• _2014-06-26

Suplantación de identidad en Internet


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (No Ratings Yet)
Loading...

En una novela de 1894 de Sir Anthony Hoppe Hawkins se nos cuenta como Rudolf Rassendyll, un joven inglés pelirrojo y con una llamativa nariz puntiaguda, tiene un parentesco lejano con el futuro Rey de Ruritaria; intrigas de palacio azuzadas por el hermano del heredero harán que Rudolf suplante la identidad del futuro monarca, con el fin de rescatarlo y reponerlo en el trono. Las “intenciones” de esta suplantación son nobles, incluso llevarán al joven a renunciar a un amor verdadero, pero eso es ficción novelesca, la realidad de las suplantaciones de identidad son bien distintas…

Right and wrong  on the fingerprint

Right and wrong on the fingerprint

Suplantación de identidad, ¿qué es?

Cuando una tercera persona se hace pasar por nosotros, con la intención de conseguir algo, lleva aparejado por lo general perjuicios al suplantado. El suplantador asume la identidad de la victima bien en privado o en público, con dos objetivos principales o bien conseguir algo que pertenece al suplantado o bien perjudicar la reputación o el buen nombre del mismo.

En Internet, ¿cómo se da?

La suplantación de identidad en Internet se da sobre todo en las Redes Sociales, con la creación de perfiles falsos publicando en nuestro nombre, dañando nuestra imagen o bien con contenidos falsos o imágenes comprometidas sean o no reales.

Es algo por desgracia bastante común entre jóvenes, en estos casos es la burla el fin último de la suplantación y las motivaciones van desde la simple diversión a la venganza personal. El gran poder de difusión de las Redes Sociales y el efecto multiplicador de estas pueden ocasionar un grave perjuicio a la persona suplantada.

Al margen de dañar la reputación de terceras personas, hay otras ocasiones en las que se usan datos de otros para la comisión de un delito. Aquí nos podemos encontrar con perjuicios económicos por la realización de compras o transacciones económicas. El delito de suplantación de la identidad digital no está específicamente recogido por el Código Penal, en este se recoge el delito de usurpación del estado civil en el artículo 401, un delito penado de seis meses a tres años.

Una vez más la prevención se demuestra como el mejor arma que tenemos a nuestro alcance para evitar o minimizar los efectos perniciosos de la suplantación de identidad en la red, la protección de las contraseñas y datos en nuestro devenir por las redes es la mejor defensa.

Un saludo.

Nota literaria: al principio del post nos referíamos a la novela “El prisionero de Zenda”.

Blog Attachment
  • right-and-wrong-on-the-fingerprint-4
Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (No Ratings Yet)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR