la reinserción del individuo, en este caso la no existencia del indulto produciría un efecto no deseado por la justicia.

La polémica estriba cuando el indulto no es entendido socialmente, ha habido indultos sonados como el del General Alfonso Armada uno de los responsables del 23F e indultado por el Gobierno de Felipe González en 1988, el indulto a José Barrionuevo y Rafael Vera, condenados por el GAL e indultados por el Gobierno de José María Aznar en 1998. Más cercanos en el tiempo el indulto a Alfredo Sáenz Abad del Banco de Santander, indultado por el Gobierno de Zapatero en sus últimas horas de mandato, o el del conductor temerario que acabó con la vida de otro conductor por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, el Tribunal Supremo ha anulado dicho indulto.

La Ley que regula el indulto es una Ley de 18 de junio de 1870 modificada por la Ley 1/1988 de 14 de enero, quizás va siendo hora de redactar una nueva ley que delimite más efectivamente las posibilidades de concesión de indulto, consiguiendo que sea en realidad una medida de gracia excepcional y no casi una norma, evitando el uso “político” de esta útil herramienta siempre que esté bien usada. La última y desconcertante petición de indulto es la que desde la “presidencia de los clubes de fútbol” se pide para José María del Nido, un esperpento por venir de donde viene. El rechazo social a la arbitrariedad de los indultos ha traído distintas apuestas para informar a la ciudadanía de los indultos concedidos, así en internet podemos encontrar algunas como el blog “El indulto del día” con todos los indultos publicados por el BOE,  y la página “El indultómetro”  de la Fundación Civio, en el que se desgranan datos estadísticos sobre los más de 10.000 indultos concedidos desde 1996. En estos enlaces podréis encontrar más información, si lo que queréis o necesitáis es consejo o ayuda profesional ya sabéis que estamos a vuestra entera disposición.

Un saludo.

Blog Attachment
  • balanza-justicia
Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR