Cómo afrontar un Divorcio Express

La conocida como Ley de Divorcio Express, Ley 15/2005, de 8 de julio, venía a reformar tanto el Código Civil como la Ley de Enjuiciamiento Civil en todo lo referente a separación y divorcio, como principal novedad trajo la posibilidad de no necesitar separación previa para obtener el divorcio y que tres meses después de haber contraído matrimonio se podía acceder al divorcio, consecuencias directas de la reforma, un divorcio más ágil y rápido, más económico y por supuesto con toda la eficacia jurídica.

La Ley del Divorcio Express, establece que

  • para producirse el divorcio es necesario únicamente el consentimiento de la pareja
  • Y Que haya transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio, este requisito se recoge en el Artículo 81 del Código Civil.

En la actualidad el Divorcio Express es la solución elegida mayoritariamente por las parejas que deciden poner fin a su relación matrimonial, mayormente por la facilidad y rapidez, en tres meses de media se puede obtener la sentencia de divorcio, y en parte porque cada vez se entiende mejor que la forma correcta de llevar acabo un divorcio ha de ser lo más civilizada posible. En el Bufete os daremos un presupuesto sin compromiso y llevaremos vuestro Divorcio Express, contactar con nosotros. Os recordamos que la PRIMERA CONSULTA ES GRATUITA.

1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (26 votes, average: 4,46 out of 5)
Loading...

 

El divorcio de mutuo acuerdo

En la formula del mutuo acuerdo o Divorcio Express, el juzgado competente para conocer la demanda es el del lugar del domicilio conyugal, o en el supuesto de que los cónyuges residan en partidos judiciales diferentes el juzgado competente será aquel en el que uno de los dos presente la citada demanda de común acuerdo. A la hora de enfrentarnos con un Divorcio Express, tenemos tres probabilidades o casos diferenciados:

  1. Un primer supuesto sería el más sencillo que la pareja no tenga bienes en común, lo que se logra con un régimen económico de separación de bienes, y que al tiempo tampoco tengan hijos, es evidente que simplifica bastante las cosas, y una vez firmado un Convenio Regulador, se presenta la demanda con su documentación en el juzgado, acortando sin duda los plazos.
  2. El segundo supuesto con hijos en común, ya nos obliga a adoptar los acuerdos necesarios para el cuidado y protección de los mismos, lógicamente más si cabe si los hijos son menores, dependientes o incapaces. En este particular las decisiones que se tomen por parte de la pareja no deberán provocar posición dominante de una de las dos partes respecto a la otra, hay que recordar en todo caso que la Fiscalía de Menores ejerce de oficio en la protección de sus intereses.
  3. El tercer supuesto es en el que la pareja dispone de bienes en común, al contraer matrimonio y si no se dice nada en contra se establece como régimen económico del matrimonio el de sociedad de gananciales, se ha de realizar el inventario de todos ellos, tanto el activo como el pasivo, repartir el líquido, adjudicar deudas si las hubiera y todo ello de forma equitativa.

Divorcio Express sin bienes

En este supuesto de divorcio sin bienes en común, y en el que tampoco existen hijos al cargo de la pareja, se procede a pactar de mutuo acuerdo la disolución del matrimonio.

Esta disolución del matrimonio, conlleva el cambio del estado civil de la pareja,  con lo que cesa entre ellos la relación jurídica matrimonial. De este supuesto emana una sentencia de divorcio que produce el mismo, es decir no lo declara como en otros casos, se trata pues de una sentencia constitutiva.

Las Capitulaciones Matrimoniales

Aclaremos que la no existencia de bienes en común debe acreditarse con una escritura de Capitulaciones Matrimoniales, en éste acto jurídico complementario al del matrimonio se regula el régimen económico por voluntad de ambos cónyuges, en él se regula que a cada uno le corresponderá de forma privativa sus bienes y frutos del trabajo mientras dure el matrimonio, es necesaria escritura pública ante Notario para su validez.

¿ Que “papeleos” necesito para un Divorcio Express sin bienes en común?

Los documentos necesarios para un Divorcio Express sin bienes son los siguientes:

  • El certificado matrimonial del Registro Civil correspondiente,
  • El certificado de empadronamiento al menos de un cónyuge,
  • Y la copia de escritura de Capitulaciones Matrimoniales de la que hablamos anteriormente.

El Divorcio Express es el método legal más rápido de finalizar el matrimonio.

Opción 1:

480 euros (más IVA), Honorarios de abogado y procurador.

Honorarios abogados: 400 euros (más IVA), pagaderos la mitad al inicio y la otra mitad a la ratificación del convenio. Honorarios procurador: 80 € euros (más IVA).

Divorcio Express con hijos

Cuando existen hijos en el matrimonio, son menores de edad, o dependen del matrimonio, se deberá estipular la serie de pactos que rijan la atribución de la guarda y custodia de los menores. Además se refrendará el régimen de visitas de aquel que no tenga la custodia de los menores.

En este punto entrará la controvertida guarda y custodia compartida. Es de entender que al ser un divorcio de mutuo acuerdo en el que las partes tienen el objetivo de minimizar e incluso eliminar los problemas, ya será una cuestión ésta de la guarda y custodia, dialogada, estudiada y pactada por ambas partes, en esos diálogos se habrá visto la idoneidad de optar por este sistema, y lo que es más importante su viabilidad y beneficios que aparejen a los menores.

Entre los factores de viabilidad se encuentran cosas tan prácticas como

  • Las distancias entre domicilios de cada uno de los padres
  • La distancia al centro escolar,
  • E incluso la distancia a los lugares de trabajo de ambos.

En los factores beneficiosos o no para los menores, habrá que considerar hasta que punto la relación de los padres es fluida y puede no empeorar con el tiempo y la responsabilidad que supone la guarda y custodia compartida, más conversaciones y diálogos para adoptar decisiones, etc.

Nos podemos encontrar con variables de este mismo supuesto, por ejemplo que la filiación biológica no se corresponda con la jurídica, hijo de madre soltera si no se ha reconocido por parte del padre la paternidad del menor, pueden existir prohibiciones respecto de determinar la filiación jurídica.

Existe también diferencia entre filiación matrimonial y la no matrimonial, por los distintos métodos de determinación, para la determinación de filiación no matrimonial se realiza el reconocimiento de acuerdo a lo marcado por el Código Civil, en la filiación matrimonial la Ley presume que la paternidad corresponde al marido, por la convivencia de la pareja y la relación afectiva que mantienen.

De este modo son hijos de ambos los nacidos después del matrimonio o en los siguientes trescientos días desde la resolución del mismo. En esta modalidad de divorcio se debe establecer la pensión alimenticia a favor del menor o menores, y a cargo del progenitor en el que recae la custodia de los mismos. Esta obligación de alimentos se sustenta en dos ramas: la de aquel que tiene derecho a ser atendido, y la del que está obligado en consonancia a prestar esa atención. Es obligación del alimentante la prestación de estos alimentos, y al tiempo es derecho del alimentista recibirlos. Ya hemos hablado en otras ocasiones, que como alimentos se entiende todo lo que es indispensable para el sustento del menor, su habitación, para vestirse, para tener la asistencia médica necesaria, y su formación y/o educación, estos derechos y obligaciones se mantienen en el tiempo, mientras el alimentista siga siendo menor de edad, e incluso ya sin serlo si no ha terminado su formación, siempre y cuando las causas por las que no la haya finalizado no se le puedan imputar.

PÍDENOS TU CITA GRATUITA
Ó LLAMANOS 91 575 90 82

Nombre y Apellidos (*)

E-mail (*)

Teléfono (*)

Asunto (*)

Mensaje (*)

La obligación de alimentos

Afrontar la obligación de alimentos es preferente, lo que significa que está por encima del pago a cualquier otro acreedor existente, las necesidades del menor son lo primero. Otras cualidades del derecho y obligación de alimentos es que se trata de donación dada en vida, con lo que en ningún caso influye en los porcentajes de la herencia, la obligación no se puede transmitir, el derecho a reclamarla no tiene prescripción, aunque sí se pierde el derecho a reclamar cantidades atrasadas fuera de plazo. La pensión de alimentos en ningún caso tiene nada que ver con la pensión compensatoria, de la que ya hemos hablado y que sirve para compensar los posibles desequilibrios que el divorcio puede causar a una de las dos partes.

Otra de las cuestiones a pactar en este supuesto de Divorcio Express con hijos, es el uso del domicilio familiar, en principio la legislación apoya que ese uso pase al progenitor en el que recae la guarda y custodia de los menores, no obstante cada caso es un mundo y hay ocasiones en que las necesidades u opciones pueden llevar a estudiar otras soluciones. Resumiendo, los acuerdos a tomar son:

  1. La patria potestad, y la guardia y custodia,
  2. El régimen de visitas y al tiempo el de comunicaciones,
  3. La pensión de alimentos correspondiente,
  4. Y el uso del domicilio familiar.

Opción 2:

Vilches abogados pone a su disposición un sistema de protección en materia de derecho de familia que les permitirá disfrutar de la tranquilidad de saberse bien asesorados tras su divorcio, Método Vilches. Si usted contrata Método Vilches los costes de su Divorcio de mutuo acuerdo serán: 290 € (más IVA), Honorarios de abogado y procurador.

Divorcio Express

¿ Que “papeleos” necesito para un Divorcio Express con hijos en común?

Los documentos necesarios para un Divorcio Express con hijos son los siguientes:

  • El certificado matrimonial del Registro Civil correspondiente,
  • El certificado de nacimiento del menor o menores en el Registro Civil correspondiente,
  • El certificado de empadronamiento al menos de un cónyuge correspondiente al domicilio familiar.

Divorcio Express con bienes

Nuestro Código Civil deja a la decisión de las parejas el régimen económico matrimonial, para ello deben dejar constancia de su elección en las Capitulaciones Matrimoniales, pero de no hacerlo de esta forma y ante el imperativo legal de que los matrimonios deben estar regidos por uno u otro, en ausencia de elección de los contrayentes el Código Civil presume que el régimen económico del matrimonio es el de sociedad de gananciales.

Por cierto, el régimen económico del matrimonio puede cambiarse tantas veces como se desee, siempre y cuando no perjudiquen derechos adquiridos por terceros. En el régimen de gananciales existen unos principios que avalan que la actuación sobre los bienes del matrimonio a de ser conjunta, con la participación de ambos cónyuges, de ese modo nuestro Código Civil establece que si una de las partes sin consentimiento de la otra, realiza actos de administración o disposición a título oneroso, esto es contratos económicos con obligaciones y/o ventajas con otra parte, son anulables si la otra parte o sus herederos lo impugna en acción judicial en un plazo de cuatro años. Por otro lado si los actos son de disposición a título gratuito sobre bienes comunes, son nulos desde el mismo momento en que se realizaron.

Bienes privativos y los bienes gananciales

Hay que diferenciar en todo caso en este régimen de gananciales, entre los bienes privativos y los bienes gananciales, los primeros son los que cada persona tiene antes de celebrarse el matrimonio, o los obtenidos como resultado por ejemplo de una herencia, otros que se adquieran durante el matrimonio pero con los bienes privativos, y todos los regulados en el Artículo 1346 de nuestro Código Civil.

Los bienes gananciales son los conseguidos durante el matrimonio por trabajo o negocio de cualquiera de ellos, las rentas o intereses que produzcan bienes privativos y gananciales, y todos los regulados por el Artículo 1347 de nuestro Código Civil.

Puede darse el caso que alguno de los bienes privativos obtenidos antes del matrimonio, terminen de pagarse con posterioridad al mismo. Seguirían siendo privativos, pero la sociedad de gananciales estaría en su derecho de cobrar al cónyuge adquiriente la cantidad que hubiese satisfecho con cargo al caudal ganancial, aquí con la salvedad de si nos estamos refiriendo tanto al domicilio familiar como a su ajuar doméstico, que se debe considerar en parte ganancial y en parte privativo, atendiendo a la proporción del abono de su precio. Una vez que hemos llegado a un acuerdo en cuanto al procedimiento de liquidación de la sociedad de gananciales, tenemos dos opciones para extinguir el régimen económico matrimonial, o bien en el Juzgado, mediante la elaboración del inventario y plasmando en el convenio regulador los pactos a los que se llega, o bien ante Notario, con una nueva preparación de Capitulaciones Matrimoniales.

¿ Que “papeleos” necesito para un Divorcio Express con bienes en común?

Los documentos necesarios para un Divorcio Express con hijos son los siguientes:

  • El certificado matrimonial del Registro Civil correspondiente,
  • El certificado de empadronamiento al menos de un cónyuge,
  • Y toda aquella documentación que acredita la existencia de deudas y bienes, por ejemplo escrituras de propiedad, certificados bancarios, el último pago de la hipoteca…

Sin ninguna duda las ventajas de acogerse al Divorcio Express son de gran peso a la hora de tomar una decisión, el mutuo acuerdo conlleva no solo facilitar los trámites, también la disminución de tensiones y el correspondiente deterioro de las relaciones humanas, entre dos personas que no olvidemos en algún momento eran el uno para el otro.

Esperamos que os hayamos aclarado los conceptos y que tengáis más claro los distintos supuestos que podemos tener, para casos en particular y el resto de dudas ya sabéis donde localizarnos, recordad que os podemos ayudar: La primera consulta es GRATUITA.  

Divorcio Express Notarial

Con la llegada de la Ley 15/2015, de la Jurisdicción Voluntaria, se abrió la posibilidad de elegir en algunos casos de Divorcio Express hacer el trámite por la vía judicial o ante Notario. Esta Ley aprobada el dos de Julio de 2015, permite a parejas sin hijos o con hijos mayores de edad, la posibilidad de formalizar los Convenios Reguladores, en una escritura Notarial. El proceso es sencillo, su Letrado le prepara el Convenio Regulador. Y usted lo presenta ante el Notario, quien formaliza una escritura notarial de Divorcio de Mutuo acuerdo. Eliminamos el proceso judicial y los honorarios de procurador, pero le sumamos el gasto del Notario.

Opción 3:

650 euros (más IVA), Honorarios de abogado y Notario.

Honorarios abogados: 400 euros (más IVA), pagaderos la mitad al inicio y la otra mitad a la presentación ante Notario. Honorarios de Notario: 250 € euros (más IVA).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR