• _2014-05-19

Derecho al olvido y Google


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Esta semana pasada el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, vino a dar la razón a la posición de España en lo referente al derecho al olvido, frente a la posición de los motores de búsqueda, como es el caso de Google. Así las cosas el TJUE dice que los buscadores deben retirar los enlaces a informaciones publicadas en el pasado si se demuestra que perjudican a un ciudadano y no sean ya relevantes.

derecho al olvido y google ¿Qué dice el TJUE?

Para entender qué es lo que ha dicho el TJUE sobre el derecho al olvido hay que empezar conociendo el origen de la situación. Todo empieza con un ciudadano español que en el año 1998 a resultas de unas deudas con la Seguridad Social subasta unos inmuebles, para poder hacerlas frente. Publicita dicha subasta con un par de anuncios en un periódico, consigue solucionar dicha situación. Doce años después descubre que al teclear su nombre y apellidos en Google, aparece su nombre vinculado a este caso de deudas con la Seguridad Social. Recurre entonces a la Agencia de Protección de Datos, AEPD, de ahí ha llegado al TJUE.

Todo parecía indicar que el TJUE no iba a dar la razón a España en este caso, sobre todo cuando en junio del año pasado, el Abogado General del TJUE, Niilo Jääskinen, aseguró que la directiva de la UE sobre protección de datos no establece ningún derecho al olvido generalizado. Pero la sentencia ha dado un giro inesperado  “si, a raíz de la solicitud de la persona afectada se comprueba que la inclusión de esos enlaces en la lista es incompatible actualmente con la Directiva (de protección de datos personales), la información y los enlaces que figuran en la lista deben eliminarse”, afirma en su comunicado el TJUE.

¿Qué hacer si queremos eliminar información pasada?

Sin entrar a valorar las posibilidades técnicas o las puertas abiertas por la decisión del TJUE, qué opciones tiene un ciudadano que quiera impedir que datos relacionados con su pasado y que ya no tengan ningún tipo de vigencia sean ignorados por los resultados de los buscadores. Para el TJUE los buscadores (Google, Yahoo, Bing, etc.) son “responsables del tratamiento que aplique a los datos de carácter personal que aparecen en las páginas web publicadas por terceros”. Por lo tanto un ciudadano podrá dirigirse a la empresa del buscador para solicitar que se retiren los enlaces a una información que le perjudica y que ya no tenga ningún tipo de vigencia. Debemos aclarar que aunque el motor de búsqueda consiga técnicamente hacer desaparecer esos enlaces de sus resultados, la información seguirá estando publicada en Internet, aunque no sea accesible desde una búsqueda con uno de esos motores. Eliminamos la visibilidad y no el contenido, para que desapareciera el contenido el que en su día lo publicó debería eliminarlo de la red, una vez eliminado y en cuestión de días desaparecería de los resultados del buscador.

Imaginemos que la empresa responsable del buscador hace oídos sordos a nuestra petición, es entonces cuando podremos acudir a las autoridades competentes para que se eliminen esos enlaces. De todos modos el propio TJUE resalta que hay un choque de intereses y que se debe buscar el equilibrio entre el “interés legítimo” de los internautas a conocer la información y los “derechos fundamentales” del ciudadano que pide el borrado de esos enlaces. Aunque, en general, son los de este último los que prevalecen, habrá casos particulares en que se deba anteponer el interés del público, sin ir más lejos “en función del papel que esa persona desempeñe en la vida pública”. 

En resumidas cuentas, ahora es posible “pedir” a los buscadores que eliminen los enlaces a información que ya no tenga porque seguir siendo de dominio público, esto facilita las cosas al ciudadano afectado ya que no tendrá que ir a los que en su día publicaron aquella información o la compartieron, que en algunos casos pueden llegar a ser varios sujetos y de distintas personalidades jurídicas, ahora se puede acudir al “facilitador” para que no realice el trabajo para el que está creado. ¿Te encuentras en este caso? ¿Quieres que se reconozca tu derecho al olvido 2.0? Si necesitas asesoramiento sobre este particular no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Un saludo.

Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR