• _2016-02-04

Injurias: delitos en el Código Penal


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Las Injurias es otro de los delitos recogidos en el Código Penal, en su Título XI delitos contra el honor, en su Capítulo Dos de la injuria, a finales de enero conocimos la condena de la Audiencia de Valencia a la autora de un Blog por un delito de injurias contra el Rey Juan Carlos, el Blog en cuestión, de escasa o nula relevancia, ha llegado a los Tribunales por que la autora después de los hechos ha llegado a ocupar el cargo de concejal en el Ayuntamiento de Alicante. Las injurias proferidas fueron vertidas con motivo del ya famoso viaje a Bostwana de su majestad y la participación de éste en una cacería de elefantes, con la disculpa televisiva que quedará ya para la historia patria. A colación de esta sentencia por injurias, vamos a hablar del tratamiento de las mismas en nuestro Código Penal.

En nuestro Bufete, Vilches Abogados de Madrid, tenemos un área dedicada al derecho penal, nuestros colaboradores atesoran una gran experiencia en esa área del derecho, si precisáis de los servicios de un abogado penalista poneros en contacto con nuestro Bufete, sin compromiso, en los medios que tenemos disponibles, el chat online de la esquina derecha, en nuestra página de contacto de la web, o si lo preferís en el teléfono 91 575 90 82 sin ningún compromiso, salvo el nuestro de daros el mejor trato y asesoramiento posible.

Injurias en el Código Penal - Vilches Bufete de Abogados Madrid

Reflexiones acerca de injurias e internet

Antes de entrar en la materia de las injurias y el Código Penal, creemos que es bueno hacer un par de reflexiones, la primera es acerca del uso de Internet y todas las herramientas que nos proporciona, sin duda un medio de comunicación de masas, con el mayor impacto de difusión jamás alcanzado, es cierto que deben darse algunas condiciones para que todo lo que se comparta o escriba en Internet sea o llegue a ser “viral”, pero todo absolutamente todo, sigue quedándose allí colgado, incluso después de borrado por el autor puede seguir existiendo en la red, las capturas de pantalla, las búsquedas en cache… Cuando vertemos una “opinión” o “comentario” en la red, no sabemos el recorrido que va a llegar a tener, además de no conocer el alcance de nuestras soflamas  o divagaciones tampoco somos realmente dueños de nuestro destino, y lo que hoy no tiene mayor relevancia para nuestro proyecto vital, mañana es algo con lo que tendremos que vivir y quien sabe si pagar incluso por ello. La otra reflexión es que tendemos a usar en Internet el mismo lenguaje coloquial que usaríamos en un bar en una reunión de amigos, con lo que es relativamente fácil que en medio de nuestra perorata aparezca el insulto, la descalificación, vamos el chascarrillo fácil, quién no ha estado en uno de estos corrillos y ha sido participe de conversaciones en las que se tildaba de “ladrones” a todos “los representantes públicos”. Pues bien la diferencia entre la conversación en un bar, y la escritura en un Blog como éste, estriba además de que en un caso el lenguaje es verbal y en el otro escrito, en el medio en el que se vierten, a todos los efectos Internet es un medio de comunicación de masas, nuestro corrillo de bar se queda dentro de nuestra parcela de intimidad, no se hacen con “publicidad”, al contrario que lo escrito en un Blog.

Injurias en el Código Penal

Como ya hemos dicho las injurias se encuentran recogidas en el Título XI de los delitos contra el honor, en concreto en el capítulo dos, el primer capítulo de este título hace referencia a las calumnias, de las que sin duda ya tendremos la oportunidad de hablar en otro momento. Todo lo que nos tiene que decir el Código Penal sobre las injurias se despacha en apenas tres artículos, los que van del 208 al 210. Vamos a ver la redacción de todos ellos.

Injurias: Artículo 208 del Código Penal

Es injuria la acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación. 

Solamente serán constitutivas de delito las injurias que, por su naturaleza, efectos y circunstancias, sean tenidas en el concepto público por graves, sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado 4 del artículo 173. 

Las injurias que consistan en la imputación de hechos no se considerarán graves, salvo cuando se hayan llevado a cabo con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad.

En este primer artículo queda claro a que llama injuria nuestro Código Penal, para que tenga esta consideración las expresiones deben atentar contra la estima, dignidad o fama del afectado, en el caso que ha dado pie a este artículo, todas las expresiones recogidas por la autora del citado Blog iban en esa dirección. Ahora vamos a ver cómo se castiga al autor de las injurias, lo que viene recogido en el Artículo 209:

Las injurias graves hechas con publicidad se castigarán con la pena de multa de seis a catorce meses y, en otro caso, con la de tres a siete meses

Injurias, funcionarios y exención de responsabilidad

El Artículo 210, con el que se cierra el capítulo de la injuria en el Código Penal, dice que aquel que hay sido acusado de proferir injurias contra “funcionarios públicos sobre hechos concernientes al ejercicio de sus cargos o referidos a la comisión de infracciones administrativas”, podrá quedar exento de la responsabilidad de las mismas si demuestra la veracidad de las imputaciones que vertió en su momento. Dicho de otro modo si proclamas a los cuatro vientos que “todos los funcionarios públicos son unos ladrones”, deberías tener claro que puedes demostrar dicha afirmación para “escapar” a la responsabilidad de las injurias…

Multas en el Código Penal

El tema de las multas en el Código Penal, se recoge en su Artículo 50, que expone lo siguiente:

1. La pena de multa consistirá en la imposición al condenado de una sanción pecuniaria.

2. La pena de multa se impondrá, salvo que la Ley disponga otra cosa, por el sistema de días-multa.

3. Su extensión mínima será de diez días y la máxima de dos años. Las penas de multa imponibles a personas jurídicas tendrán una extensión máxima de cinco años.

4. La cuota diaria tendrá un mínimo de dos y un máximo de 400 euros, excepto en el caso de las multas imponibles a las personas jurídicas, en las que la cuota diaria tendrá un mínimo de 30 y un máximo de 5.000 euros. A efectos de cómputo, cuando se fije la duración por meses o por años, se entenderá que los meses son de treinta días y los años de trescientos sesenta.

5. Los Jueces o Tribunales determinarán motivadamente la extensión de la pena dentro de los límites establecidos para cada delito y según las reglas del capítulo II de este Título. Igualmente, fijarán en la sentencia, el importe de estas cuotas, teniendo en cuenta para ello exclusivamente la situación económica del reo, deducida de su patrimonio, ingresos, obligaciones y cargas familiares y demás circunstancias personales del mismo.

6. El tribunal, por causa justificada, podrá autorizar el pago de la multa dentro de un plazo que no exceda de dos años desde la firmeza de la sentencia, bien de una vez o en los plazos que se determinen. En este caso, el impago de dos de ellos determinará el vencimiento de los restantes.

Posteriormente el Artículo 51, nos dice que si la situación económica del acusado, sufriese variaciones después de la sentencia, el Juez podrá valorar el cambio de los importes y los plazos para el pago de la multa, es una situación excepcional y que requiere de las indagaciones oportunas para confirmar el cambio de situación económica del acusado.

Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR