Delitos Leves

La reforma del Código Penal del año 2015 trajo muchas novedades. Quizás la más significativa fue la desaparición de las «faltas» de nuestro Código Penal. Desaparecieron del texto pero eso no significa que desaparecieran los castigos por esas conductas. Para ello el legislador clasificó los delitos como delitos graves, delitos menos graves o delitos leves. Esa clasificación se hace atendiendo a la gravedad del hecho cometido, y al tiempo a la pena impuesta.

Algunas de esas conductas clasificadas como faltas en el anterior Código Penal pasaron a ser sancionables desde un punto de vista administrativo. La nueva clasificación de delitos nos la encontramos en la redacción del Artículo 13 del Código Penal:

Artículo 13 del Código Penal español:

  1. Son delitos graves las infracciones que la Ley castiga con pena grave.
  2. Son delitos menos graves las infracciones que la Ley castiga con pena menos grave.
  3. Son delitos leves las infracciones que la ley castiga con pena leve.

HONORARIOS DEL BUFETE

310 euros + IVA

Primera CITA GRATUITA – Llámanos AHORA

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

controller juridico
PÍDENOS TU CITA GRATUITA
Ó LLAMANOS
91 575 90 82

A por la multireincidencia con esta reforma del Código Penal

La reforma buscaba desde el principio castigar a los reincidentes, a aquellos que caen y vuelven a caer en conductas penales. Eso se nota en el severo trato que se lleva la defraudación menor, vulnerar la propiedad industrial o intelectual. Por ejemplo el sector de los manteros es uno de los más penalizados con esta última reforma. Es cierto que España tiene un considerable agujero por estas conductas. Pero sorprende el empeño en endurecer las consecuencias de éstas, frente a una actitud casi de relajación frente a otras conductas delictivas.

Para ilustrarnos hasta que punto se endurece el castigo en estos aspectos, basta ver el hurto al ser calificado como delito leve. Por debajo de 400 euros de hurto, estaremos ante la sanción de uno a tres meses. Pero siempre y cuando no estemos en algún supuesto del artículo 235. Nueve supuestos en los que las penas son ya de prisión de uno a tres años. En esos supuestos la multireincidencia, si ya se fue condenado por tres delitos recogidos en el mismo título. O también la integración de grupo criminal para cometerlos.

controller juridico madrid
PÍDENOS TU CITA GRATUITA
Ó LLAMANOS
91 575 90 82

juicios por clausulas abusivas

Delitos leves, ¿qué son?

Los delitos leves son infracciones que la ley castiga con pena leve al resultar acciones u omisiones no tan graves como las que comprenden los delitos.
Por la Ley 1/2015, de 30 de marzo, se suprimieron las antiguas faltas recogidas en el Código Penal y se sustituyeron por los delitos leves. Algunas antiguas faltas se han despenalizado y han pasado a ser infracciones meramente administrativas, en su caso. Así por ejemplo los insultos no graves entre personas que no tienen vinculación de parentesco.

Delitos leves conllevan antecedentes

Es preciso tener en cuenta que las antiguas faltas no causaban antecedentes penales. En cambio los delitos leves sí y habrá que tenerlo en cuenta para poder borrar tales antecedentes cuando se cumplan los requisitos legales para ello. Esto es importante cuando se solicite a una persona certificación penal para acceder por ejemplo a una oposición o a un puesto en la administración pública.
Lo cierto es que los antecedentes penales siempre provocan confusión entre los no legos de derecho. Una de las cuestiones más reiteradas es cuándo o cómo se podrán cancelar los antecedentes de los delitos leves. Todo depende en gran medida de la pena impuesta por el ilícito cometido. Así las cosas para los delitos leves deben transcurrir seis meses desde que la pena haya sido extinguida. Por tanto los antecedentes se cancelarán siempre y cuando el condenado no haya cometido un nuevo delito.

Primera CITA GRATUITA – Llámanos AHORA

¿Podemos ir a prisión por delitos leves?

Lo cierto es que no, los delitos leves no conllevan penas de privación de libertad. Los castigos que suelen ponerse por la comisión de estos delitos son penas de multa de corta duración, trabajos en beneficio de la comunidad, y algunas prohibiciones específicas.

Penas para los delitos leves

Las penas son casi siempre de multa, o también trabajos en beneficio de la comunidad o localización permanente, pudiendo establecerse igualmente órdenes de alejamiento del condenado respecto a la víctima.
Habiendo dejado claro que las penas por delitos leves no incluyen las de prisión, vamos a ver qué penas se recogen en el Artículo 33.4 del Código Penal para estos delitos:

  • Por determinados delitos se puede privar de la conducción de vehículos a motor y/o ciclomotores. Con una pena de tres meses a un año…
  • Se puede imponer la prohibición de portar y tener armas. Con una pena de tres meses a un año…
  • Puede imponerse pena de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, comercio u oficio en relación con los animales y tenencia de los mismos. Con penas de tres meses a un año…
  • Podrán imponerse la privación de acudir o residir en determinados lugares. Con un castigo por tiempo inferior a seis meses…
  • Se pude decretar la prohibición de acercarse a una determinada distancia a la víctima, familiares o terceros designados por el juez. Con una pena de uno a menos de seis meses…
  • Multas hasta tres meses…
  • La obligación de estar localizado permanentemente de un día a tres meses…
  • Y trabajos para beneficio de la comunidad. Con una duración de uno a treinta días…

Ejemplos de delitos leves

Por ejemplo hay delito leve por hurto, por daños materiales, por estafa o por apropiación indebida cuando la cuantía de lo defraudado no sea superior a 400 €. Igualmente por coacciones, lesiones, amenazas, imprudencias que se conceptualicen como leves. Así por ejemplo en el caso de lesiones ha de haberse producido daño físico que no requiera más de una asistencia sanitaria. También usurpación de vivienda o incluso abandono de animales.

Delitos leves por lesiones

La comisión de estos delitos son por agresiones de una persona a otra. Siempre que el agredido no precise más allá de una primera asistencia, tratamiento médico o quirúrgico continuado.

Delitos leves por amenazas

Cuando una persona amenace a otra de forma leve con causarle algún daño o mal.

Delitos leves por estafa

Cuando por afán de lucro y mediando engaño una persona consigue incorporar hasta cuatrocientos euros que provengan del engañado.

Delitos leves por apropiación indebida

Se comete cuando el obligado a guardar unos objetos no devuelve los mismos a su legítimo dueño. Siempre y cuando esos objetos tenga un valor inferior a cuatrocientos euros.

Procedimiento para los delitos leves

El procedimiento se inicia mediante denuncia ante la Policía, Guardia Civil o Juzgado por parte de la persona agraviada que es un requisito imprescindible para que se puedan tramitar este tipo de delitos. Se realiza por el órgano judicial al que corresponda el asunto una simple recopilación de elementos para poder tramitar el juicio por delito leve y se señala una fecha para la celebración del correspondiente juicio donde se tendrán que celebrar en unidad de acto todos los medios de prueba que se hayan podido recopilar, dictándose a continuación la Sentencia correspondiente que es sólo recurrible en apelación ante la Audiencia Provincial correspondiente.

La importancia de contar con un abogado en el proceso

Afectado e infractor recibirán citación en su domicilio. En ella se indicará lugar, fecha y hora para la celebración del juicio rápido por el delito leve. Es cierto que acudir a la misma con o sin abogado es potestad de ambos, el afectado y el infractor. La presencia del abogado es opcional, aunque su presencia es fundamental si queremos que se defiendan nuestros intereses con garantías de éxito.
Un abogado dispone de los conocimientos jurídicos necesarios para su defensa. Cuenta con solvencia por su práctica en juicios. Todo ello ayudará a que el juicio rápido por delito leve llegue a buen puerto. La preparación previa del mismo con el abogado te preparará a la hora de qué y cómo debes declarar para mejor defensa de tus intereses.
Por lo general al no ser obligatoria la presencia de abogado las costas del juicio pueden llegar a imponerse. En el caso por ejemplo de que el denunciado tenga una mala actitud durante el juicio. O si el Juez ve que ha existido mala fe por parte del denunciante al interponer la denuncia.

Primera CITA GRATUITA – Llámanos AHORA

PÍDENOS TU CITA GRATUITA
Ó LLAMANOS
91 575 90 82

Nuestras últimas entradas en el Blog sobre Derecho Penal

© Copyright - Política de Cookies y Términos legales - Vilches Abogados Madrid