• _2015-09-17

Reclamando cláusula suelo de nuestra hipoteca


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (5 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Hoy vamos a intentar resumir lo mejor posible todos los pasos para reclamar la eliminación de la cláusula suelo de nuestra hipoteca, desde aquella sentencia tribunal supremo cláusula suelo de Mayo del 2013 ha habido otras sentencias relacionadas con la cláusula suelo y la retroactividad que han marcado las bases para que la reclamación de anular la cláusula suelo de nuestra hipoteca sea más sencilla. Te vamos a contar todo el proceso, pero si tienes cualquier duda y necesitas asesoramiento ponte en contacto con nosotros, somos conscientes de que si aún no lo has reclamado es porque sigues teniendo dudas y o no tienes o no comprendes toda la información que te llega, no te preocupes ponte en contacto con el Bufete te vamos a aclarar todas las dudas, para que puedas tomar la mejor decisión posible.

Cláusula suelo - eliminarla de nuestra hipoteca

A partir de la sentencia anteriormente citada del Tribunal Supremo y sus posteriores ratificaciones, existen ya una serie de criterios jurisprudenciales que nos sirven para afrontar la reclamación por nuestra cláusula suelo a nuestra entidad bancaria, esos criterios dejan a la mayoría de las cláusulas suelo en condiciones de ser anuladas por parte de los Juzgados, ya que no reúnen los requisitos necesarios y adolecen de la transparencia que indica el Tribunal Supremo en sus razonamientos.

Requisitos marcados por la sentencia cláusula suelo

Tanto la sentencia del Tribunal Supremo como su posterior Auto Aclaratorio, marcan como motivo suficiente para la anulación de la cláusula suelo la falta de transparencia de ésta en tu hipoteca, la valoración de esa falta de transparencia se realiza en dos momentos distintos, en el momento en que el representante de la entidad bancaria ha de informarte del contrato que vas a firmar con ellos, y en la posterior redacción del citado contrato, es decir que la redacción de esa cláusula suelo ni debe llevar a errores y debe al tiempo permitir que sea entendida. Si partimos de la premisa de que sí existiese la oferta vinculante, que la cláusula techo y la suelo sean y estén equilibradas, y que el Notario procediese a la lectura de la escritura en el momento de la firma de la hipoteca, aún con todos estos condicionantes se puede considerar que la cláusula suelo es abusiva y por tanto anulable si:

  • si existe carencia de información acerca de que es ésta un elemento clave en el objeto fundamental del contrato,
  • si su inserción en el contrato es de forma conjunta con la techo y da la apariencia de ser contraprestación de ésta,
  • la no inclusión de simulaciones de posibles escenarios del comportamiento previsible del tipo de interés,
  • que no exista la información suficiente de la comparativa con otras modalidades de préstamo del propio banco o de que no se ofertan al cliente por su perfil concreto,
  • que existan tantos datos alrededor de la cláusula suelo que finalmente quede enmascarada y pase desapercibida para el cliente, es el caso del modelo usado por el BBVA.

Nulidad cláusula suelo: ¿se deben cumplir todos los criterios?

En absoluto, no es necesario que todos los criterios o condiciones anteriores se cumplan en nuestra hipoteca para poder ser anulada, con solo uno de ellos ya es más que suficiente para darla por nula, los criterios aplicados se basan en las condiciones de las cláusulas suelo de las tres entidades que originaron la sentencia original, más abren la puerta a que otras se vayan sumando, siempre que se demuestre su poca transparencia u opacidad, o que vengan acompañadas de otras cláusulas que deformen la realidad de ésta o que se falseen tras la falsa apariencia de ser un interés variable, en definitiva siempre que el cliente no pueda entender qué es y cómo funciona dicha cláusula.

¿Quién debe demostrar estar en lo cierto?

Mucha gente que es consciente hoy de tener en su hipoteca una cláusula suelo que fue “ocultada” en su momento por su entidad financiera, desiste de una lucha judicial aduciendo que demostrar en juicio la falta de información por parte de su entidad puede llegar a ser un calvario, nada más lejos de la realidad, las entidades financieras desde la sentencia del Tribunal Supremo, son las que tienen que demostrar su diligencia al dar la información a los clientes, y que dicha información fuese lo suficientemente clara y precisa como para no generar dudas razonables, y da igual que se hubiese entregado la oferta vinculante, la oferta vinculante no es suficiente sin las simulaciones o comparativas que se mencionan en los requisitos expuestos anteriormente. Además debería huir de los vicios de falta de transparencia y confusión que resalta la sentencia del Tribunal Supremo.

Reclamación clausula suelo: ¿qué hago en mi caso?

Bien para saber qué hacer en el caso de tu hipoteca hay que consignar las siguientes premisas, lo primero de todo debes localizar la cláusula suelo en tu hipoteca, si no la encuentras en la misma como un elemento principal e independiente de la cláusula techo u otras cláusulas confusas, tienes todo el camino abonado desde el principio. Imaginemos que estaba consignada de forma independiente y con la importancia que se le debe dar, no hay que desesperar, el segundo paso es comprobar la existencia o no de simulaciones de comportamiento del mercado, si no existen esas simulaciones puedes seguir adelante con la reclamación de nulidad de tu cláusula suelo la sentencia del Tribunal Supremo lo avala. Si esas dos premisas no se cumplen en principio en tu hipoteca, aún podrás alegar la falta de información de otras modalidades de aplicación de intereses o que el mensaje de la importancia real de la cláusula suelo se diluye en un amasijo de datos que no ayudan a la comprensión de la misma. Es muy difícil que las hipotecas anteriores a la sentencia e incluso algunas posteriores hasta la ratificación de la misma, hayan sido redactadas de esta forma transparente que exige el Tribunal Supremo, y las buenas prácticas bancarias.

¿Qué pasa con los intereses ya abonados?

La mala noticia de la sentencia del Tribunal Supremo para los clientes afectados por la cláusula suelo es la no devolución de las cantidades pagadas de más, la sentencia solo acepta que se devuelva lo cobrado de más desde la interposición de la demanda, de ahí que sea muy importante no seguir dilatando la interposición de la misma.

No quiero que sigan cobrándome de más, ¿qué hago?

Llegados ya al convencimiento de que no es sostenible una situación en la que se nos está engañando de forma torticera, lo más importante es actuar y es evidente a la vista de los resultados que hemos observado del resto de afectados, que ir a reclamar a las oficinas ha sido una perdida de tiempo. Así las cosas en primer lugar deberíamos presentar en nuestra entidad bancaria una reclamación por escrito, con los argumentos del Tribunal Supremo como base de la misma, en esa reclamación por escrito debemos ofrecer un plazo para la retirada de la cláusula suelo, informando que de no cumplirse en el mismo iniciaremos las actuaciones legales precisas. Si no obtenemos una respuesta afirmativa, sin más dilación hay que llevar nuestro caso al Juzgado, no hay que perder más tiempo. Para la reclamación de la cláusula suelo existen muchos modelos y cartas tipo, nosotros os recomendamos por ejemplo la: cláusula suelo carta tipo de la OCU, llegado el caso y si es necesario acudir al Bufete para emprender las acciones legales oportunas, os asiste la razón.

Blog Attachment
  • clausula-suelo-eliminarla-de-nuestra-hipoteca
Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (5 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR