• _2014-03-03

Habeas Corpus


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

El otro día en nuestras recomendaciones ante una detención os comentábamos la posibilidad de pedir un Habeas Corpus si durante la misma se produjeran hacia nuestra persona maltratos, o coacciones por ejemplo, o que entendamos que la detención ha sido arbitraria y sin justificación. Creemos que es un buen momento para explicar un poquito más a fondo esta institución jurídica.

hablemos de derecho

El porqué del Habeas Corpus

Las Constituciones modernas tienen un denominador común, la protección de la vida y la libertad de los ciudadanos, es por ello que el establecimiento de sus sistemas jurídicos y políticos persigue que se garantice de la mejor forma posible esa protección, no en vano las Constituciones deben ser garantes de la protección de los derechos fundamentales, y es evidente que el derecho a la libertad personal es el más fundamental de esos fundamentales derechos, suele ser condición sine qua non para el ejercicio del resto.

Nuestro tiene una pretensión por encima de todas, la garantía de la libertad de los ciudadanos, así la Constitución la eleva como un valor superior del ordenamiento. Los derechos fundamentales están regulados en la misma, disponiendo de diversas técnicas jurídicas para la protección de esos derechos, frente a la acción de otros ciudadanos y lo que es más importante frente a la acción de los poderes públicos. Para la protección del derecho a la libertad personal se nos ha dotado del Habeas Corpus, es un instituto propio del Derecho anglosajón de demostrada eficacia ante la arbitrariedad de los representantes del poder público. El origen anglosajón de este procedimiento adoptado como propio por nuestro ordenamiento, no implica que en nuestra historia jurídica la protección de la libertad del individuo sea una desconocida…

Nuestros antecedentes

En nuestra historia existen antecedentes lejanos como el “recurso de manifestación de personas” del Reino de Aragón, en el fuero de Vizcaya se trataba también el tema de posibles detenciones ilegales, e incluso las anteriores Constituciones de 1869 y 1876, ya regulaban un procedimiento aunque no le pusieran un título al mismo. A pesar de estos antecedentes hay que reconocer que en ningún caso ninguna norma anterior se ha acercado al nivel de garantías que ofrece nuestra actual Constitución.

El presente

En el artículo 17 apartado cuatro, nuestra Constitución indica la obligación del Legislador de regular por Ley esta institución, y así lo hizo con la Ley Orgánica 6/1984, de 24 de Mayo que regula el procedimiento del Habeas Corpus. Lo que pretende esta Ley es el establecimiento de medios eficaces y ágiles para que se puedan evaluar las posibles detenciones que no tengan justificación legal o que las condiciones en las que se han producido estén fuera de la legalidad. Para ello se formula la comparecencia ante el Juez, en la que el privado de libertad podrá exponer cuantas alegaciones tenga contra las causas o condiciones de su detención. El Juez resolverá si la detención se ajusta a derecho o no.

Para conseguir que este procedimiento sea eficaz la velocidad es fundamental, cuanto menos tiempo se prolongue la posible detención ilegal, menos durará la violación del derecho a la libertad personal, es por ello que el plazo máximo para poner a disposición judicial a un detenido es de veinticuatro horas. Se da así a nuestro ordenamiento un sistema acelerado de control de las detenciones y las condiciones en las que se realizan.

Nunca nos cansaremos de recordaros que lo mejor siempre es contar con el consejo y la compañía de un profesional del derecho para que vuestros intereses estén bien representados, y nos ponemos a vuestra disposición.

Un saludo.

Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR