Derecho Sucesorio archivos - Página 3 de 4 - Vilches Abogados Madrid

Heredar de tío a sobrino

Heredar de tío a sobrino, ¿es posible en España? Pues lo cierto es que a pesar de la rigidez de nuestro sistema hereditario la respuesta es sí. Como en todos los casos de derecho hereditario debemos tener presente que son muchos los factores que entran en juego. Esos factores son los que nos dirán si una persona tiene o no derecho a heredar los bienes de otro. En el caso que tratamos hoy heredar de tío a sobrino, se pueden dar casos de sobrinos que ni conozcan al tío y puedan ser herederos de éste. Incluso existiendo una pareja del tío, los factores que determinarían esto serían la inexistencia de testamento y la falta de herederos naturales.

Leer más

Aceptación de una herencia

Hoy hablamos de aceptación de una herencia. Qué es y las características que se dan en este asunto. En las últimas semanas dentro del area de abogados para herencias hemos estado hablando de temas relacionados con herencias y sucesiones. Hablamos de la duda que existe en ocasiones de aceptar o no aceptar una herencia. También del uso del legado para repartir las herencias antes de tiempo. O de la sucesión intestada en España.

Leer más

Cónyuge viudo y derecho hereditario

Ya hemos hablado en el Blog acerca de testamentos y herencias. Es lógico no en vano disponemos de un equipo de abogados expertos en herencias. Hoy tratamos el papel de un cónyuge viudo ante una herencia. Tratamos el tema desde la perspectiva del Código Civil Español. Recordad que no en todas las Comunidades Autónomas rige esta norma. El Derecho Foral de algunas de ellas cambia las reglas del juego.

Leer más

Dejar herencia a un amigo

Qué ocurre cuando una pareja sin hijos fallece, ¿quién puede recibir sus bienes como herencia? Se puede dejar herencia a un amigo. En nuestro Blog y como abogados para herencias ya hemos hablado de cuestiones como elegir los herederos, como ya sabéis qué y cómo hacer con nuestra herencia viene marcado por el Código Civil o por el derecho foral. No en todas las Comunidades Autónomas rigen las mismas normas hereditarias. Pero por lo general existen unos herederos legales marcado por Ley. La Ley marca distintas formas de actuar si hay o no testamento. Lo cierto es que la circunstancia de que alguien no tenga esos herederos legales y pueda dejar herencia a un amigo por ejemplo, no es algo muy usual. Pero, ¿es posible hacerlo?, hoy hablamos de ello.

Leer más

Vivienda en herencia, ¿puedo vender mi parte?

Recibimos una vivienda en herencia y somos co-propietarios de la misma. Es fácil que nosotros mismos o uno de los otros titulares del bien desee la venta o alquiler del inmueble. Es una situación que también se puede extrapolar a la vivienda familiar en un caso de separación o divorcio. Qué se puede hacer en estos casos, se puede vender la parte del que pretende no seguir con el bien en común. Todas estas cuestiones vienen recogidas en el Código Civil, en él se habla del régimen de cotitularidad y como se puede pedir la división de la cosa o derecho.

Leer más

Cuenta bancaria del abuelo, ¿qué pasa tras su fallecimiento?

Qué pasa con la cuenta bancaria del abuelo tras su fallecimiento. Esta es una pregunta que nos llega con mucha frecuencia al despacho. Lo cierto es que no hace mucho una similar con otro parentesco nos ha dado la idea para escribir esta entrada. Hay demasiadas leyendas urbanas sobre la cuenta bancaria tras el fallecimiento de una persona. Casi tanto como sobre el cobro de pensiones con el abuelo ya fallecido. Entre tanta fábula a veces se cuela algo de realidad. Hoy vamos a intentar dar luz a la realidad de esta situación.

Derecho hereditario en Madrid

Si se encuentra en una situación relacionada con el testamento o herencia de un familiar, puede requerir los servicios de un abogado especialista en herencias. En nuestro despacho Vilches Abogados encontrarás especialistas en derecho hereditario. En nuestra página Web puedes encontrar mucha información sobre herencias y testamentos. En nuestro Blog solemos escribir sobre este área del derecho. Pero cuando necesitamos de verdad asesoramiento sobre algo concreto, no hay nada como el contacto personal.

En el caso de que necesites ampliar información o si quieres hablar de tu caso concreto, te invitamos a contactar con nuestro despacho. Puedes hacerlo en la ventana de Chat disponible en la esquina inferior derecha de la Web, o en el siguiente formulario de contacto.

Qué pasa con el dinero de la cuenta bancaria

Existe la falsa creencia de que las entidades bancarias se quedan con el dinero de la cuenta bancaria de sus clientes fallecidos. Eso es en gran parte falso, aunque esconde algo de verdad. Nos explicamos, cunado la entidad bancaria tiene constancia del fallecimiento de su cliente, debe bloquear la cuenta. Es una medida de seguridad hacía los herederos legítimos en ningún caso es un movimiento para apropiarse del dinero de la cuenta. Ese dinero está bloqueado a la espera de que llegue el heredero a reclamarlo legalmente.

Las cuentas deben estar bloqueadas durante veinte años. Es decir nadie puede operar con ese dinero, pero lo cierto es que el Banco sí cuenta con él para sus operaciones. En esos veinte años puede llegar en cualquier momento un heredero a reclamar esa cantidad. Al finalizar el plazo, y no existir reclamaciones de ningún heredero, ese dinero pasará a ser propiedad del Tesoro Público. Ahora vamos a ver qué pasos debemos dar para recuperar el dinero de la cuenta bancaria.

Pasos para reclamar el dinero de la cuenta bancaria

Bien no existe ningún sistema por el que las entidades bancarias tengan noticia del fallecimiento de sus clientes. Lo habitual es que sea la familia del fallecido la que avise del suceso. Es a partir de ese momento en el que se bloquea la cuenta y se nos abre la posibilidad de gestionar la recuperación del dinero de esa cuenta bancaria.

Tres son los documentos que se deben presentar ante la entidad bancaria para reclamar el dinero de la cuenta. El Banco en cuanto tiene constancia del fallecimiento debe bloquear la cuenta. Y solo se desbloquea si los herederos demuestran que lo son legalmente y que están satisfechas sus obligaciones para con la Hacienda Pública. Es decir no se puede tocar ni un euro del dinero allí depositado. Excepto para gastos que sí están recogidos por la Ley, por ejemplo los del entierro del fallecido. Si la cuenta tiene más de un titular, se bloquea la parte que corresponda al fallecido.

Los documentos necesarios

Son tres los documentos que vamos a precisar para reclamar el dinero de la cuenta de nuestro familiar. Son los que siguen:

  • la certificación del fallecimiento,
  • la copia del testamento,
  • y la auto-liquidación del impuesto de sucesiones y donaciones.

El primero la certificación del fallecimiento es sencillo, se consigue en el Registro Civil. El segundo la copia del testamento ya tiene otras singularidades. Lo primero pediremos un certificado ante el Registro de Últimas Voluntades. Ese certificado nos comunica el último testamento registrado, si existiese. Nos facilita los datos del Notario ante el que se redactó.

Una vez tengamos localizado el Notario ante el que se presentó el testamento, nos personaremos ante él. El Notario comprobará si somos hijos o cónyuge del fallecido, o si estamos incluidos en las disposiciones testamentarias. En caso afirmativo nos leerá el testamento y nos facilitará la copia del testamento.

El tercer documento es la auto-liquidación del impuesto de sucesiones y donaciones. Desde el fallecimiento se dispone de seis meses para ponerse al día con Hacienda.

Si no hay testamento…

Puede ocurrir que el certificado expedido por el Registro de Últimas Voluntades confirme la no existencia de testamento. En ese caso al certificado del registro se debe adjuntar una declaración en la que se de fe de que se es heredero legítimo.

Y si no sabemos de la existencia de alguna cuenta…

Puede ocurrir que no tengamos constancia de la cuenta o cuentas que tuviese el fallecido. La única forma para conocer de su existencia que tenemos es dirigirnos a la Agencia Tributaria. Para que ésta nos de los datos de cuentas del fallecido, deberemos acreditar su fallecimiento y que somos realmente los herederos legítimos. Servirán los mismos documentos que presentamos al Banco.

Transmitir una vivienda, formas de hacerlo

Cuál es la mejor forma de transmitir una vivienda, esta es una de las preguntas habituales que en cuestiones de herencias nos encontramos en el despacho. Y lo cierto es que no tiene una respuesta idéntica para cada caso. Hay muchos factores que pueden decantar que la mejor formula sea una u otra. Hay que estudiar los distintos casos, para ver qué forma de transmitir una vivienda es la que más conviene. Factores como la situación personal, el patrimonio de las personas que forman parte de la transmisión, el valor de la vivienda e incluso la Comunidad Autónoma. En los casos de las sucesiones la Comunidad que se debe usar es la de residencia del fallecido. Si hablamos de donaciones lo marca el lugar donde se ubica la vivienda. Por eso cada caso debe ser estudiado individualmente, por experiencia la casuística es tan amplia que no hay una solución mágica y única para todos.

Abogado Herencias en Madrid

Vilches Abogados es un Bufete con oficinas centrales en Madrid Capital y otras delegaciones en la Zona Noroeste de la Comunidad de Madrid. Si tienes dudas sobre derecho hereditario, y necesitas más información la puedes ver aquí en este enlace. Si con la información que tenemos a tu disposición en la Web no es suficiente, o precisas de consejo más personal, contacta con nosotros. Puedes hacerlo en la ventana de Chat disponible en la esquina inferior derecha de la Web, o en el siguiente formulario de contacto.

Transmitir una vivienda en España

Tal y como está la situación en España en este momento, podríamos aseverar que lo más indicado es la transmisión por herencia. Esto es así porque en general en todas la Comunidades los impuestos por sucesiones y los de la plusvalía municipal, contemplan más bonificaciones por herencia que por donación. Junto con la herencia, la donación es otra de las formulas más usuales para transmitir una vivienda en España. Hay otras, pero quizás estás sean a priori las más usadas y ventajosas.

La mayor problemática a la hora de transmitir una vivienda, vía herencia es el pago de impuestos. Aunque curiosamente a las arcas públicas los ingresos por este particular no son de gran importancia. En cambio a los ciudadanos a título individual pueden causarles un verdadero quebradero de cabeza. El beneficio para las administraciones no es proporcional al esfuerzo de los ciudadanos. Algo claramente no está funcionando como debería, o la lógica de todo esto es cuando menos perversa.

Si revisamos datos del INE, en el año 2015 se heredaron cerca de ciento cincuenta mil viviendas en toda España. Ese mismo años según datos de los Notarios, se rechazaron casi cuarenta mil herencias en España. Es una cifra más que considerable. Es cierto que coincide con lo peor de la crisis, y quizás más de una herencia era un clavo envenenado. Teniendo en cuenta que en España es más que una costumbre el tener vivienda en propiedad. Podemos leer entre líneas que muchos miles de españoles han rechazado heredar la vivienda familiar. Seguimos pensando que si el problema es el pago de impuestos, algo no funciona bien. Cuando un impuesto no contempla la posición económica de un heredero, la tributación es injusta.

Impuestos en la transmisión de vivienda

Cuando recibimos la transmisión de una vivienda en herencia, tenemos como herederos unas obligaciones fiscales. Son los dos conocidos impuestos de sucesiones, y el del incremento del valor de terrenos de naturaleza urbana. El archi-famoso impuesto de la plusvalía municipal. En todo caso estamos hablando de la vivienda habitual del fallecido. En el caso del impuesto de sucesiones su cálculo es por el valor fiscal del inmueble. Ese valor vendrá dado por cada una de las Comunidades Autónomas. En concreto por sus consejerías de hacienda o economía. La teoría dice que este es un impuesto directo y progresivo. A mayor valor de la vivienda, mayor es el impuesto a satisfacer. La cosa se termina de enredar pues al valor fiscal atribuido a la vivienda, deberemos sumar el resto de bienes a la fecha del fallecimiento. Esto hace que la liquidación se vea incrementada. Cada Comunidad Autónoma tiene unos incentivos fiscales diferentes. A nosotros nos tocará, para bien o para mal, lidiar con lo que disponga la comunidad donde se encuentra la vivienda.

A parte del impuesto de sucesiones, nos encontramos con el de la Plusvalía Municipal. Para calcular este impuesto se valora el tiempo que la vivienda estuvo en manos del propietario. Recordemos que este impuesto en teoría grava el aumento de precio del inmueble hasta la fecha en que se transmite. Por otra parte los herederos tienen obligación de declarar en el IRPF la parte que han heredado. También te recordamos que puedes contactar con nosotros si te has visto afectado por el pago de plusvalías abusivas y que incluso te podemos ayudar a reclamar plusvalías municipales abusivas.

Los incentivos fiscales

Cuando hemos empezado a hablar del impuesto de sucesiones, os recalcamos que estamos hablando de transmitir una vivienda que sea la habitual del fallecido. Lo que todos fácilmente asociamos a la vivienda familiar. Bien para estas viviendas es para las que existen diferentes incentivos fiscales. La reducción en estos casos en la base imponible es del 95% del valor del inmueble. Cuando la transmisión es a favor del cónyuge del fallecido, los ascendientes o descendientes. También cuando es a parientes colaterales y que tengan más de sesenta y cinco años. Hay un límite de reducción por cada sujeto pasivo, que está situado en torno a los ciento veinte mil euros.

Esta reducción es la que marca la Ley para toda España. Desde ahí cada Comunidad extiende o no esa deducción para la vivienda habitual. Por ejemplo Madrid llega hasta el 99%. Existe una condición para poderse aplicar esta reducción. El heredero deberá mantener la propiedad durante diez años. Esto es no podrá transmitirla después de ser aplicada la deducción en esos diez años.

La donación de la vivienda

Si optamos por transmitir una vivienda con la donación en vida. Tendremos que hacerla en escritura pública. Ambas partes estarán obligadas al pago de impuestos. En el caso del donante deberá abonar el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana. El que recibe la donación pagará el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Para este impuesto se tiene en cuenta el valor de lo donado. Así como grado de parentesco con el donante y el patrimonio preexistente a la donación.

Aunque en principio la Ley no establece reducciones en el caso de donaciones, sí que hay comunidades que las aplican en caso de vivienda habitual. El tanto por ciento que se aplica en este impuesto varía entre algo más de un siete por ciento hasta un treinta y cuatro por ciento. Esos tramos se verán afectados por el parentesco y las deducciones de cada comunidad. En los casos de donaciones se da una situación curiosa, el donante debe declarar ese cambio patrimonial en el IRPF. Se entiende que el valor de la vivienda ha cambiado desde su adquisición al alza. Por lo que en teoría se obtiene un beneficio, y se debe declarar. El supuesto margen de beneficio es gravado con un tanto por ciento cercano al veinte por ciento. Esta es la causa que nos puede indicar que en principio la donación es una mala idea. Pero como siempre cada caso es un mundo, si el que dona es mayor de sesenta y cinco años, y dona su vivienda habitual estará exento del pago del IRPF, a pesar de que la donación en si misma sí esté sujeta a ese pago.

La tercera vía, la compra-venta

Existe una tercera vía para transmitir una vivienda, la compra-venta entre padres e hijos. Esta se realiza en escritura pública ante el notario. Los padres deberán atender el pago del impuesto de la plusvalía municipal y la liquidación del IRPF. Los hijos están sujetos al pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Este impuesto es de nuevo un mundo distinto en cada Comunidad Autónoma. Aclaramos que esta vía exige el pago en dinero de la vivienda. Más que nada porque si no existiese estaríamos ante una donación encubierta. De la misma forma el valor de la vivienda debe se como mínimo el valor fiscal que le adjudica la Consejería de Economía y Hacienda de turno. En estos casos hay que tener en cuenta el número de herederos, y la posibilidad más que plausible que alguno de éstos no vea con buenos ojos esta compra-venta. Hay que tener en cuenta que supone una reducción de la herencia llegado el momento.

Derecho de sucesión hereditaria

El derecho de sucesión hereditaria está regulado en nuestro país por el Código Civil. Y en algunas Comunidades Autónomas por sus propios fueros. Este derecho de sucesión hereditaria o derecho hereditario, es una de las ramas del derecho más antiguas. En todos los países se trata en su regulación de cómo se reparten los efectos de un fallecido. Quiénes están llamados a ser sus herederos. Cómo se deben repartir los bienes entre éstos y cómo afecta ese traspaso de bienes impositivamente hablando a los herederos. Todos estos extremos son tratados por las legislaciones de cada país.

Derecho de sucesión hereditaria

España no es un caso aislado. El derecho de sucesión se ha regulado de forma general en todo nuestro territorio con el Código Civil. Posteriormente con la llegada de las autonomías y el traspaso de competencias, algunas de éstas regularon de forma particular. Otras si bien no han regulado sí que tienen las competencias en cuanto a recaudación se refiere. Nosotros cuando hablamos de derecho hereditario nos centramos en el Código Civil.

De tal forma en su Artículo 744, nos dice que se puede suceder por testamento o abintestato. Lo pueden hacer todos aquellos que no estén incapacitados legalmente. En el momento de la muerte es cuando se transmiten los derechos de sucesión. Lo que se denomina herencia es el conjunto de derechos, obligaciones y bienes de la persona que no se extingan con la muerte de ésta. Las personas sobre las que recaen los derechos de sucesión, pueden ser herederos si lo hacen a título universal, o legatarios si lo hacen a título particular.

Abogado Herencias en Madrid

Vilches Abogados es un Bufete que tiene sus oficinas centrales en Madrid Capital. Si necesitas información sobre herencias no dudes en contactarnos. Si quieres que te asesoremos, puedes usar los distintos canales de comunicación. La ventana de Chat disponible en la esquina inferior izquierda de la Web, o en este formulario de contacto.

Qué es la legítima

La legítima son aquellos bienes, mejor dicho una porción de los mismos, de los que el testador no puede disponer con libertad. La Ley marca que esa porción esté reservada a los herederos forzosos. Nuestro Código Civil marca que esa porción sea un tercio, de los bienes, derechos y obligaciones. Luego existe una posibilidad de usar un tercio más con esos herederos forzosos. Y el último tercio de libre disposición.

En la legislación se marca qué y cómo corresponde a cada heredero. Se indica que tienen derecho a un tercio llamado legítima o legítima corta, los hijos y descendientes. Este tercio debe ser repartido a partes iguales entre todos ellos. La legítima corta se hereda en plenipropiedad. Esto significa la propiedad y usufructo de los bienes al tiempo. No obstante los descendientes legalmente pueden también aspirar a un segundo tercio. Este es el conocido como de mejora o legítima larga. Al contrario que el primero este no tiene porque ser repartido a partes iguales. De hecho sirve para «premiar» a un heredero o herederos sobre el resto. Aquí entra el libre criterio del testador.

En cuanto a los ascendientes, y a falta de descendientes del fallecido, también tendrán derecho a la herencia. Si existe cónyuge viudo será un tercio de la misma. En ausencia de cónyuge la parte a la que tendrán derecho será la mitad de la herencia.

El caso del cónyuge viudo

Los cónyuges viudos tienen derecho a la legítima en usufructo. Que sea mayor o menor ésta, dependerá de la concurrencia a la herencia. Cuando existan hijos o descendientes, el usufructo será el del tercio de mejora. En caso de que a la herencia solo concurran ascendientes, su legítima será la mitad de la herencia en usufructo. Si por contra solo él concurre a la herencia, su usufructo será el de dos tercios de la herencia en cuestión.

 

abogados herencias

Derechos forales en España

Como ya os hemos contado en otras ocasiones en España convive nuestro derecho común con otros derechos forales. Estos últimos son de aplicación en Navarra, algunas zonas de Vizcaya y Aláva. En Aragón, Baleares, Cataluña y Galicia. Cada uno de ellos tiene sus propias particularidades en la regulación del derecho de sucesión. Por ejemplo en Cataluña la legítima es una cuarta parte del total de la herencia. Los cónyuges viudos no tienen derechos legitimarios. En este caso el cónyuge viudo tiene derecho a lo que se conoce como cuarta viudal, del total de la herencia. Otra peculiaridad es que puede disfrutar del beneficio del «año de luto». Durante el primer año a la muerte del otro cónyuge, puede disfrutar en usufructo de la totalidad de la herencia. En ausencia de padres, los abuelos tampoco tienen derechos legitimarios.

Administrador testamentario

Cuando un heredero es menor de edad es posible nombrar a un administrador testamentario. Será este administrador testamentario el que administre los bienes del menor mientras perdure su minoría de edad. También es una figura que se usa en el caso de herederos incapacitados. Lo cierto es que es de uso habitual en los testamentos de personas divorciadas, el objetivo apartar al ex de la administración de la herencia de los hijos.

Abogado especializado en herencias

Vilches Abogados ofrece un Área de Abogados de Herencias en Madrid. Si precisas de los servicios de un abogado especializado en herencias, has llegado al sitio indicado. No sabemos si has llegado de casualidad o por recomendación de un tercero. Lo cierto es que ya estás aquí, pasa, ponte cómodo y contacta con nosotros, ¿cómo puedes hacerlo? Es sencillo, toma nota, puedes ponerte en contacto con nosotros usando los canales de los que disponemos. El chat online de la esquina derecha, o si lo preferís por teléfono 91 575 90 82 sin ningún compromiso, salvo el nuestro de daros el mejor trato y asesoramiento posible.

El Administrador testamentario

Al nombrar heredero a un menor, o legar bienes a menores de edad, cabe la posibilidad de designar un administrador testamentario. Para designar a esta figura, se debe incluir en la redacción del testamento una cláusula con el citado nombramiento. Así durante la minoría de edad del heredero, el administrador testamentario administrará los bienes del menor de la forma indicada por el testador. Es una forma de excluir al otro o a los dos progenitores de lo heredado por el menor. Por eso es muy usual que esta cláusula aparezca en casos de divorcios, sobre todo aquellos en los que las relaciones de los progenitores sean conflictivas. Pero tampoco es raro encontrarlo en testamentos de abuelos, que no mantienen una relación cordial con el yerno o nuera. Nos aseguramos de esa forma que lo que dejamos en herencia al menor, no sea administrado por esas personas en las que no confiamos.

Cómo elegir al administrador de bienes hereditarios

En la elección del administrador testamentario, debemos tener presente que la persona elegida debe sernos de plena confianza. Que tenemos plenas garantías de que aceptará y pondrá en práctica las indicaciones e instrucciones que añadiremos en esta cláusula. Si la razón de incluir esta cláusula es la desconfianza con uno o los dos progenitores del menor, debemos pensar en que la persona elegida no pueda ceder a las presiones de éstos.

Ámbito de aplicación de esta figura

Como ya hemos reseñado pueden estar sujetos a esta figura, herederos que sean menores de edad o incapacitados. La única condición es que esté prevista por el testador en su testamento. De tal forma que al margen del nombre del administrador testamentario, aparecerán instrucciones precisas para la administración de los bienes. Es decir que es potestad del testador aplicar un régimen concreto para la ejecución de esta tarea. Por ejemplo, podemos prolongar este régimen de administración más allá del límite legal de la mayoría de edad.

En el Código Civil…

La posibilidad de usar esta figura, la tenemos consolidada en algunos artículos del Código Civil. Se encuentran en el Libro Primero, De las personas, Título Séptimo, de las relaciones paterno-filiales. En el Artículo 164, que dice:

Los padres administrarán los bienes de los hijos con la misma diligencia que los suyos propios, cumpliendo las obligaciones generales de todo administrador y las especiales establecidas en la Ley Hipotecaria.

Se exceptúan de la administración paterna:

  1. Los bienes adquiridos por título gratuito cuando el disponente lo hubiere ordenado de manera expresa. Se cumplirá estrictamente la voluntad de éste sobre la administración de estos bienes y destino de sus frutos.
  2. Los adquiridos por sucesión en que uno o ambos de los que ejerzan la patria potestad hubieran sido justamente desheredados o no hubieran podido heredar por causa de indignidad, que serán administrados por la persona designada por el causante y, en su defecto y sucesivamente, por el otro progenitor o por un administrador judicial especialmente nombrado.
  3. Los que el hijo mayor de dieciséis años hubiera adquirido con su trabajo o industria. Los actos de administración ordinaria serán realizados por el hijo, que necesitará el consentimiento de los padres para los que excedan de ella.

Sobre las funciones de aquel que administra los bienes de un menor o incapacitado, dice el Artículo 227:

El que disponga de bienes a título gratuito en favor de un menor o incapacitado, podrá establecer las reglas de administración de los mismos y designar la persona o personas que hayan de ejercitarla. Las funciones no conferidas al administrador corresponden al tutor.

 

Herencias y sobrinos políticos

Herencias y sobrinos políticos, de este tema vamos a hablar hoy en el Blog. El tema de las herencias y sobrinos políticos está de actualidad, por una muy reciente sentencia del Tribunal Supremo. Una sentencia del pasado tres de agosto, relativa a la forma de liquidar impuestos. Hoy os vamos a explicar en que consiste dicha sentencia y su gran importancia.

Abogados herencias en Madrid, Majadahonda y Las Rozas

Disponemos de un Área de Abogados de Herencias en Madrid, nuestros especialistas te atesoran acerca de todas las peculiaridades de la aceptación de herencias o legados. En Vilches Abogados, atendemos asuntos de herencias en nuestras oficinas de Madrid, Majadahonda y Las Rozas de Madrid. Facilitando el acceso a las mismas de todos nuestros clientes.

Puedes ponerte en contacto con nosotros en los medios que tenemos disponibles, el chat online de la esquina derecha, en nuestra página de contacto de la web, o si lo preferís en el teléfono 91 575 90 82 sin ningún compromiso, salvo el nuestro de daros el mejor trato y asesoramiento posible.

Herencias y sobrinos políticos

Como os hemos comentado el pasado tres de agosto el Tribunal Supremo hacía publica una sentencia sobre herencias y sobrinos políticos. En ella se reconocía el derecho de un sobrino político a la reducción por razón de parentesco en el pago del impuesto de sucesiones. El caso se daba en la Comunidad de Madrid. La importancia de la sentencia estriba en la equiparación del sobrino político al resto de parientes consanguíneos.

El caso que nos ocupa

Tras el fallecimiento del tío, hereda su viuda. Al no tener esta descendientes, se nombra al sobrino político heredero. Se le atribuye la cuarta parte de la herencia. A la hora de pagar el impuesto de sucesiones, el se aplica la reducción por parentesco. Dicha reducción viene recogida en la Ley 7/2005 de la Comunidad de Madrid, Medidas Fiscales y Administrativas.

EL problema sobreviene, cuando desde la la Dirección General de Tributos de la Comunidad de Madrid, se gira una liquidación al contribuyente en la que no se contempla la reducción. La postura de la Administración es clara, el vínculo entre tío y sobrino político se ha roto a la muerte del primero.

Vigencia del vínculo

¿Cómo llega la administración a entender que el vínculo ha desaparecido? Bien, ellos mantienen que el vínculo existe gracias al matrimonio. Empieza en el momento de su celebración y cesa a la muerte del tío. El matrimonio queda disuelto. En una primera sentencia, el Tribunal Económico Administrativo de Madrid, da la razón al sobrino político.

En segunda instancia, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, anula la sentencia. Y niega la existencia del vínculo entre el sobrino político y la viuda. Hasta que llegamos al Tribunal Supremo, que vuelve a dar la razón al sobrino. Evidentemente el meollo del asunto está en la vigencia o no de ese vínculo, y en ello es en lo que entra esta sentencia.

El meollo de la sentencia

Lo importante aquí es en qué concepto de heredero se encuadra el sobrino político. Pudiendo estar o en el Grupo Tercero, los colaterales de segundo y tercer grado. O por contra en el Grupo cuarto, de colaterales de cuarto grado. Estos grupos se hallan indicados en el Artículo 20 de la Ley del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Grupo III: adquisiciones por colaterales de segundo y tercer grado, ascendientes y descendientes por afinidad, 7.993,46 euros.

Grupo IV: en las adquisiciones por colaterales de cuarto grado, grados más distantes y extraños, no habrá lugar a reducción.

El magistrado del Tribunal Supremo que ha sido ponente en esta sentencia lo tiene claro. «Una vez que el vínculo de afinidad existe, el pariente debe encuadrarse en el grupo tercero». El magistrado va más lejos y aclara que «dónde la ley no distingue no cabe distinguir».

A lo que se refiere, desde nuestro punto de vista con buen criterio, es que el legislador no ha marcado diferencias entre colaterales por afinidad o consanguinidad. Y por lo tanto no debe haberlas. Si bien es cierto que hasta 1967 había normas contrarias a esta aplicación. Pero fueron derogadas con la nueva Ley. Así las cosas los sobrinos políticos se encuadran en el Grupo Tercero lo es incluso después de fallecer quien servía de vínculo.

© Vilches Abogados 2020 - Política de Cookies y Términos legales - Vilches Abogados Madrid