• _2015-10-01

Concurso de acreedores


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (6 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Se conoce como Concurso de Acreedores aquel instrumento jurídico destinado a paliar los problemas de liquidez del Empresario que no puede atender el pago de las obligaciones adquiridas, en resumidas cuentas que no es capaz de afrontar las deudas contraídas a su vencimiento. Es el procedimiento legal originado a partir de que a una persona física o jurídica le sobreviene una situación de insolvencia, este procedimiento abarca tanto la situación de quiebra como la de suspensión de pagos.

Es la solvencia la que determina si se está en situación concursal, si el empresario es incapaz de afrontar esas deudas de forma generalizada, se encuentra en dicha situación. El Concurso de Acreedores tiene como finalidad el pago a los acreedores, mediante la negociación y presentación de un convenio, que a la vez garantice la viabilidad de la empresa. La propuesta de pago a acreedores recogida en ese convenio puede incluir quitas de hasta un 50% de los créditos ordinarios, y un calendario de pago de la deuda de hasta cinco años, el objetivo es claro conseguir que los ingresos de la empresa en ese tiempo no se use para el pago de la deuda, sino para la continuidad de la actividad empresarial, pero no siempre el concurso de acreedores finaliza con la aprobación y posterior puesta en marcha del Convenio.

Concurso de acreedores - abogados Madrid

Empresas en concurso de acreedores

No existen datos oficiales de la resolución de la situación de empresas en concurso de acreedores, pero una gran mayoría de los casos suele acabar en la liquidación de las empresas, haciendo del loable intento del legislador, solo eso, un vano intento. Es muy complicado que las empresas en esta situación puedan acceder a nuevos créditos, y la mayoría de estas empresas en concurso de acreedores precisan de financiación extra al margen de los recursos propios. Esta circunstancia de falta de línea de crédito y por ende de nuevo falta de solvencia, provoca el incumplimiento del Convenio y se pasa a la denominada fase de liquidación. En otras ocasiones se pasa directamente a esta fase pues la empresa no presenta ninguna posibilidad de continuar con su actividad.

Fases de un concurso de acreedores

Vamos a resumir las fases de un concurso de acreedores, se divide en dos primeras fases, la común y la propuesta de convenio. Y se puede finalizar el concurso de acreedores o bien con la fase de liquidación o con la fase final del proceso.

Primera Fase: la fase común del concurso de acreedores

Esta primera fase se inicia con el auto de declaración de concurso de acreedores, en este punto se paran las ejecuciones que estuviesen en proceso, se impide que nadie presente demandas adicionales, al tiempo que se suspende el devengo de intereses de las deudas, y se evita la desaparición de patrimonio, ya sea por ventas onerosas a petición de algún acreedor o en un intento de escamotear el patrimonio antes de la presentación de un convenio. La declaración de concurso de acreedores implica su publicación en los distintos boletines oficiales, y su consignación en el Registro Mercantil, de la Propiedad y de Resoluciones Concursales. Los acreedores tienen la obligación de someterse al devenir del concurso, las representación de la sociedad en este punto no estará ya en manos del o los administradores de la misma, será realizada por abogados concursalistas. De todos modos es obligación del o los administradores colaborar de buena fe en todo el proceso.

Se procede al nombramiento del Administrador Concursal, éste debe intervenir en los actos propios del administrador de la sociedad, tendrá la obligación de redactar un informe que debe incluir el estado de la contabilidad de la sociedad, el inventario de la misma y el listado de los distintos acreedores. En principio para la presentación de este informe tiene un plazo de dos meses, ampliable excepcionalmente si así lo requiere la situación y previa petición por su parte en otros dos meses más. El informe se comunica al Juez y al tiempo se publica en los boletines oficiales, hay un plazo de diez días para la impugnación del mismo. Con el informe del Administrador Concursal ya presentado, se puede pedir razonadamente la extinción de los contratos de trabajo del personal de la sociedad.

Para llegar a este punto del concurso de acreedores, habrán pasado ya de tres a cuatro meses, siempre y cuando no haya habido ningún tipo de impugnación del proceso. Al tiempo si confluye la petición de extinción de los contratos de trabajo, esos plazos pueden verse alargados.

Segunda Fase: propuesta de convenio del concurso de acreedores

Una vez acabada la fase anterior y dentro de los quince días consiguientes, el Juez debe dictar una auto en el que se pone fin a la denominada Fase Común y se abre la fase de Convenio, para ello a de convocar formalmente a la Junta de Acreedores, con el fin de presentar y aprobar un Convenio en un tiempo máximo de tres meses. Para ello la presentación del mismo se hará como máximo a los quince días de la convocatoria, el convenio debe recoger la proposición del pago a los acreedores, del 50% de lo adeudado en el plazo de cinco años desde su aprobación, para ello se debe presentar el plan de pagos y al tiempo un plan de viabilidad de la actividad empresarial, que clarifique cómo se pretende satisfacer las deudas. Este Convenio puede ser aprobado con la mitad del pasivo ordinario a favor del mismo. Llegado el caso de la aprobación del Convenio por los acreedores, éste se ha de presentar al Juez, que en principio debe aprobarlo si no existiesen acreedores que se opongan y así lo manifiesten razonadamente ante el Juez. Una vez que se tenga ya sentencia firme, cesarán los efectos del Concurso de Acreedores, así como la figura del Administrador Concursal.

Liquidación o finalización del proceso

Si la solución del convenio no es viable, se entra en la fase de liquidación, para ello se realiza un Plan de Liquidación, se presenta al Juez y a los acreedores, que deben manifestar si están o no de acuerdo con el mismo, el Juez lo aprobará, siempre siguiendo el criterio de que la venta o liquidación de los activos de la sociedad deben servir para satisfacer las deudas del concurso de acreedores y proteger que esta liquidación cumpla con los requisitos formulados en el Plan de Liquidación. Puede darse el caso de existir alguna propuesta de terceros que pueda garantizar la continuidad de la actividad empresarial y al tiempo la de los puestos de trabajos a ella ligados, en ese caso será preferible a otras opciones.

Si se ha llegado a cumplir el Convenio acordado en el Concurso de Acreedores, se deberá presentar ante el Juzgado, un informe detallado en el que se justifique el cumplimiento del mismo, si el Juez lo estima oportuno debe dictar un auto de finalización del Convenio, se publicará esta resolución en los boletines oficiales, así como en prensa escrita. Después de esto el Juez vuelve a dictar auto de conclusión del concurso de acreedores, finalizando así todo el proceso.

Cómo saber si una empresa está en concurso de acreedores

Una de las preocupaciones lógicas de terceros, es saber si las empresas están o no inmersas en concurso de acreedores, para ello se creo un registro de empresas en concurso de acreedores, desde el cual se puede consultar qué empresas se hayan inmersas en este procedimiento. Este registro tiene una web desde la que se puede consultar, desde este enlace.

Blog Attachment
  • concurso-de-acreedores-abogados-madrid
Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (6 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

2 Comments

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR