• _2017-12-14

Reglamento general de Protección de Datos


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Seguramente en estos últimos días de 2017 y los primeros meses de 2018, leeremos y oiremos hablar mucho del “nuevo Reglamento general de Protección de Datos”. Lo cierto es que llamarlo “nuevo” es un poco contradictorio. Porque este reglamento publicado por el Parlamento y el Consejo Europeo, data del 27 de abril de 2016. Aunque es cierto que el reglamento entraba en vigor a los veinte días de su publicación, no es menos cierto que hasta el 25 de mayo de 2018 no será aplicable.

El tema de la protección de datos es complejo, y con el auge de las tecnologías de la comunicación todo va mucho más rápido que la burocracia. Así ese desfase entre la publicación y la aplicación de la norma, debía servir para que Gobiernos, Instituciones y grandes Corporaciones se pusiesen al día. Sobre protección de datos hemos hablado en ocasiones en el Blog. Desde el torpe intento de “controlar las cookies”, hasta el derecho al olvido. Cuestiones todas ellas relacionadas con los datos que fluyen por las redes.

Reglamento general de Protección de Datos, su finalidad

Este reglamento tiene por finalidad la protección de las personas físicas, en todo lo relativo con el tratamiento de sus datos personales. Al tiempo el reglamento pretende fijar las normas sobre la libre circulación de esos datos. El ámbito de aplicación del Reglamento comprende el tratamiento ya sea automatizado total o parcialmente de los datos personales. Así como del tratamiento no automatizado que estén incluidos o vayan a estarlo en un fichero. Así las cosas el Reglamento diferencia dos ámbitos de aplicación, el material y el territorial.

Ámbito material

El Reglamento marca como opciones en las que no tendrá aplicación, aquellas actividades que no estén comprendidas en la aplicación del Derecho de la Unión. Aquellas circunstancias o actividades que para la prevención o investigación de delitos realicen las autoridades. En general aquellas que se enmarquen en la protección de la seguridad pública. Tampoco a cómo trate los datos una persona física en su ámbito personal o doméstico.

Ámbito territorial

El Reglamento se debe aplicar en el tratamiento de datos de un establecimiento o responsable que se ubique en la Unión Europea. Esto independientemente de que los datos sean tratados en algún lugar de la Unión o no. También al tratamiento de datos de los residentes en la Unión, incluso por responsables no establecidos dentro de ella, cuando estén relacionados con:

  • oferta de bienes o servicios, a los interesados dentro de la Unión Europea. Existan o no pagos por los mismos.
  • o cuando se pretende controlar “su comportamiento”, tenga lugar el mismo dentro de la Unión o no.

Esto último es una gran novedad que amplía mucho su ámbito de aplicación. En consecuencia lógica la extensión y minuciosidad del Reglamento es abundante.

Reglamento general de Protección de Datos, sus principios

A nadie se le escapa la importancia de los datos personales en el actual contexto de una economía global y muy digitalizada. El área del Big Data en la actualidad tiene una relevancia económica brutal. Esta influencia e importancia atañe a la privacidad de los ciudadanos. Para controlara las consecuencias de la misma se debe proteger el derecho a la privacidad. Marcado por este objetivo, el Reglamento atiende a una serie de principios fundamentales.

Crear un marco único para todo el Continente. Una norma, un Continente. Todos nos regiremos por las mismas normas, dando igual el lugar de la UE donde nos ubiquemos. La creación de una ventanilla única real. Así los empresarios solo tendrán un supervisor en toda Europa. Existen ya cálculos sobre el ahorro de esta medida, que estiman en más de dos mil millones de euros al año el beneficio. Dejar claro que para Europa rige la normativa Europea. Esto es que las empresas de fuera de la UE, deben aplicarnos nuestras reglas al facilitarnos sus servicios.

Los datos y su tratamiento serán considerados por sus riesgos específicos. Las normas deben evitar obligaciones genéricas que en ocasiones no tienen sentido con respecto al factor de riesgo real. La privacidad debe estar presente desde el diseño de productos y servicios. Cuando se diseñan aplicaciones de tratamiento de datos deben estar pensadas en garantizar la privacidad desde el minuto uno. Hacer especial hincapié en el consentimiento para el tratamiento de datos. Es el responsable del tratamiento el que debe aplicar medidas o instrumentos para garantizar que el consentimiento de dio de forma adecuada.

Derechos de los ciudadanos de la UE, sobre protección de datos

Es evidente que el nuevo marco para todos en cuestión de protección de datos, mejorará a algunos países y a otros les reforzará en su línea directriz. En España hasta ahora conocíamos algo que denominamos derecho ARCO. El acrónimo de cuatro derechos respecto a la protección de datos:

  • Acceso
  • Rectificación
  • Cancelación
  • Oposición

Pues bien el nuevo reglamento nos da una vuelta a estos derechos anteriores. Ahora nos refiere al derecho de transparencia, al de información, al de acceso, al de rectificación, al derecho al olvido o supresión, al de la limitación del tratamiento, a la portabilidad de datos y finalmente al de oposición. Es evidente que no solo se amplían derechos, al tiempo se adecuan a la realidad tecnológica y al derecho emanado de sentencias judiciales de la UE.

Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR