• _2017-02-16

Jornada efectiva: registro diario


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (4 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Hablamos de una sentencia del año pasado sobre jornada efectiva y la obligatoriedad o no de llevar en las empresas un registro diario de ésta. La sentencia de la Audiencia Nacional fechada el 19 de febrero del año pasado, tiene un alcance tal que podría llegar a afectar a la totalidad de los centros de trabajo. La sentencia aún no es firme pues podía ser recurrida en un Recurso de Casación frente al Tribunal Supremo. No obstante mientras ese posible recurso se sustancia o no, se deberían tomar en las empresas las medidas necesarias ante una inspección laboral. Vamos a ver qué dice esta sentencia acerca del registro diario de la jornada efectiva.

Abogado Laboralista en Madrid

En Vilches Abogados de Madrid, disponemos de abogados laboralistas que atenderán tus necesidades. Tanto para trabajadores, colectivos o empresarios. Trabajamos en esas dos vertientes del derecho laboral. Si necesitas en este momento asesoramiento de un Abogado Laboral puedes dirigirte a nuestro Bufete, por los medios que tenemos disponibles, nuestro chat online de la esquina derecha, en la página de contacto de la web, o si lo preferís en el teléfono 91 575 90 82 sin ningún compromiso, salvo el nuestro de daros el mejor trato y asesoramiento posible. Os dejamos también un formulario de contacto rápido:

AMPLIAR INFORMACIÓN

Su nombre (*)

Su e-mail (*)

Su Teléfono

Su mensaje

Jornada Efectiva

Jornada Efectiva, sentencia Audiencia Nacional

Esta sentencia no hace otra cosa que reiterar la interpretación del Artículo 35 del Estatuto de los Trabajadores de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional. La sentencia se refiere a un conflicto colectivo sobre el control de la jornada laboral entre Bankia y las Centrales Sindicales. Vamos a ver que dice el Artículo 35 del Estatuto de los Trabajadores:

Artículo 35. Horas extraordinarias.

1.Tendrán la consideración de horas extraordinarias aquellas horas de trabajo que se realicen sobre la duración máxima de la jornada ordinaria de trabajo, fijada de acuerdo con el artículo anterior. Mediante convenio colectivo o, en su defecto, contrato individual, se optará entre abonar las horas extraordinarias en la cuantía que se fije, que en ningún caso podrá ser inferior al valor de la hora ordinaria, o compensarlas por tiempos equivalentes de descanso retribuido. En ausencia de pacto al respecto, se entenderá que las horas extraordinarias realizadas deberán ser compensadas mediante descanso dentro de los cuatro meses siguientes a su realización.

En este primer punto se nos define con exactitud lo que se consideran horas extras. Así como la compensación o retribución que se debe tener al ser realizadas. Lo que queda meridianamente claro es que las horas extras deben ser recompensadas de una u otra forma. Pero cómo se calculan o justifican esas horas extras, la única forma viable es un control de la jornada efectiva. En ese aspecto nos vamos al punto cinco de este mismo Artículo 35:

5. A efectos del cómputo de horas extraordinarias, la jornada de cada trabajador se registrará día a día y se totalizará en el periodo fijado para el abono de las retribuciones, entregando copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente.

El registro diario

Como vemos ese control efectivo de las horas extras debe registrarse diariamente, y ese registro debe ser facilitado al trabajador. Ese registro y la obligatoriedad de parte del empresario de facilitarlo al trabajador es la materia de discusión en esta sentencia. La empresa aduce que las horas extraordinarias no son una práctica habitual en sus centros de trabajo. Por ello entiende que no tiene ninguna obligación de llevar un registro diario de la jornada efectiva. Ni aún cuando puntualmente se tengan que hacer por necesidades de la producción. Por contra la parte demandante cree que ese registro diario es obligatorio, incluso sin realizarse horas extraordinarias.

El criterio de la Audiencia Nacional

Según el criterio de la Audiencia Nacional, lo que indica el punto 5 del Artículo 35, que hemos citado, tiene un objetivo claro. Y no es otro que facilitar al trabajador una prueba documental de la jornada efectiva realizada. En la que se constaten las horas extraordinarias que se han hecho. Entiende que esa es la herramienta en la que pensó el legislador para el control de las mismas. Aducen que si la obligatoriedad de ese registro solo estuviese sujeta los momentos en que se hacen esas horas extra, “se vaciaría de de contenido la institución y sus fines”.

Explica que para que las horas extraordinarias sean consideradas tales, deben ser sobre la duración máxima de la jornada de trabajo. Así las cosas esos resúmenes del registro diario deben mostrar la jornada efectiva diaria. De tal modo que se pueda ver que se han superado o no el horario de la jornada ordinaria.

Lo que termina reiterando la sentencia de la Sala, es que el registro diario de jornada no lo es de horas extraordinarias. Sino de la jornada efectiva y no puede justificarse su no implantación por la voluntariedad de las horas extraordinarias. No controlar los excesos en las jornadas laborales pone al trabajador en situación de indefensión. El único medio para acreditar su existencia o no es el registro diario de la jornada efectiva.

Blog Attachment
  • vilches-abogados-madrid-derecho-laboral
Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (4 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR