• _2018-08-10

Aceptar o no aceptar la herencia


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

En nuestro Blog ya hemos hablado en alguna ocasión de aceptar la herencia a beneficio de inventario. La aceptación de herencias puede parecer en principio algo banal o sencillo. Lo cierto es que aceptar una herencia puede tener consecuencias que no alcanzamos a atisbar. Por ejemplo uno de los riesgos latentes al aceptar una herencia es que el causante sea avalista en uno o más créditos hipotecarios. O en otros tipos de prestamos en definitiva que sea avalista de algún tercero. Es importante entender que aceptar esos bienes con los que avaló en su día, es aceptar la misma condición de avalista del causante.

Aceptar o no aceptar la herencia

Seguro que todos hemos escuchado por activa o por pasiva que las herencias rechazadas se han incrementado en los últimos años. Como cada uno intenta arrimar el ascua a su sardina oímos que es por culpa de los impuestos, pero no siempre es así. De hecho en muchas ocasiones es la situación financiera del causante a su muerte la que obliga a esas renuncias. Y lo cierto es que en ocasiones es muy complicado saber el alcance de la situación financiera del testador. Recordemos que se hereda todo, los derechos y las obligaciones existentes del testador. Así las cosas la figura de la aceptación a beneficio de inventario es una herramienta que nos puede cubrir las espaldas.

Esa forma de aceptar la herencia nos acotará los riesgo que el causante tuviera en sus propiedades. Nuestro consejo cuando la situación financiera ofrece dudas es este tipo de aceptación. La renuncia a una herencia debería quedar para casos muy claros. Aquellos en los que las deudas, y otras obligaciones, superan claramente al caudal hereditario. Cuando aceptamos la herencia a beneficio de inventario y existen acreedores, se vendería todo el patrimonio. Se pagarían las deudas, y si quedase algún acreedor sin llegar a cobrar así serían las cosas. El o los herederos no exponen su patrimonio. Si sobra dinero después del pago a los acreedores se recibiría. Esta es la formula que por defecto se usa en Cataluña.

El causante era avalista

Quizás conocer que el causante tenía deudas es relativamente más sencillo que saber si era avalista. Sobre todo si los herederos son hijos, es bastante normal que ellos estén al tanto de esas contingencias por parte de sus padres. Pero en ocasiones, sobre todo en familias muy numerosas, no todos los hijos conocen el aval de los padres a algún hijo. El hermano que es menos afortunado puede haber sido ayudado por los padres en forma de avala para la compra de su vivienda. En otras ocasiones el hijo emprendedor ha precisado del aval de los padres para su negocio. Estas ocasiones en las que los padres avalan a algún hijo no suelen ser comentadas al resto de la familia. Craso error, estas cuestiones, aún cuando la decisión está tomada, deberían ser puestas en conocimiento del resto de la familia.

Así las cosas aceptar la herencia nos obliga a aceptar o asumir las responsabilidades tomadas por nuestros padres. En ese momento ponemos en jugo no ya el patrimonio heredado, sino el propio ante la posibilidad de impago del avalado. Si por contra renunciamos a la herencia estaremos eximidos de esas responsabilidades. Pero tomar esta decisión sin tener toda la información es un grave error. Por ejemplo en el caso de avales deberíamos conocer la solvencia del avalado. Así como el importe pendiente de cancelar. Con esos datos podremos valorar realmente la existencia y alcance del riesgo de aceptar la herencia. Aceptando la herencia a beneficio de inventario estaríamos acotando esas responsabilidades a los bienes adquiridos en la herencia. Nuestro patrimonio quedaría al margen de ese aval. Si llegado el caso el avalado no hiciese frente a sus obligaciones de pago, el Banco podría ejecutar el aval. Pero solo contra los bienes heredados.

Consultando si el causante tiene avales

Aunque cada vez es más que evidente que la mejor formula para aceptar herencias es la del beneficio de inventario, no está de más saber cómo recabar información sobre el causante. Esa información que nos dejará claro sobre oscuro la realidad de su situación financiera. Para saber si el causante es avalista se puede consultar en la Central de Información de Riesgos del Banco de España. Una amplia base de datos de prestamos bancarios y los avalistas existentes en los mismos. Este servicio permite que cualquiera de nosotros consulte sus datos declarados ante esta central. Para aquellos que quieran conocer los datos de un fallecido, y tengan derecho a conocer esos datos también existe un procedimiento específico.

Otro lugar de consulta sería el Índice Único del Consejo General del Notariado. Otra base de datos en este caso de las escrituras públicas otorgadas ante notario. Recordemos que las obligaciones de los avalistas o de sus herederos se extinguen al mismo tiempo que las del avalado. Al mismo tiempo y por las mismas causas. El pago de la deuda o el cumplimiento de la misma, la pérdida de la cosa debida o la condonación de la deuda. También por compensación o por novación.

Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR