• _2017-07-24

Rechazan derecho al olvido


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

En una reciente resolución del Tribunal Supremo los magistrados rechazan derecho al olvido en el caso de una persona absuelta en un juicio por doble asesinato. Recalcamos que esta persona fue absuelta en un juicio, y que su pretensión tenía que ver con una publicación de un periódico acerca de esa absolución. El asunto del derecho al olvido en Internet, es un tema ya tratado en nuestro Blog en un par de ocasiones. La primera vez hablamos de la sentencia del Tribunal Europeo dando la razón a España. Esa sentencia se refería a la necesidad de que los motores de búsqueda, en especial Google, implementasen las medidas necesarias para el derecho al olvido en Internet. La segunda ocasión fue con motivo de otra sentencia del Tribunal Supremo. En aquella ocasión los demandantes de esa “protección” eran unas personas relacionadas con el tráfico de drogas en los ochenta. En aquella ocasión aceptaron y rechazaron al tiempo las pretensiones de esas personas.

Derecho al olvido, qué hacer

Desde aquella primera sentencia del Tribunal Europeo, la protección al derecho al olvido es una realidad. Cualquier ciudadano que quiera que no se indexen ciertos resultados relacionados con su persona, pueden dirigirse a los buscadores. Ellos deben retirar los enlacen si esa información no tiene vigencia y perjudica al interesado. Recordemos que esto lo excluye de resultados de búsqueda, no significa que desaparecen de Internet. Si lo que queremos es que desaparezcan por completo, debemos dirigirnos a quien tiene en sus servidores esa información y requerir su borrado. Pero obviamente y tal como se indicaba en la sentencia del Tribunal Europeo, esto significa un choque de intereses. Por un lado el derecho de los usuarios de Internet a conocer la información y los derechos fundamentales del afectado. El equilibrio es complicado, y cuando ambas partes no se ponen de acuerdo, nos vemos abocados a procesos judiciales.

Ese equilibrio entre ambos derechos es complicado. Dependerá en gran medida del “papel” público o no del afectado. De la naturaleza de la información que se quiera eliminar. Por supuesto de su veracidad o falsedad. Así que sí, podemos pedir la eliminación de los enlaces que nos perjudican y ya no tienen razón en el tiempo. Para ello se nos da la opción de ir a por quién facilita esos resultado de no bastarnos esa medida, ya deberemos ir a quién ha compartido esa información. Algo sin duda más complejo. Si precisas de que tu derecho al olvido sea reconocido. Si los buscadores te rechazan derecho al olvido. Puedes contactar con el despacho para que te asesoremos en los pasos a dar. Usa el siguiente formulario de contacto.

AMPLIAR INFORMACIÓN

Su nombre (*)

Su e-mail (*)

Su Teléfono

Su mensaje

La anterior sentencia del Supremo

Como ya decíamos la anterior sentencia del Supremo de la que hablamos daba la razón a medias a los afectados. Por un lado accedía a la pretensión de los afectados, para que los responsables de las hemerotecas implementasen las medidas para no indexar la información obsoleta. Esto es que usaran las instrucciones “noindex” en esas publicaciones. Lo que no aceptó el Tribunal en aquella ocasión fue el borrado de los nombres y apellidos de los afectados. Consideraba el alto tribunal que ello sería una restricción excesiva del derecho a la libertad de información. En ocasiones mantener el equilibrio entre derechos supone que se nos de la razón a medias.

Rechazan derecho al olvido

En el caso que nos ocupa en esta ocasión hablamos de la información acerca de un juicio. El juicio celebrado con tribunal del jurado, da la absolución a la persona juzgada en un caso de doble asesinato. Un periódico publica el artículo dando la información del juicio y que el acusado fue absuelto. Para hacerlo se valen de una fotografía realizada legalmente en el juicio. En ningún caso indican en la noticia ni el nombre, ni los apellidos del afectado. Este demanda al periódico y a sus redactores “por el daño moral” sufrido. Pidiendo ciento veintidós mil euros, así como la retirada de los archivos tanto de los buscadores, como de las redes sociales.

Primera instancia

En primera instancia se desestima la demanda. Pues se considera que no hay intromisión en los derechos fundamentales al honor y la propia imagen, esgrimidos en la demanda. Del mismo modo la sección 11ª de la Audiencia Provincial de Valencia, desestima el recurso de apelación presentado por el demandante. Entendiendo que debe prevalecer la libertad de información.

Recurso ante el Supremo

El demandante culmina los procesos con el recurso ante el Supremo. Este tampoco le da la razón. La Sala Primera del alto Tribunal entiende que la actuación de los demandados se legitima en el ejercicio de la libertad de información. La información ofrecida y publicada era veraz. Con datos de la investigación tanto policial como judicial. Con fuentes fiables e identificadas perfectamente. Así como recogiendo las declaraciones de la fiscalía del caso. Además el caso fue de gran impacto en la opinión pública, lo que confirma la necesidad de la información. En ningún caso se usaron términos que pudiesen ofender al demandante.

La Sala tampoco advierte intromisión ilegítima en el derecho del honor del afectado. Tampoco accede a considerar que exista vulneración a la propia imagen al publicar la foto del demandante durante el juicio. Sobre este particular recalca dos extremos, para tomar la fotografía tenían permiso del presidente del tribunal. Y es una información gráfica veraz y de interés público. Se tomaron ejerciendo el derecho a la libertad de información.

Acerca del derecho al olvido

Otro de los puntos que el demandante solicitaba era el derecho al olvido. Su intención era la retirada de la información del juicio, junto a su imagen. Solicitaba la retirada tanto en buscadores como en redes sociales. La Sala entiende que no había lugar a tal pretensión. Pues no encajaba en los supuestos que la jurisprudencia contiene en la actualidad. Considera que el responsable de la hemeroteca en la que se encuentra esa información, ha respetado la normativa sobre datos personales. Al obviar el nombre y apellidos del demandante, en ningún caso se podrán dar resultados de búsquedas sobre la información al usar el nombre y apellidos del demandante. La noticia está originalmente en la versión digital de Internet. Pero no se puede relacionar con el nombre o apellidos del demandante.

Otro de los requisitos para acceder al derecho al olvido digital es el de la desaparición del interés público. Entiende el tribunal que no se da tampoco en este caso. Si bien es cierto que los hechos datan del año 1997, la información es del año 2012 fecha del juicio. Dada la extraordinaria gravedad de los hechos juzgados, dos asesinatos y al impacto social, y que la demanda se presenta a los dos años de celebrado el juicio, no se puede aceptar el olvido digital.

Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR