• _2014-05-01

Maratón de Madrid


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Este pasado domingo se ha celebrado la 37ª edición del Maratón de Madrid, lo que siempre fue conocido como “Mapoma” y ahora en su versión moderna como el Rock ‘n’ roll Madrid Maratón, bueno los que ya hemos dejado parte de nuestras suelas otros años en esta carrera nos resistimos a cambiarle el nombre, pero no es de eso de lo que queremos hablar hoy, ni de que Ezekuiel Chebii con un tiempo de 2h09’16” haya sido el ganador, batiendo el récord de la prueba y encima en su primer maratón. Alem Fikre con un tiempo de 2h32’11” ha sido la campeona femenina, no queremos mencionar los 29.000 corredores que entre las tres carreras han participado en un día casi perfecto para correr, queremos hablar de la relación entre correr y la actividad jurídica a la que nos dedicamos, de la voluntad, en realidad lo que contamos es exportable a cualquier otra actividad humana, profesional o no.

correr madrid abogadosUn abogado a la carrera

Así escrito y leyéndolo puede parecer una frase desafortunada. A más de uno la visión de un abogado a la carrera le hará pensar en algo turbio o en algún follón monumental.  Puede ser que si os cruzáis con un abogado corriendo este escapando de algún lío, puede ser, pero lo más habitual es que este corriendo en pos de los intereses de su cliente. La carrera de un abogado en el mundo judicial, tiene seguramente más de carrera de obstáculos que de maratón urbana como la que este domingo se celebró en Madrid. Los obstáculos de la otra parte, los que te encuentras por galimatías legales con normas anticuadas o poco desarrolladas, en otras ocasiones los propios obstáculos que te pone tu propio cliente, sí, existen también esos y casi siempre vienen dados por que el cliente no ha sido del todo sincero. Y luego están los obstáculos personales, esos que todos llevamos en nuestra mochila, todos nos sabemos a la perfección la teoría, hay que separar los asuntos personales del trabajo, pero en muchas ocasiones ¡qué difícil es obviar lo que tienes encima! 

Si esta entrada la está leyendo ahora un reponedor de una gran superficie, o una arquitecta, pensarán, y con toda la razón, que en su vida profesional la carrera de obstáculos esta a la orden del día, ya os avisé al principio, es exportable a cualquier actividad humana. Todos nos encontramos obstáculos que van minando nuestra “voluntad”, esa tan necesaria para llevar a buen puerto nuestro plan o proyecto, en muchos casos esos obstáculos pueden llevarnos al límite y quebrarla. No nos engañemos, por lo general, desde niños la vida de los que estamos en el tercio afortunado del mundo, no nos entrena para tener una voluntad inquebrantable. Y aquí es donde entra la importancia de “correr”.

Correr fortalece la voluntad

La semana pasada se celebró el día del libro, que serían los libros sin palabras, por lo general me encantan las definiciones de la RAE de nuestras palabras, “voluntad: facultad de decidir y ordenar la propia conducta.” Esa facultad se ve mermada, cuando no anulada por esos obstáculos que nos vamos encontrando en el camino. En muchas ocasiones nuestra voluntad no está lo suficientemente entrenada como para resistir esa carrera, correr es una forma de fortalecer la voluntad y llevarla a alcanzar la excelencia, esa que marca la voluntad inquebrantable.

Vestirse con la ropa de correr, mallas, camiseta técnica, gafas para correr, algo de abrigo si hace frío, una visera para protegernos del sol y atarse las zapatillas, es una liturgia que a mi me recuerda los preparativos antes de entrar a la Sala, tu mente se está concentrando en lo que vas a hacer en unos minutos, solo tienes en la cabeza los kilómetros que tienes por delante, las pruebas que vas a presentar, las alegaciones que ya tienes previstas, esas cuestas que vas a subir y como vas a recuperar en las bajadas, con el tiempo durante la liturgia de los preparativos eres capaz de “visualizar” los kilómetros antes de recorrerlos, de prever los movimientos de la otra parte, lo que el Juez va a pensar de tu alegato…

Al correr llevas a tu cuerpo al límite de sus posibilidades, cuando parece que no puedes más eres capaz de sacar más todavía, llueve, nieva, cae un sol de justicia, pero tú sigues corriendo los obstáculos no importan, llevas entrenando tu voluntad miles de kilómetros, tu voluntad es inquebrantable y ya te acompaña a todas horas, cuando corres o cuando estás en el tribunal.

¿Te pueden los obstáculos de la vida diaria? Empieza a correr, entrena tu voluntad hasta hacerla inquebrantable, a lo mejor llega un día que necesitas aún más, quieres y necesitas llevar tu resistencia un paso más allá, y entonces descubras el triatlón por ejemplo, de ese tema también podremos hablaros otro día.

Un saludo.

Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR