• _2015-02-02

De la promesa del matrimonio y sus requisitos


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (6 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Hoy empezamos una serie de artículos en los que desgranaremos el Código Civil, y empezamos con lo que habla del matrimonio, en concreto de los capítulos cuya temática versa de la promesa del matrimonio y sus requisitos. Obviamente elegir estos capítulos del Código Civil no ha sido algo casual, hemos decidido empezar por algo en lo que la experiencia del bufete nos coloca como verdaderos expertos, nuestra faceta como abogados matrimonialistas. Vamos a empezar ya sin más dilación.

De la promesa del matrimonio y sus requisitos

La regulación del matrimonio es una necesidad de la sociedad, pues es una unión con ramificaciones que desbordan la mera relación emocional y/o sexual, el matrimonio no deja de ser un contrato, y tiene como efecto una relación mercantil entre ambos cónyuges, y dota a ese contrato de unas “ventajas” respecto a los que optan por no sellar su relación sentimental con él. Para regular el cómo, y las condiciones para acceder a ese contrato en nuestro marco legislativo tenemos entre otras herramientas el Código Civil. Antes de continuar os recordamos que en el bufete somos expertos en Derecho Civil y que podéis contactar con nosotros para todo lo que necesitéis.

De la promesa del matrimonio y sus requisitos

Nuestro Código Civil recoge en su Título IV todo lo referente al matrimonio, el primer Capítulo de la Promesa del matrimonio y el segundo de los requisitos del matrimonio, ambos son en los que vamos a centrar nuestra entrada de hoy.

Capítulo Primero – De la promesa del matrimonio

Artículo 42

La promesa de matrimonio no produce obligación de contraerlo ni de cumplir lo que se hubiere estipulado para el supuesto de su no celebración. No se admitirá a trámite la demanda en que se pretenda su cumplimiento.

Este artículo está redactado por la Ley 30/1981, el fin del mismo es lógico, no se puede pretender que la simple promesa de matrimonio marque que esa unión haya de celebrarse, y por lo tanto no hay posibilidad ninguna de demandar por no cumplirla.

Artículo 43

El incumplimiento sin causa de la promesa cierta de matrimonio hecha por persona mayor de edad o por menor emancipado sólo producirá la obligación de resarcir a la otra parte de los gastos hechos y las obligaciones contraídas en consideración al matrimonio prometido. Esta acción caducará al año contado desde el día de la negativa a la celebración del matrimonio.

Este artículo viene a complementar y aclarar el anterior, si bien no es posible reclamar que alguien no haya cumplido su promesa de matrimonio, sí es posible reclamar los gastos que se puedan originar por la preparación de ese prometido matrimonio, solo se dispone de un año para interponer esa demanda.

Capítulo Segundo – De los requisitos del matrimonio

Los dos primeros artículos de este Capítulo hablan del derecho a contraer matrimonio el hombre y la mujer, esta sería la redacción original que viene acompañada por un segundo párrafo añadido por el apartado uno del artículo único de la Ley 13/2005, que indica que los requisitos y efectos del matrimonio son los mismos entre contrayentes del mismo o distinto sexo. E indican que es evidente que sin consentimiento matrimonial el matrimonio no tiene validez.

Artículo 44

El hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio conforme a las disposiciones de este Código. El matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos cuando ambos contrayentes sean del mismo o de diferente sexo.

Artículo 45

No hay matrimonio sin consentimiento matrimonial. La condición, término o modo del consentimiento se tendrá por no puesta.

Los siguientes artículos indican quienes no pueden contraer matrimonio, con requisitos como el ser mayores de edad, o no estar casado ya, las lógicas de los parentescos y una no muy conocida, los condenados por la muerte del cónyuge anterior de quien pretenden desposarse.

Artículo 46

No pueden contraer matrimonio: 

  1. Los menores de edad no emancipados.
  2. Los que estén ligados con vínculo matrimonial.

Artículo 47

Tampoco pueden contraer matrimonio entre sí: 

  1. Los parientes en línea recta por consanguinidad o adopción.
  2. Los colaterales por consanguinidad hasta el tercer grado.
  3. Los condenados como autores o cómplices de la muerte dolosa del cónyuge de cualquiera de ellos.

El último artículo del segundo capítulo recoge las posibles dispensas a las causas que impiden el matrimonio, así cómo quienes son los distintos autores que pueden otorgar estas dispensas.

Artículo 48

El Ministro de Justicia puede dispensar, a instancia de parte, el impedimento de muerte dolosa del cónyuge anterior. El Juez de Primera Instancia podrá dispensar, con justa causa y a instancia de parte, los impedimentos del grado tercero entre colaterales y de edad a partir de los catorce años. En los expedientes de dispensa de edad deberán ser oídos el menor y sus padres o guardadores. La dispensa ulterior convalida, desde su celebración, el matrimonio cuya nulidad no haya sido instada judicialmente por alguna de las partes.

En próximas entradas desgranaremos nuevos títulos del Código Civil, y continuaremos por supuesto con este Título IV del matrimonio.

Un saludo.

Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (6 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Related Post

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR