• _2015-07-20

Delitos económicos


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (6 votes, average: 4,83 out of 5)
Loading...

Los delitos económicos en los últimos tiempos han ocupado numerosas primeras planas de periódicos, han abierto telediarios de máxima audiencia y se han convertido en tema de tertulia en los bares y cafés de casi todo nuestro país. No es raro encontrar una partida de mus en la que no se este hablando de delitos económicos, generalmente del que ha centrado la información matinal de ese día, al final casi sin querer nos hemos convertido en expertos sobre la materia, ¿o no? Como Abogados especialistas en delitos económicos vamos a intentar hacer una división de los distintos  y vamos a intentar explicar algunos de ellos, para que en la próxima partida de mus podamos usar la terminología que tan cotidiana se está haciendo con una buena base de conocimiento.

Delitos económicos

Los delitos económicos los podemos dividir en dos grandes grupos, los delitos económicos contra la hacienda pública y los delitos económicos relacionados con el mundo empresarial, entre los primeros podemos encontrarnos:

  • el delito fiscal,
  • fraudes con el IVA,
  • blanqueo de capitales,
  • delitos contra la seguridad social…

En cuanto a los delitos económicos en el orden empresarial nos podemos encontrar:

  • delito de falsedad de documentos,
  • delito de apropiación indebida,
  • delito societario,
  • delito de estafa…

Hoy vamos a empezar a adentrarnos en el delito fiscal, quizás el más usual entre los delitos económicos contra la hacienda pública, y el que suele venir aparejado con más frecuencia aquellos otros delitos económicos relacionados con la corrupción política, no hay acusación de corrupción que se precie sin su correspondiente delito fiscal, o como ocurre en muchas ocasiones, el único delito que se puede imputar por alguna de las conductas corruptas que a diario nos sonrojan e indignan.

Delitos económicos – El delito fiscal

El Código Penal define el delito fiscal como el acto de defraudar a la Hacienda Pública, ya sea por acción u omisión. Se encuentra recogido en el Título XIV del Código Penal, “De los delitos contra la Hacienda Pública y contra la Seguridad Social”. Cuando nos referimos a la Hacienda Pública, lo hacemos tanto a la Estatal, la autonómica, foral o local. Las formas de cometer este tipo de delito son las de eludir pago de tributos, o retener cantidades obteniendo de forma indebida beneficios fiscales a los que no se hubiese tenido derecho, pero la cantidad de lo burlado al control de la Hacienda Pública debe de exceder de 120.000 euros. El castigo para este tipo de delitos se castiga con pena de cárcel de uno a cinco años, y con multa de hasta seis veces la cantidad defraudada. Que se presenten declaraciones o autoliquidaciones, no evita la persecución del delito fiscal, si éste puede acreditarse de alguna forma. Al responsable del delito fiscal aparte del castigo del que hemos hablado, se le impone no tener posibilidad de obtener subvenciones u otro tipo de ayudas públicas, incentivos de la seguridad social, etc por un periodo de tres a seis años.

Si el delito fiscal, se refiere a tributos, ingresos a cuenta o devoluciones etc, la cuota defraudada se entenderá la del período impositivo o si es menos de doce meses, el año natural. Si el fraude es realizado por una organización o grupo criminal, o entidades y/o personas que bajo la falsa apariencia de una actividad económica, el delito será perseguido desde el momento en que lo defraudado alcance los 120.000 euros. También puede darse el caso de que el delito sea contra la Hacienda de la Unión Europea, en tal caso la cuantía que constituye delito es la de 50.000 euros en un año natural. Del mismo modo si el delito es cometido por alguno de los grupos enumerados anteriormente el delito se persigue en cuanto se llega al tope de los 50.000 euros. En el caso de la Unión Europea, si la cantidad defraudada no llega a los 50.000 euros pero sobrepasa los 4.000, la pena que se podrá imponer es la de prisión de tres meses a un año, y la multa de hasta el triple de la cantidad defraudada, del mismo modo el responsable del delito perderá la posibilidad de disfrutar de beneficios fiscales, ayudas, subvenciones o incentivos a la seguridad social durante un plazo de seis meses a dos años.

En próximas entradas seguiremos adentrándonos en algunos de los delitos económicos que hemos citado en esta entrada.

Un saludo.

Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (6 votes, average: 4,83 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR