• _2016-04-21

Planificar la herencia


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Planificar la herencia, esa es una de las frases que más repetimos a nuestros clientes más antiguos, cuando nos hablan de su preocupación real por el “berenjenal” que se puede llegar a dejar a los herederos, sobre todo si viendo el plumero como lo estamos ya viendo prevemos que el futuro inquilino del Ministerio de Hacienda no tenga “más remedio” que meter mano al impuesto de Sucesiones y Donaciones del que tienen la competencia las Comunidades Autónomas, recordemos que ya en 2014 la Comisión Lagares, creada a instancias del Ministro Motoro, apuntaba ya la necesidad de homogeneizar dicha tributación haciendo una especie de tabla rasa para todas las Comunidades Autónomas. Si además hacemos caso a los avisos que desde la Comisión Europea nos llegan, en los que se dice que el próximo ejecutivo tendrá que hacer “más ajustes”, el panorama puede empeorar de aquí a pocos años.

En el Bufete Vilches Abogados Madrid, disponemos de un Área de Abogados de Herencias en Madrid, altamente especializado, nuestros expertos en herencias darán respuesta a las dudas que acerca de las disposiciones testamentarias, así como de sus derechos como heredero legítimo, si crees que puedes precisar de nuestros servicios contacta con el Bufete sin compromiso, en los medios que tenemos disponibles, el chat online de la esquina derecha, en nuestra página de contacto de la web, o si lo preferís en el teléfono 91 575 90 82 sin ningún compromiso, salvo el nuestro de daros el mejor trato y asesoramiento posible.

Planificar la herencia - Vilches Abogados Madrid

Planificar la herencia: aprovechar la actual normativa

Sin ninguna duda si lo que pretendemos es planificar la herencia de la forma más beneficiosa para nuestros herederos, debemos aprovecharnos de la “bondad” de la actual normativa, y donde podemos conseguir más beneficios es aprovechar en las Comunidades donde las donaciones tienen un régimen más favorable, donar en vida es la práctica más lógica para planificar la herencia de la forma más adecuada, pero no podemos hacerlo sin planificar correctamente y sin conocer qué y cómo podemos donar, para ello es conveniente contar con el asesoramiento de expertos en herencias como los que hay en nuestro Bufete.

Planificar la herencia: casos por Comunidades Autónomas

Recordemos que cada Comunidad Autónoma se rige por una legislación diferente, por ello cada caso debe verse en concreto pues aparte de las diferencias de legislación, nos encontramos también las diferencias impositivas, no son el mismo impuesto en cada Comunidad Autónoma. Bien nosotros nos vamos a referir al caso en que la legislación que rige es la que impone nuestro Código Civil, quedan al margen las Comunidades Autónomas de Cataluña, Navarra, País Vasco, Baleares.

Planificar la herencia: Código Civil

Como ya hemos contado en otras ocasiones, nuestro Código Civil requiere que dejemos bien en vida o bien por testamento, dos tercios de nuestra herencia a nuestros hijos y descendientes, el reparto de estos dos tercios se hace con el primer tercio o legítima de forma que cada uno de los hijos y descendientes reciba la misma parte, el segundo de estos dos tercios es el que se conoce como de mejora, el reparto de este puede ser como le plazca al testador. El tercio sobrante, conocido como de libre disposición es para que el testador lo reparta o entregue a quien desee. Hay que recordar que el viudo o viuda del testador tiene reconocido legalmente el usufructo del tercio de mejora, al tiempo el testador obviamente puede disponer de su tercio de libre disposición para incrementar los derechos de éste.

Planificar la herencia: donaciones

Cuando usamos la figura de la donación hemos de entender que se trata de anticipar la herencia que legalmente le corresponde a alguno o todos los herederos legales, por lo que se deben seguir las mismas reglas de reparto que marca la ley. En ningún caso un heredero puede recibir anticipadamente más de aquello que legalmente le corresponde.

Es aquí en las donaciones, donde entra en juego e Impuesto de Sucesiones y Donaciones, para quien no conozca a fondo el funcionamiento del mismo, hay que pensar que este impuesto es de los que se conocen como progresivos, más recibimos más pagamos por él, y aquí si que el importe del impuesto depende exclusivamente de lo dispuesto por cada Comunidad Autónoma. Pero al conocer en cada caso el gravamen que se impone, hacer el cálculo de cuánto va a tener que pagar el heredero es relativamente sencillo. Así de esta forma podemos ir jugando con las cantidades donadas de tal forma que no le resulte tan gravoso recibir la herencia que no pueda asumirlo.

Lo más sensato parece que sería hacer dos partes, por un lado dejaremos para el testamento aquellos bienes que no tributan por sucesiones, y haremos donaciones de aquellos otros bienes que pueden tener beneficios fiscales otorgados por la Comunidad Autónoma en la que vive el heredero, ojo la Comunidad donde se recibe la donación, esto es muy importante para tenerlo en cuenta. Existen algunos bienes que pueden estar gravados al tiempo en caso de sucesión y en caso de donación, para estos habrá que estudiar individualmente lo que más convenga en cada caso.

 

 

Planificar la herencia: ejemplos

Vamos a ver qué podríamos hacer con distintos tipos de bienes, si bien os recomendamos que paséis por el Bufete para estudiar vuestro caso en particular, pues lo mismo podíamos ver una táctica a emplear distinta, tiene mucho que ver con el volumen de la herencia y con la capacidad económica actual del heredero. Algunos de los bienes que están exentos al heredar son la empresa familiar, algunos seguros de vida o la vivienda familiar.

Cuando se trata de la vivienda habitual, lo normal es que no sea objeto de donación pues al transmitirla por testamento se obtienen reducciones que van del 95 al 99 por ciento de la cuota tributaria, de nuevo depende de la Comunidad Autónoma del inmueble, con un importe máximo de 122.000 euros. En el caso de disponer de una segunda vivienda, esta tributará si su valor es superior a 275.000 euros.

La empresa familiar es uno de esos bienes que por lo general preocupan tanto a los herederos como al testador, y no es una preocupación vana, en las empresas familiares se depositan muchas jornadas de trabajo y sacrificios que bien merece la pena dedicar tiempo en saber cómo conseguir el menor impacto fiscal posible a los herederos, pero ojo aunque es posible llegar a conseguir una donación que sea muy beneficiosa fiscalmente hablando, no es sencilla de conseguir por la gran cantidad de requisitos a cumplir, se hace necesario un estudio concreto de cada una de las empresas y sociedades que se prevén donar.

Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR