el peligro de grabar (o ser grabado) y difundir el contenido

Redes sociales, el peligro de grabar (o ser grabado) y difundir el contenido sin consentimiento

Las redes sociales facilitan mucho divulgar información y, a veces, no nos damos cuenta de que estamos cometiendo un delito.

Es posible que ante una situación, te veas tentado a grabar la conversación, o los actos de una persona que ves o escuchas en la calle.

También es posible que seas tú quien hayas sido expuesto a esta situación, sin consentirlo y ni siquiera saberlo.

Nuestro equipo de abogados civiles en relación a los ciberdelitos, reciben a diario consultas sobre estas situaciones tan habituales como peligrosas.

En este artículo te resolvemos muchas de ellas.

Autor:  Manuel Hernandez Colegiado nº 72539 del Colegio Oficial de Abogados de Madrid

¿Es delito grabar una situación o una conversación?

Sí, siempre que no tengas consentimiento de las personas afectadas.

La difusión de contenidos es una práctica muy habitual en la actualidad, más que nada por la facilidad de hacerlo, pero hay que tener mucho cuidado con la información que se comparte.

Cuando hablamos de personas anónimas que no se exponen a la opinión pública, aunque lo que hagan pueda ser de una relevancia que te lleve a pensar que es importante que se conozca, no debes hacerlo.

No, si no te lo permiten.

Estás facilitando que se expongan al foco mediático de manera involuntaria y sin quererlo.

No tienes derecho a divulgar en redes una información que esas personas no quieren que se conozca, estarás atentado contra su privacidad.

Pero, ¿y si estoy en la calle, puedo grabar y publicar las imagenes?

El hecho de estar en la calle, no te da esa libertad, tienes que tener mucho cuidado.

Hay veces en las que es el desconocimiento lo que nos impulsa a realizar acciones que no diferencian entre la libertad de expresión y el derecho a la intimidad.

Tienes que distinguir situaciones o conversaciones banales, que resulten inofensivas, de otras que pueden atentar contra la privacidad de esas personas.

Te pongo un ejemplo, no hay problema si grabas un momento divertido con tus amigos o una situación familiar, pero nunca una conversación entre desconocidos sin que sepan que lo estás haciendo.

Hay contenidos muy peligrosos de manejar, como son conversaciones en las que no participes, o aunque sí lo hagas, que tengan un contenido cuya difusión pueda hacer daño a terceros.

Independientemente de estar en un sitio público o no.

No puedes hacerlo.

¿Qué me puede pasar si difundo imágenes en internet?

En caso de difundir información de otras personas que ellas no quieran que se divulgue, estás atentando contra su derecho a la intimidad.

Cometes un delito de descubrimiento y revelación de secretos tipificado en los artículos 197.1 y 197.3 del Código Penal, bajo penas de entre 2 y 5 años de prisión.

Es más, el artículo 18 de la Constitución Española garantiza el derecho a la intimidad personal, familiar y de imagen, facilita al titular a impedir su reproducción, independientemente del fin que se persiga con esa difusión.

Esto es importante, el fin no justifica los medios, que tú creas que estás ante una situación denunciable, no es motivo para que la divulgues sin consentimiento de los protagonistas.

No hay que olvidar que dar a conocer información de otra persona, puede provocarle un daño moral muy importante y con graves consecuencias.

¿Qué es un ilícito civil?

Imagina que compartes una captura de una conversación por WhatsApp, o un mensaje de voz, es un acto que aunque no sea delictivo por sí mismo, puede hacer mucho daño a otra persona, el solo hecho de que esto ocurra, convierte tu acto en delito.

Pero, yo no lo he grabado, solo lo he compartido

De acuerdo, es posible que no hayas cometido ese delito, pero te convierte en una parte importante de su distribución.

Ten en cuenta que no solo es delito grabar esa conversación o esa situación y divulgarla, sino que el hecho de recibirla y continuar con su difusión, te hace partícipe, siempre y cuando haya un tercero perjudicado.

Piensa en esto.

Cuando tú compartes una información, pierdes todo control sobre ella, no sabes hasta dónde va a llegar, no puedes suponer que lo que tú has hecho no lo van a hacer los demás.

Puedes llegar a hacer mucho daño a terceras personas solo con pulsar “compartir” en tus redes.

Ten cuidado, y recuerda que, cuando la envías, pierdes su control, pero no la culpabilidad del hecho.

El delito siempre va a ser más grave si el contenido es lo suficiente íntimo y personal como para causar un gran daño moral a un tercero.

 

¿Conoces la película de Netflix «Intimidad» ?  (expone muy bien lo que puede pasar en este caso)

¿Es delito que me graben sin mi permiso?

 

Sí. Es delito que me graben sin permiso

La Ley Orgánica de Protección de Datos prohíbe la publicación de imágenes de personas que no hayan dado su consentimiento, aún estando en lugares públicos.

Cuando una persona que no tiene relevancia pública, que no se expone y no ha dado su consentimiento, vé publicada su imagen, está viendo vulnerado su derecho a la protección de datos.

El Reglamento de Protección de Datos considera imagen y voz como datos de carácter personal y sujetos a protección, exige un consentimiento expreso.

Estás ante un caso de intromisión ilegítima en tu intimidad.

¿Qué puedo hacer si me graban sin mi permiso?

Lo primero es solicitar su retirada inmediata.

Es posible que una conversación con la persona o entidad que la ha publicado, consiga resultados satisfactorios que terminan con el problema en pocas horas.

En el caso de que no ocurra esto y, después de un mes, no lo haya cumplido, da el siguiente paso.

Acude a la Agencia de Protección de Datos, tiene un espacio en su web para solicitarlo, con un formulario donde exponer tu caso.

Denuncia a la policía los hechos, hay un departamento especializado en ciberdelitos que pueden conseguir que se retire y actuar contra la persona que lo está impidiendo.

Aun así, es un proceso que no es rápido y se te puede atragantar, por lo que es mucho más efectivo afrontar esta situación con ayuda legal.

¿Qué puede pasar si no retiran la publicación?

Lo tienen que hacer, es tu derecho y su obligación.

El problema es el tiempo que se tarda en conseguirlo.

La rapidez con la que se distribuye la información en la red multiplica las consecuencias.

Es importante que empieces a exigirlo cuanto antes.

Sea como sea de largo o difícil ese proceso, estás en tu derecho y no debes desistir siempre que tu honor, imagen o intimidad se vean perjudicadas.

En Vilches Abogados tenemos unos profesionales en derecho civil que conocen este proceso y evitan que se alargue demasiado.

Contacta con nosotros siempre que estés sufriendo una situación de este tipo, no olvides que sin tu consentimiento, no puede publicarse información de ningún tipo sobre ti y que tienes derecho a exigir su retirada.

 

Si necesitas ayuda personalizada para tu caso, quieres comentarnos tu situación o necesitas asesoramiento te recordamos que puedes solicitar una cita o video cita online en cualquiera de nuestros despachos:

  1. Madrid
  2. Las Rozas
  3. Móstoles
  4. Majadahonda
  5. Torrejón de Ardoz
  6. Tres Cantos
  7. San Sebastián de los Reyes

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Vilches Abogados 2020 - Política de Cookies y Términos legales - Vilches Abogados Madrid