• _2014-03-31

Colegio de Abogados de Madrid


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...

Para ejercer la profesión de la abogacía es un requisito indispensable estar colegiado, hoy os vamos a hablar del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, pero antes vamos a ver qué es eso de los colegios profesionales, su razón de ser y alguna peculiaridad más…

abogado madrid

Manuel Hernández Socio Director de nuestro Bufete

¿Qué es un colegio profesional?

Los colegios oficiales o colegios profesionales son a modo de asociaciones donde se agrupan los que ejercen aquello que llamamos “profesiones liberales”, legalmente son corporaciones de derecho público con un carácter gremial en las que se integran aquellos que ejercen una misma profesión. Al llamarse “colegios” los miembros de los mismos se conocen como “colegiados”, tienen mucho que ver en sus principios con los denominados gremios que aúnan a los profesionales de un sector. Es obvio que para pertenecer al colegio profesional de turno se ha de tener la titulación que permite ejercer la profesión y que da derecho a colegiarse.

Podríamos decir sin miedo a equivocarnos que la finalidad última de los Colegios Profesionales es la ordenación del ejercicio de la profesión, velando por la buena praxis profesional de sus colegiados, representando como una sola voz los intereses de sus colegiados y defendiéndolos en todos los lugares en que sea preciso. En los países Mediterráneos es donde tienen una mayor implantación dentro de Europa, en países del Norte hay otras fórmulas para la representación y defensa de los intereses de los profesionales liberales.

Ilustre Colegio de Abogados de Madrid

La fundación del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid coincide en el tiempo con la elección de Madrid como Capital y Corte del Imperio de los Austrias por el Rey Felipe II, en el año 1596. La forma para llevarlo a cabo fue una Real Cédula en la que se aprobaban las Ordenanzas para los abogados de la Corte. Las primeras referencias de la abogacía en Madrid datan no obstante de los tiempos de los Reyes Católicos, en los que tenemos noticias de los Abogados del Concejo de la Villa. Con los Austrias y de mano del portugués Ascensio López se establece nuestro Colegio, se aprueban estatutos y se regulan los exámenes y juramento de los abogados.

El Ilustre Colegio de Abogados de Madrid está marcado, como todas las instituciones y organismos, por los vaivenes históricos, el cambio de la dinastía reinante a los Borbones trae nuevos estatutos allá por 1732, teniendo un hito muy importante como fue la creación de un Montepío con Carlos III en el trono, éste doto de prestaciones nunca antes tenidas a los colegiados de la época, pensiones de viudedad, atención sanitaria, a la defunción… Los tiempos cambian y la “modernización” avanza, los Colegios deben irse adaptando a las nuevas realidades, en el año 1838 con el decano Manuel Cortina y Arenzana empieza uno de los procesos de modernización del mismo más importantes. La Guerra Civil deja en suspenso las actividades del Colegio, y el resultado de la contienda detiene temporalmente los cambios hacia la modernidad, hasta el año 1952 que de la mano de Manuel Escobedo Duato se vuelve a activar la normalidad institucional. A partir de 1972 comienza el tránsito de toda la sociedad española en pos de un nuevo marco democrático, el ICAM no se queda atrás y empieza ese viaje ilusionante de la mano de Antonio Pedrol Rius.

Nombres más que notables han estado relacionados al ICAM, Pedro Rodríguez de Campomanes ministro de Hacienda en el reinado de Carlos III, Antonio Maura y Montaner que llegó a ser en cinco ocasiones presidente del Gobierno Español, José Canalejas Méndez que ocupó distintos ministerios en la época de la regencia de María Cristina de Habsburgo-Lorena y en el reinado de Alfonso XIII, Juan de la Cierva y Peñafiel que fue también ministro con Alfonso XIII, y Melquíades Álvarez González-Posada fundador del Partido Reformista en el que militó lo más granado de los intelectuales de la época Benito Pérez Galdós, Manuel Azaña o José Ortega y Gasset. Estos son algunos de los nombres ilustres hay más, pero sería muy largo nombrar a todos.

Hoy en día en el Colegio ocupa el Decanato Sonia Gumpert Melgosa, la primera abogada en la historia del Colegio de Abogados de Madrid, una prueba más de que el mismo va acorde al cambio de los tiempos, el número de colegiados rondará fácilmente los setenta mil. Los retos que se afrontan ahora son muchos y la mayoría tienen que ver con la evolución social y tecnológica, con la realidad que nos ha dejado la crisis económica y el escenario de una justicia con tasas, mucho trabajo tiene por delante el ICAM.

Bueno queríamos contaros un poco lo qué es nuestro Colegio, para qué sepáis que cuando buscáis en Internet “Abogado Madrid” o abogados en Madrid detrás de los nombres que encontráis, existe la figura del ICAM que vela tanto por nosotros sus colegiados, como por que el servicio que os demos a vosotros como clientes sea el correcto y adecuado a nuestros estatutos. De nuevo nos ponemos a vuestra disposición para todo lo que necesitéis.

Un saludo.

Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...

Artículos Relacionados

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR