• _2016-03-24

El Juicio a Jesús


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (4 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

En nuestra tradición Cristiana existen numerosos juicios que han marcado nuestra historia, en estos días en los que celebramos la Semana Santa, sin duda el juicio a Jesús es uno de los momentos claves de la misma, quizás tanto en los ritos de la Semana Santa, como en las muestras de fervor popular, sean otros episodios del Vía Crucis los que más centran la atención pero nosotros seguramente por deformación profesional nos queremos centrar en el juicio a Jesús y de él vamos a hablaros hoy.

Somos conscientes de que la realidad de nuestro país es cada vez más diversa, tanto en cuestiones de creencias religiosas como de otra índole, más la realidad es que nuestro país es de amplia tradición Cristiana, no seríamos lo mismo sin esa historia detrás y esa es una realidad tozuda. Es interesante conocer nuestra realidad, y por eso hoy vamos a hablar en un Blog de Derecho de algo que sobrepasa las leyes humanas, a las que nosotros debemos toda nuestra atención, para las leyes humanas ya sabéis que podéis contactar con nosotros en todos los medios habilitados a tal efecto, el chat online de la esquina derecha, en nuestra página de contacto de la web, o si lo preferís en el teléfono 91 575 90 82 sin ningún compromiso, salvo el nuestro de daros el mejor trato y asesoramiento posible.

 

Vilches Abogados Madrid - El juicio a Jesús

El juicio a Jesús

En la puesta en escena del Juicio a Jesús vemos algo muy común en el mundo judicial, distintas instancias o Tribunales, que no se ven competentes para abordar o tratar una situación y pasan la “pelota” a otra instancia o Tribunal, así las cosas después de tomar preso a Jesús, nadie quería ser en última instancia el que le condenara por algo que no se tenía muy claro qué era, ni el delito cometido ni la culpabilidad, dos instancias son las que entran en “conflicto”, el Sanedrín y la autoridad del Gobernador Romano. Una suerte de lo que en los últimos tiempos hemos podido ver en nuestra propia realidad jurídica, recordemos por ejemplo al Tribunal Supremo declarándose no competente para investigar el caso de los ERES y pasando la “pelota” al Tribunal de Sevilla, que a su vez se lo había enviado anteriormente. O aquí en Madrid cuando se llevó a la Justicia el caso de las “externalizaciones” de la Sanidad Pública Madrileña, uno de los que se “desentendió” del caso al no sentirse capacitado para entrar en él, fue por ejemplo el Juzgado Contencioso Administrativo número 28 de Madrid.

El conflicto de jurisdicciones vemos por tanto que es tan antiguo como la Justicia misma, la existencia de distintas instancias, con atribuciones diferenciadas produce estas realidades que a veces como ciudadanos de a pie nos resultan cuando menos chocantes, pero lo cierto es que en ocasiones por desconocimiento de la instancia a la que se debe recurrir, y otras por intereses más espurios la instancia a la que llega un asunto legal no es la apropiada, lo que crea dilaciones en los procesos.

El juicio a Jesús: los cargos

Los cargos contra Jesús eran cuando menos frágiles, se centraban en delitos religiosos y políticos, delitos poco precisos, que para demostrarlos durante todo el proceso se intentará conseguir una confesión del propio Jesús y de los testigos interrogados. El delito principal fue que el mismo se considerase “Rey de los judíos”, lo que entraba en conflicto con la autoridad Romana, pues era el Emperador el rey de facto de los judíos.

El juicio a Jesús: las instancias

Vamos a tratar de entender las dos instancias que actuaban en el juicio a Jesús, en primer lugar por orden de aparición el Sanedrín, una suerte de Tribunal judío que tenía una cierta independencia de la autoridad Romana, pero de bastante limitada actuación, los Romanos permitían su existencia en una suerte de “concesión” a los territorios ocupados, algo así como dar la sensación a los ocupados de que aún tenían algo de autonomía. Sus límites de actuación eran meramente religiosos y de conflictos locales de trascendencia menor. Este tribunal lo presidía el sumo sacerdote Caifás, de hecho se reunía en su casa, y en la del anterior sumo sacerdote, Anás que era el suegro del primero.

La autoridad Romana se ve reflejada en dos instancias, la del Tetrarca de Galilea, en la persona de Herodes Antipas, personaje crucial en la muerte de San Juan Bautista, que en esta ocasión relega toda responsabilidad en la segunda autoridad Romana, en el prefecto de la provincia romana de Judea, a todos los efectos Gobernador de ésta, en la persona de Poncio Pilatos, que será el que finalmente se vea arrastrado a condenar a muerte a Jesús, no tanto convencido de la gravedad de lo que se le acusa como obligado tanto por el entorno, como por las propias respuestas de Jesús, toma la “decisión fácil”, la que se espera que tome.

El juicio a Jesús: el proceso

El proceso a Jesús dista mucho de lo que hoy en día consideraríamos un juicio justo o con un mínimo de garantías jurídicas, eran otros tiempos aunque en la actualidad veintiún siglos después hay lugares del mundo en el que procesos similares se dan todos los días, con el mismo resultado en forma de condena a muerte, solo de pensarlo se hace complicado hablar de lo que ha avanzado el ser humano…

En el proceso se nos relata una suerte de diálogos en los que los Jueces intentan hacer caer a Jesús en errores para poder incriminarlo, pero las preguntas de estos son respondidas por Jesús de tal forma que les enfurece más o como en el caso de Pilatos les lleva a dudar de todo. “Mi reino no es de este mundo…” o “todo aquel que es de las verdad, oye mi voz”, son mensajes que centran en ese momento el fundamento evangélico del cristianismo, de ahí la gran importancia que tiene el proceso en la doctrina cristiana, sin este proceso y su desarrollo posterior no conoceríamos el cristianismo como lo conocemos hoy en día.

La narración del proceso a Jesús, da cuenta de torturas por parte de distintos actores, tanto en el Sanedrín judío como por parte de los Romanos, la flagelación, la corona de espinas, el manto púrpura, y el último escarnio, aparecer ante la muchedumbre para con motivo de la Pascua judía elegir entre él o Barrabás, como el reo a salvar según la costumbre. La muchedumbre elige salvar al delincuente Barrabás y es entonces cuando Pilatos se lava las manos para pasar la responsabilidad de la muerte de Jesús al pueblo judío. La condena a muerte, cargando con su propia cruz hasta el lugar donde tuvo efecto la crucifixión, en el Gólgota.

Semana Santa: el juicio a Jesús

La Semana Santa empieza el Domingo de Ramos, con la entrada en Jerusalén de Jesús y toda su comitiva, es un proceso en el que los seguidores de Jesús le tratan como al Rey de los Judíos, lo que desata la ira entre los sacerdotes, el Lunes Santo Jesús es ungido por María una de las hermanas de Lázaro en la casa de este, Lázaro es aquel al que resucitó. Ese mismo día expulsa a los mercaderes del templo de Jerusalén, con lo que termina de ganarse el odio de los sacerdotes. El Martes Santo, Jesús habla a sus discípulos de la traición que uno de ellos iba a realizar y de las tres veces que Pedro le negará, El Miércoles Santo, Judas Iscariote consuma la traición, a cambio de treinta monedas de plata entrega a Jesús al Sanedrín, el Jueves Santo el día de hoy, con el lavatorio de pies, la última cena que instaura la Eucaristía, la oración en Getsemaní las dudas, los miedos humanos, y el arresto de Jesús. Entre el Jueves y el Viernes Santo, se produce la prisión de Jesús, los interrogatorios que conocemos como el juicio a Jesús, las torturas, la condena a muerte y la ejecución. Así como ese Viernes se da sepultura a su cuerpo, y el Sábado Santo que es el día de luto por su muerte.

Blog Attachment
  • vilches-abogados-madrid-el-juicio-a-jesus
Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (4 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR