• _2018-10-03

Impugnación de testamento, causas y procedimiento


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Hoy hablamos de la posibilidad de la impugnación de testamento. Lo primero de todo dejar claro que impugnar un testamento es posible, otro asunto es si la impugnación está o no condenada al fracaso. No se puede engañar no es una tarea simple la impugnación de testamento. Todo lo contrario y precisa de dos herramientas para llevarla a cabo. Tiempo y dinero, siempre que en la impugnación concurran las razones que la ley nos expone. Hay que tener en cuenta que las razones esgrimidas deben ser muy poderosas pues la ley protege la última voluntad del testador. En nuestra labor como Abogados expertos en herencias y testamentos, vemos situaciones muy diversas. Una de ellas la hemos tratado la pasada semana la preterición de heredero forzoso.

Impugnación de testamento, las razones

Nuestro Código Civil recoge las situaciones por las que un testamento puede ser considerado nulo. Por ejemplo cuando media una situación de incapacidad mental. Ya sea ésta habitual o accidental, esta es una de las razones para impugnar un testamento, recogida en el Artículo 664 del Código Civil. Otra razón o motivo para impugnación de testamento sería una desheredación injusta. Recordemos que hay razones o causas justas para desheredar. El maltrato psicológico es una causa justa para desheredar.

Otra causa para la impugnación de testamento es la intimidación, coacción o fraude al testador. Si el testador ha redactado el testamento bajo esas situaciones es evidente que su última voluntad no ha sido expresada con la libertad necesaria. Hay casos de engaños en firmas haciendo creer que se trata de otro tipo de documentación. Esta circunstancia viene recogida en el Artículo 673 del Código Civil. El no respetar las cuotas de la legítima. Nuestro ordenamiento contempla una serie de herederos forzosos y el reparto de la herencia con la base de una legítima asociada a éstos. Aquellos herederos forzosos que reciban una parte menor que la asegurada por la legítima pueden impugnar el testamento para recibir lo indicado por ley.

Y por supuesto otra causa de impugnación de testamento es la preterición de heredero forzoso. De esa circunstancia hablamos la semana pasada. En el Artículo 814 del Código Civil se recoge la posibilidad del preterido de impugnar el testamento. De entre todas estas causas las más habituales tienen que ver con las cantidades o cuotas de legítima. Hay personas que se sienten “indignadas” pues alguno de sus hermanos ha recibido más de la herencia. Se debe leer bien el testamento pues en ocasiones el manejo de los tercios de mejora y libre disposición están detrás de esas diferencias.

Cómo impugnar un testamento

Como hemos dicho al principio lo primero de todo es ser conscientes de que estamos ante procedimientos que precisan de mucho tiempo. Los procedimientos judiciales cuanto más largos más caros. Esa es una consecuencia lógica de esa “longevidad” del proceso. Así las cosas antes de decidir enfrentarse a este proceso debemos pensar en el tiempo y el dinero. Evaluar si la “ganancia” va a compensar con los esfuerzos y medios que vamos a invertir. En ocasiones dejarse llevar por el orgullo es una mala cuestión. Ojo a veces por orgullo no reclamamos y otras por orgullo reclamamos sin posibilidad cierta de éxito. Vamos a ver a continuación los pasos necesarios para la impugnación de testamento.

Primero, reunir las pruebas necesarias

Cuando creemos estar ante alguno de los supuestos para impugnar un testamento debemos reunir las pruebas. Documentación y pruebas que demuestren que estamos ante uno de esos supuestos. En esa misión de recabar documentos es importante hacer una relación de posibles testigos que corroboren nuestra postura. Con esta documentación y teniendo una lista de posibles testigo preséntate en nuestras oficinas y haznos la presentación de tu situación. Nuestros especialistas en herencias verán el recorrido y posibilidades de tu caso. Con el testamento a impugnar y todas las pruebas recabadas por ti procederemos al segundo paso…

Presentación de la demanda de impugnación de testamento

Presentaremos una queja formal o objeción en el Juzgado de Primera Instancia del municipio del testador. Cuando presentamos este escrito identificamos a la parte acusada. Estos serían el resto de beneficiarios del testamento a impugnar. También se explican los hechos y pedimos la compensación al Tribunal. Que en este caso no es otra cosa que impugnar el testamento. Tras la presentación de este escrito o formulario presentaremos la demanda. Se abona la tasa correspondiente, debes saber que en estos procedimientos es necesario contar con Abogado y Procurador. Se debe notificar esta situación al notario que redactó el testamento y a los herederos.

Respuesta del Tribunal

Tras la presentación de la demanda el Tribunal tiene veinte días para recabar respuesta de la otra parte. Es de lógica suponer que estos alegarán o presentarán justificaciones para la no impugnación del testamento. Una vez recabada la contestación se convocará por parte del Tribunal una audiencia previa. De nuevo en plazo máximo de veinte días. Lo que se pretende siempre es llegar a un acuerdo sin que se acabe en un juicio. Puede pasar pero no es lo usual. Si este intento no es productivo se tendrá que poner fecha para la celebración del juicio.

Impugnando el testamento

Hemos llegado a la impugnación de testamento y estamos ante el juicio. Procederemos a presentar el caso, los motivos por los que pedimos la anulación del testamento. Llamaremos a los testigos que pueden corroborar nuestra postura. Podrán ser interrogados por el Abogado de la otra parte. Presentaremos al tiempo todos los documentos que sostengan nuestra acusación. Se presentarán los alegatos y una vez que el Juez de por finalizado el juicio solo quedará escuchar la sentencia y saber si la impugnación de testamento ha llegado a buen puerto. Recordemos que estaremos ante la primer instancia y desde ahí se abren posibilidades de recurso por todas las partes.

Hay que tener en cuenta el plazo que existe para impugnar un testamento. La prescripción de esta acción es de quince años desde que se pueda iniciar la misma. ¿Desde cuándo se puede impugnar? Desde que tengamos conocimiento del contenido del testamento.

Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR