• _2017-07-03

Incumplimiento del régimen de visitas


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

¿Qué hago ante el reiterado incumplimiento del régimen de visitas? Esta es una pregunta recurrente que nos encontramos en el día a día del derecho de familia. La forma de proceder ante esta circunstancia es lo que nos ocupa en el día de hoy. No hay que perder de vista que estos incumplimientos pueden tener dos orígenes bien diferentes. Que el incumplimiento venga del progenitor custodio o del no custodio. Las “razones” para cada uno de los casos son diferentes, aunque en cualquier caso no sirven para la justificación de este incumplimiento. Tengamos presente que el régimen de visitas se encuentra en la resolución del convenio o en una sentencia judicial. Además que siendo un derecho-deber de los progenitores, las visitas son un derecho de los hijos. Y estas deberían ser completamente indiferentes a la relación de los progenitores.

Abogados matrimonialistas en Madrid

En nuestro despacho Vilches Abogados tienes expertos Abogados Matrimonialistas. Están a tu disposición para todas aquellas necesidades de asesoramiento en materia de familia que precises. Desde la tramitación de procesos de divorcio express o contenciosos. Al cambio o modificación de las medidas adoptadas en procesos matrimoniales. Estamos a tu servicio para cualquier asunto relacionado con el derecho de familia.

Disponemos de varias vías de comunicación abiertas que no pasan necesariamente por acercarse a nuestros despachos. Desde el formulario de la sección de la Web de Abogados Matrimonialistas en Madrid. O el Chat Online de la esquina inferior derecha. O si lo preferís por teléfono 91 575 90 82 . Os dejamos un formulario de contacto rápido desde esta misma entrada:

AMPLIAR INFORMACIÓN

Su nombre (*)

Su e-mail (*)

Su Teléfono

Su mensaje

Incumplimiento del régimen de visitas

La motivación para no cumplir el régimen de visitas es de todo punto inadmisible. No cumplir sin razón de fuerza mayor lo acordado en el convenio, o en la sentencia de divorcio es directamente un incumplimiento. Los incumplimientos no tienen justificación alguna. Para que tengan esa naturaleza han de ser injustificados, no existe razón de fuerza mayor. Y repetidos en el tiempo, han de ser algo reiterado, lejos de un asunto o caso puntual. Al tiempo el incumplimiento debe ser acreditado por aquel que lo padece.

Qué hacer ante el incumplimiento del régimen de visitas

Cuando se da una circunstancia de incumplimiento del régimen de visitas, debemos en primer lugar dialogar con la otra parte. De ese diálogo podremos sacar la causa del incumplimiento, y al tiempo podremos poner remedio al mismo. En estas circunstancias es cuando debemos anteponer el interés de los menores a cualquier otra cuestión. Y el interés de los menores es sin duda que no se vuelvan a producir esos incumplimientos. Del diálogo podrá salir una modificación de las medidas definitivas, fruto de un nuevo acuerdo que facilite el cumplimiento de los mismos. Esa modificación deberá quedar reflejada, vía demanda de modificación de las mismas. El diálogo es fundamental y la mejor herramienta, pero ningún acuerdo puede quedarse en forma verbal.

Imaginemos que el nuevo acuerdo solo tiene una duración determinada en el tiempo. Una estancia de trabajo de media o larga duración, pero que a la vuelta se quiera volver al mismo orden de cosas. Lo más adecuado es firmar un documento privado entre las partes, o elevarlo a documento público con la mediación de un Notario.

La experiencia nos dice que no siempre se encuentra la solución a este problema en ese diálogo tan necesario. En ese momento el progenitor que está sufriendo el incumplimiento del régimen de visitas, deberá requerir al otro el cumplimiento de la sentencia o del convenio del divorcio. Lo que corresponda en cada caso. La vía para hacer esos requerimientos debe dejar constancia de su existencia, para ello el burofax es la mejor opción. Existen dos posibilidades que ante los requerimientos se avenga a razones y cesen los incumplimientos. O que se persista en la misma situación.

Ante la segunda posibilidad se deberá interponer una demanda de ejecución de la sentencia o del convenio. En este momento pasamos la responsabilidad del requerimiento al Juzgado, frente al progenitor incumplidor. Este tendrá la oportunidad de alegar sus motivaciones o de cesar en su actitud. El juzgado dará un plazo para que la situación se reconduzca. Cabe destacar la posibilidad de incurrir en desobediencia a la autoridad judicial en caso de persistir en el incumplimiento tras la demanda. Si en el plazo impuesto el progenitor que incumple no revoca su actitud, podrá ser apremiado con multas mensuales coercitivas. Multa por mes de incumplimiento, éstas se pueden mantener el tiempo hasta la consideración del propio juzgado.

En muchas ocasiones la solución al problema del incumplimiento del régimen de visitas, viene aparejada a la entrega de los menores en puntos de encuentro familiar. En esos puntos de encuentro el Juzgado puede seguir el cumplimiento del régimen de visitas con mayor facilidad. Esa posibilidad de entrega de menores en esos puntos no viene siempre recogida en la sentencia o en el convenio de divorcio. Ante esta situación nos encontramos con dos formas para resolverlo. O bien con una demanda de modificación de medidas, o si el juzgado lo entiende así por vía de ejecución.

Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR