• _2014-01-09

Abogados de película (II)


1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (No Ratings Yet)
Loading...

Hoy nos hemos vuelto a levantar cinéfilos perdidos, así que vamos a proseguir con nuestra selección de abogados de película, vamos a hablar de otros cinco que en cierto modo “complementan” a los anteriores ya citados y es que en el fondo a pesar de que existen multitud de temas sobre los que hablar, el mundo del cine se repite, se repite, se repite… En cierto modo como la vida misma, al final todos tenemos y cada vez más, esa sensación de “esto ya lo he vivido yo…”

abogados de película

 

Las dos caras de la verdad

En esta película de 1996, el abogado Martin Vail de Chicago, llevado por su desmedida ambición se pone a defender a un joven acusado del asesinato de un arzobispo. La verdad que desde el principio todo apunta a que el acusado tiene todas las de perder, pero a Martin lo que le gusta es salir ante las cámaras “un abogado estrella”. Un papel que le viene perfecto a Richard Gere, pero que en la película es literalmente comido por el acusado Aaron interpretado por Edward Norton que demuestra que siempre existen dos caras de la verdad al menos…

Si en nuestra primera entrega “envidiábamos” a Kevin Lomax por tener un cliente que le deparara tanto trabajo, en esta ocasión no nos ocurre lo mismo con el cliente de Martin, no nos gustaría que nadie nos manipulara de tal manera…

Tiempo de matar

El año 1996 fue prolijo en películas de abogados, la segunda que os traemos hoy es la historia de una violación de una menor en un tranquilo pueblo de Mississippi. La cosa se complica y mucho porque la victima es una niña negra de diez años, en un Estado conocido por los latentes prejuicios raciales, y para colmo el padre de la niña decide tomarse la justicia por su mano. Jake Brigance un joven abogado blanco, interpretado por Matthew McConaughey  intentará salvar la vida de su cliente Carl Lee, interpretado por Samuel L. Jackson, la suya propia y la de todos los que le rodean.

Primero de todo dejar claro que no hemos elegido a Mattew McConaughey por su afición a disputar triatlones, afición que comparte también nuestro Socio Director Manuel Hernández, nada más lejos de la realidad, le hemos elegido por que hace un papel digno de recordar. Y porque esta película en cierto modo tiene un paralelismo con la de Philadelphia de la que hablamos en la primera entrega, vencer a los prejuicios propios y ajenos, seguirá siendo una de las labores más arduas de un abogado.

El cliente

Un par de años antes que las anteriores nos encontramos esta película. Unos niños que juegan en un bosque son testigos del suicidio de un miembro de la mafia de Nueva Orleans, el pequeño sufre un trastorno por estrés postraumático y es llevado a un hospital. El mayor de once años Marc guarda un secreto que el mafioso le confío antes de morir. Un fiscal de distrito Roy Reverendo Foltrigg,  dispuesto a sonsacar todo lo que sabe el pequeño, interpretado por Tommy Lee Jones, y una abogada Regina Reggie Love interpretada por Susan Sarandon que terminará representando al menor son los mimbres de esta historia, en la que por supuesto no faltan matones a sueldo para “callar al niño” y el mítico programa de protección de testigos de EEUU.

Es fácil saber porque traemos en esta segunda entrega a Regina Reggie Love, sin duda es la complementaria de Garet Peirce, es difícil encontrar papeles de abogados femeninos y Susan está a la altura de Emma sin ningún género de dudas, ¿no os parece?

Testigo de cargo

La anterior entrega finalizábamos con una película en blanco y negro del año 1962 y os decíamos haberla dejado para el final aún a sabiendas de que quizás era la mejor de todas, hoy nos despedimos con otra de 1957 y nos pasa lo mismo, seguramente sepamos que es la mejor del quinteto de hoy. El abogado Sir Wilfrid Robarts, interpretado por Charles Laughton es un ejemplo de pasión por la profesión, quizás llegando al extremo de anteponerla a su propia salud. La película está basada en una obra teatral de Agatha Christie y dirigida por Billy Wilder. En el papel de acusado Tyron Power como Leonard Vole y Marlene Dietrich como Christine. Si a eso le añadimos que la estética del tribunal es completamente distinta a las anteriores, el blanco y negro, la trama que va y viene y el desenlace final, hacen de esta película una de las mejores de abogados que se pueden ver, por eso no os contamos más de ella, simplemente os la recomendamos ver.

El cine es maravilloso, pero nosotros vivimos en el mundo real, así que seguimos ofreciéndoos nuestros servicios como abogados, quizás no seamos muy de “película”, pero quién necesita “abogados peliculeros” teniendo “abogados profesionales”.

Un saludo.

Recuerda... Valoranos por favor y comparte si te ha gustado...
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (No Ratings Yet)
Loading...

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR